Octubre 27, 2020

Britney Spears tiene la capacidad de una persona en coma, según su abogado


Martes 13 de Octubre de 2020, 10:30pm






13 de octubre (ABC).- A finales del pasado mes de julio, el movimiento Liberemos a Britney (Free Britney en inglés) se convirtió en un fenómeno online decidido a salvar a Britney Spears de la Autoridad Parental que el juez otorgó a Jamie Spears sobre su hija en el 2008.

Y es que durante los últimos 12 años, la cantante se ha visto obligada a obedecer las reglas de esta tutela judicial que impone decisiones sobre sus finanzas, su vida personal e, incluso, lo que puede publicar en sus perfiles de redes sociales.

Hace poco más de un mes, la cantante realizó una petición a la Corte Superior de Los Ángeles (EE.UU.) para que los detalles y procedimientos de la tutela legal controlada por su padre salgan a la luz. Su abogado Samuel D. Ingham III hizo referencia al apoyo público de los seguidores de la artista para demandar que no se gestione bajo secreto el caso, tal y como demanda su padre. «La tutela de Britney ha atraído a los principales medios de comunicación y las redes sociales», dice el documento entregado en los juzgados. «Lejos de ser una teoría de la conspiración o una 'broma' como James dijo a los medios, en gran parte este escrutinio es un resultado razonable e incluso predecible del uso agresivo de procedimientos de 'sellado' por parte de James para minimizar la cantidad de información significativa puesta a disposición del público», añadió.

Esta semana, el abogado de la cantante ha sorprendido a todos al comparar la incapacidad de Britney para acudir ante el tribunal o firmar un documento que exprese sus deseos sobre su custodia con la de un paciente en coma, tal y como ha revelado la web «TMZ». «Soy la fuente exclusiva de información en los alegatos públicos sobre lo que quiere mi cliente», dijo. Por su parte Lauriann Wright, abogada de su padre, pidió que « la Sra. Spears sea quien aparezca en la sala para que todos sepamos lo que está pensando»

El movimiento Liberemos a Britney (Free Britney en inglés) se ha convertido en un fenómeno online decidido a salvar a la cantante de la Autoridad Parental que el juez otorgó a Jamie Spears sobre su hija en el 2008.

Durante los últimos 12 años, Britney Spears se ha visto obligada a obedecer las reglas de esta tutela judicial que impone decisiones sobre sus finanzas, su vida personal e, incluso, lo que puede publicar en sus perfiles de redes sociales. Las seguidoras de Britney han incrementado su fervor especulando que la cantante, de 38 años, podría ser prisionera de su padre y necesita ser rescatada. «Britney nunca ha tenido control de su vida. No me importa si te gusta o no su música, nadie merece algo así», escribió la página dedicada a las celebridades «Diet Prada» en Instagram.

Desde su comienzo, la carrera de la estrella del pop se ha definido por sus altibajos. Esta artista infantil de Kentwood (Louisiana) apareció por primera vez en Mickey Mouse Club de Disney cuando tenía 11 años. Spears irrumpió en la conciencia colectiva con su sencillo «Baby One More Time» y, desde ese momento, cautivando con su melosa voz y su abdomen expuesto, su falda de colegiala y dos trenzas con lazos; era la Lolita del milenio.

//