Abril 19, 2021

Historias: Padres alteños mantienen a su familia desde la informalidad

Apaza tiene dos hijo, uno de 12 y el otro 7 años. Conto tiene una buena relación con ellos y antes de salir de casa para trabajar, sus hijos le dieron un abrazo y le dijeron “¡Feliz día papá”.


Viernes 19 de Marzo de 2021, 3:45pm






19 de marzo (Urgente.bo).- La ciudad de El Alto tiene como característica el trabajo informal, su gente sustenta a su familia mediante ese medio. En este Día del Padre, Urgente.bo realizó un recorrido por las calles alteñas y conoció historias de algunos papás y mamás que cumplen doble rol en el hogar.

Don Víctor Apaza confecciona carteras en miniatura, estilo billetera, y unos gorros especiales para la temporada de frío. Los vende en diferentes ferias de la urbe alteña.

“Es un día normal para mí, lo que tengo que hacer es trabajar día a día para mantener a mi familia, es por eso que hago siempre estos pequeños negocios en todas las ferias, también voy a otros departamentos”, comentó en alusión al 19 de marzo, Día del Padre.

Apaza tiene dos hijos, uno de 12 y el otro 7 años. Contó tiene una buena relación con ellos y antes de salir de casa para trabajar, sus hijos le dieron un abrazo y le dijeron “¡Feliz día papá!".

“Mis hijos son muy cariñosos, yo juego con mis hijos, hacemos bromas, chistes, entonces, mis hijos de la misma manera también me responden, nos llevamos bien, me abrazan. Esta mañana me han abrazado, feliz día papá me dicen”, comentó a Urgente.bo

Don Víctor irá, en horas de la tarde, a visitar a su padre. Recomendó a la población felicitar a los papás no solamente en fechas especiales como hoy, sino todos los días.

“Es un día especial el Día del Padre, pero no siempre hay que acordarse del papá, sino que es todos los días. Yo tengo que agradecerle a mi papá que me cuidó, me ha hecho estudiar, todas las cosas que hizo en mi niñez, entonces hoy por hoy me toca también cuidarlos, mantenerlos”, expresó.

Don Jesús venció al Covid -19 tres veces.

Otra de las historias es de Jesús Mamani tiene 76 años, también se dedica al comercio. No los encontramos en la feria de la zona de Extranca de Río Seco, de la ciudad de El Alto.

Comentó que tiene 76 años y es padre de cuatro hijos, tres varones y una mujer. Uno de ellos vive en Oruro, el otro en Potosí y los dos restantes aún viven con él.

“Yo creo por la tarde será (un agasajo) esta mañana temprano salí, yo doy gracias porque aún tengo vida”, manifestó en alusión a la fecha.

Recordó que en tres oportunidades contrajo el coronavirus y afortunadamente logró superarlo. Hoy valora la vida y aconseja a la población cuidarse.

“Yo quisiera que los padres cuiden a sus hijos. Hay muchos hijos también que no piensan agradecer al padre, porque él es que sabe cómo mantener a los hijos a la familia, pelea, lucha para poder llevar un pan de cada día, los hijos deben ser obediente a sus padres. También los padres no deben provocar la ira de los hijos, en esta nueva generación es muy distinto la vida, ya no es como antes, había respeto, honraban a sus padres y también ambos se respetaban, ahora ya no”, indicó.

"Quiero que mis hijos siempre me recuerden" 

Andrés Marqués trabaja como lustrabotas, es padre de un niño de dos años. Él expresó que cuando sus hijos crezcan, le gustaría que no lo dejen de visitar.

Padre y madre al mismo tiempo

En la actualidad, algunas mujeres cumplen el rol de papá en el hogar, lo mismo sucede con los papás, en algunos casos fungen como mamá. Es el caso de Julia, nombre ficticio, comentó que aunque tiene su esposo, ella se encarga de sus ocho hijos.

Ella vende llauchas, en El Alto. Comentó que su esposo trabaja en la ciudad de La Paz como cargador y llega a su casa cada domingo a veces con solo Bs 50. Es difícil el tema económico, relató.

Ella, con las ventas que hace, a veces solo logra reunir Bs 20, lo que apenas le alcanza para el almuerzo de sus hijos, quienes están en etapa escolar. 

En el recorrido que Urgente.bo realizó, encontró un caso que para mucho es de lamentar. Un adulto mayor abandonado pidiendo limosna. Probablemente tiene hijos, quienes por alguna circunstancia se alejaron de él.