Abril 08, 2020

Industriales paceños demandan medidas urgentes para evitar el cierre de empresas

Asimismo, el sector industrial paceño manifiesta su alarma por el hecho de que, en un contexto en el que debería primar la solidaridad y el sentido común, la realidad muestra que existen actitudes incomprensibles de parte de algunos sindicatos de trabajadores que realizan demandas  que rayan en el chantaje para desarrollar sus actividades laborales diarias.


Miércoles 25 de Marzo de 2020, 1:15pm




25 de marzo (Urgente.bo).- La Cámara Departamental de Industrias de La Paz (CADINPAZ) expresó hoy su más profunda preocupación por los severos y negativos efectos económicos, que experimenta la industria nacional y, en particular, la industria paceña, a consecuencia de la emergencia sanitaria decretada en el país a raíz del avance del Coronavirus.

La CADINPAZ manifestó que, en su momento, el sector industrial hizo público su apoyo a las medidas gubernamentales para contener la propagación del Coronavirus en Bolivia y su determinación de continuar trabajando para permitir el normal abastecimiento de productos en los mercados del país. Sin embargo, transcurridos ya varios días desde que la cuarentena total fue declarada por el gobierno central, los industriales paceños se encuentran ante una evidente falta de preparación y respuesta de parte de  las reparticiones públicas encargadas de agilizar los permisos de circulación a las empresas productivas, hecho que inviabiliza la intención de mantener normalidad en el aprovisionamiento de productos para la población.

Asimismo, el sector industrial paceño manifiesta su alarma por el hecho de que, en un contexto en el que debería primar la solidaridad y el sentido común, la realidad muestra que existen actitudes incomprensibles de parte de algunos sindicatos de trabajadores que realizan demandas  que rayan en el chantaje para desarrollar sus actividades laborales diarias.

A todo esto se suma el hecho de que las empresas deben continuar honrando sus obligaciones de carácter tributario, crediticio, salarial, de aportes a la seguridad social y pago a proveedores, entre otros. “Las industrias están ingresando en una situación de iliquidez severa que gradualmente las conducirá al cierre de actividades”, expreso el presidente de CADINPAZ, Raúl Crespo.

En este contexto que es por demás evidente,  las industrias no han recibido aún apoyo ni conocen de medidas económicas de parte del Estado que permitan vislumbrar una forma de evitar la recesión que se advierte como algo inminente. “Sólo se perciben para las empresas algunas medidas aisladas de diferimiento tributario y crediticio en la banca nacional; empero, las autoridades públicas aseguran la estabilidad laboral y el pago de salarios de los trabajadores. Nos están conduciendo a un estado de asfixia”, puntualizó el titular industrial.

Adicionalmente, el diferimiento crediticio sólo alcanza a aquellas empresas que tengan créditos en la banca en Bolivia. Aquellas empresas que han realizado emisiones públicas o privadas de títulos valores de deuda, ya sea de forma directa o indirecta, en la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), no son alcanzados por los diferimientos crediticios y se ven en situaciones de mayor gravedad al tener que mantener sus vencimientos de corto plazo.

Los industriales paceños realizan un llamado al Gobierno Central para implementar en forma urgente medidas económicas y de estímulo fiscal tendientes a evitar la paralización del aparato productivo industrial con el consiguiente desabastecimiento de los mercados y la pérdida de empleo formal y productivo.

 

“Hoy exhortamos al Gobierno de la presidente Añez a salvar a la industria nacional de una inminente recesión y cierre de actividades”, finalizó el presidente de los industriales paceños.