Septiembre 24, 2020

¿Es correcto usar los denominativos “izquierda” y “derecha” para describir una corriente ideológica?

Los calificativos izquierda y derecha nacieron en en el siglo XVII en Francia, por un sentido de ubicuidad.


Martes 15 de Septiembre de 2020, 5:30pm






15 de septiembre (Urgente.bo Revista Oxígeno)- El calificar de izquierdista y derecha a determinados partidos políticos en Bolivia inició a partir de la década de 1930. En 1937 se fundó la Falange Socialistas Boliviana (FSB); en 1935 el Partido Obrero Revolucionario (POR); en 1940, el Partido de Izquierda Revolucionario (PIR); en 1971 el Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR); en 1942, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y la Acción Democrática Nacionalista (ADN).

A partir de la conformación de estas siglas los calificativos izquierdista y derechista se impusieron como de calificar o descalificar al contrario o describir una determinada doctrina política. No obstante estos fue mayormente utilizado desde 2005, cuando el Movimiento al Socialismo (MAS) comenzó a gobernar el país. 

El MAS usó muy bien este encasillamiento para polarizar a la población y ganar mayor apoyo. Esto llegó a tal punto que lograron, a partir del 2009, tener una hegemonía casi absoluta en la administración de los poderes del Estado; algo inédito en la historia democrática del país.

Tras casi 14 años de gobierno, un partido que orgullosamente aún se dice un proyecto de izquierda, culminó su ciclo de manera crítica. La administración masista estuvo caracterizada por hechos de irregulares y “la gota que rebasó el vaso” fue el desconocimiento a la voluntad popular y el fraude electoral que cometieron en las elecciones anuladas del 20 de octubre de la gestión pasada.

Esto conllevó a que una parte mayoritaria de la población que simpatizaba con proyectos de izquierda, de pronto se movilizó para exigir la renuncia del expresidente Evo Morales. Las manifestaciones de los 21 días y las jornadas conflictivas tras la renuncia del exmandatario marcaron un antes y un después entre las afinidades de los electores.

No obstante entre ambos extremos existen propuesta y proyecto políticos se autodenominan de centroizquierda y centroderecha. Ello con la finalidad de no identificarse con los “extremos” y para mostrarse más moderados en sus posturas.

Así nace la izquierda y derecha

El encuadrar a los políticos de izquierda y de derecha tiene un sentido netamente de ubicuidad y nace en el marco de la “Revolución Francesa» (1789). Sin embargo, la fecha exacta de cuándo se empieza a usar este denominativo no se conoce con exactitud.

Cabe resaltar, también, que el filósofo liberal John Stuart Mill calificó a esa revuelta como “cuyas piras fueron la obra de de una minoría usurpadora, y que en todo caso no tuvieron nada que ver la acción permanente de las instituciones populares, sino que se debieron en especial a una explosión repentina y convulsiva contra el despotismo monárquico y aristocrático”.

En la Asamblea Nacional los jacobinos, quienes eran los que planteaban un Estado centralizado, gobernado por el pueblo (entiéndase este termino para ellos, al sector con el que coincidían y los respaldaba) y se oponían a la monarquía, eran los que se sentaban a la izquierda. Entre tanto, los girondinos postulaban una revolución moderada (no radical como sus contrarios), limitar el poder del rey y darle más fuerza al Congreso (que tenía que estar integrado por la clase alta), se sentaban a la derecha.

Los jacobinos una vez que se hicieron de la Asamblea Nacional, mostraron su lado más extremista al ordenar la ejecución de todo aquel que estaba en contra de su forma de gobierno autocrático, a esta época se la va a denominar el “régimen del terror” (1793 - 1794). Maximilien Robespierre, uno de sus líderes y presidente de la entonces Convencional Nacional, manifestó la siguiente consiga, la cual se aplicó, para administrar el Estado: “gobernar al pueblo con la razón y a los enemigos del pueblo con el terror”. 

Debido al proceso histórico en el que se da la “Revolución Francesa” y las ideas planteadas por los jacobinos y girondinos, es muy difícil compararlos con las ideologías políticas y las formas de gobierno que plantean los partidos en la actualidad, por lo cual resulta complejo comparar o equiparar al socialismo, al liberalismo, al conservadurismo, facismo, al conservadurismo, nacionalismo, la social democracia... con la izquierda y la derecha francesa del siglo XVIII.

Izquierdas y derechas en Bolivia

Con el fin de la segunda guerra mundial, en 1945, se marca el nacimiento de un nuevo mundo en términos políticos. Pero ya en en la década de 1930 en la mayoría de los países del mundo empiezan a aparecer los ismos (terminó que se emplea para denominar corrientes filosóficas, artísticas o literaria, los cuales son movimiento que se caracterizan por condición de experimentar o innovar). 

Bolivia no va a ser la excepción, por lo que van a haber representantes y partidarios del comunismo, socialismo, el facismo, troskismo, nacional socialismo, indigenismo. Sin embargo en el país se va dar una mezcla entre estas diferentes corrientes y van a formar otras cosas muy diferentes de la cual sale su naturaleza.

“Va a haber una especie de anarquía en las corrientes ideológicas en el país, la cuales van a buscar su camino e identidad. Ahí nace el PIR, aparece el partido troskista, el partido comunista. También existen los liberales, los conservadores y varios tipos de mezclas de asociaciones”, dijo el historiador Robert Brockmann.

Asimismo explicó que toda esta confusión de mezclas de ideologías va encontrar un orden y una simplificación a partir de la victoria de los aliados de Estados Unidos que van a proponer el capitalismo y la democracia liberal. Y por el otro lado estarán los comunistas estalinistas que van a proponer la economía centralizada y democracia popular. 

Quienes se adscriban a la primera corrientes se lo va a llamar de derecha y a los que apoyen la segunda, de izquierda. Además, en el país se va a dar la corriente denominada el socialismo militar, que es un programa elaborado por Bautista Saavedra y los que aplicaran estos son: los expedientes David Toro, Germán Busch y Gualberto Villaroel.

“Cuando se habla de un socialismo militar, uno piensa en un socialismo de tipo marxista,  aunque estos tres gobernantes tuvieron programas sociales y de inclusión, fueron extremadamente antimarxistas. Persiguieron a los comunistas. Es un socialismo no marxistas y en el caso específico de Villarroel es un facismo, y el facismo es una forma de socialismo”, detalló el experto.

Acotó que debido a las características del país, es muy difícil que exista un gobierno que base su programa en una determinada corriente ideológico. Por lo cual es muy difícil aplicar una política de libre mercado basados en el liberalismo puro o un paternalismo de Estado como plantea el marxismo. 

Izquierdas cogobernaron y gobernaron por 40 años

El politólogo y docente universitario Carlos Cordero manifestó que la denominada izquierda ha cogobernado y gobernado en el país, por los últimos 40 años. Esto se debe porque los políticos de esta corriente fueron muy hábiles para manejar su discurso y hacer ver a los de la derecha como los malos. 

“La izquierda ha gobernado durante la UDP, después han gobernado solos con el MIR, el MIR se fractura y sale el MBL (Movimiento Bolivia Libre), y este cogobierna con el MNR de Gonzalo Sánchez de Lozada. Después el MBL se convierte en Movimiento Sin Miedo (MSM), luego el MSM cogobierna con el MAS. Pierden su personeria y el MSM se convierte en Sol.Bo”, puntualizó.

El analista enfatizó que los proyectos de izquierda siempre han gozado de buena prensa y sus representantes tuvieron mucha destreza para “mostrar la leyenda buena”. Al mismo tiempo pudieron lograr insertar en el imaginario de la población de que los políticos de “derecha son los malos de la historia”.

Izquierdas y derechas, un simplismo

El termino de derecha e izquierda para describir o nombrar a un partido o una determinada ideología política, es un simplismo usado tanto por la prensa como por la sociedad. Ello debido a que en la actualidad ningún partido político y forma de gobierno aplican a cabalidad lo que postulaban los jacobinos o los girondinos.

A esto se suma que la forma el gobierno de la izquierda y derecha del siglo XVIII, en Francia, no se compara con los actuales sistemas de administración gubernamental; lo cuales en muchos casos son pragmáticos y aplican diferentes medidas y no de manara pura lo que plantean las diferentes corrientes ideológicas y filosóficas.

La nota fue escrita por Juan Pérez Munguía y publicada en la revista impresa Oxígeno