Enero 18, 2020

La Torre promueve el consumo de la fruta deshidratada para conservar la buena salud

Los clientes piden y quieren probar de todo, pero es la piña, la fruta que mayor demanda tiene.  Además constantemente les sugieren otras variedades de frutas.


Lunes 13 de Enero de 2020, 5:00pm




13 de enero (Soledad Mena, Urgentebo).- La Torre es el nombre de un emprendimiento impulsado por un grupo de jóvenes que ofrecen frutas deshidratadas a la población para conservar la buena salud.


Vanessa Machaca, Miguel Apaza, Orlando Hilari, Wedi Deker, Amanda Cruz y José López decidieron apostar por la transformación de las frutas bolivianas y darle valor agregado.


La idea nació en una reunión de productores de frutas, donde comentaban sus problemas en cuanto a la excesiva producción y la falta de mercado. Este hecho fue visto como una oportunidad de negocio por los muchachos.


De esa manera el 5 de agosto del año pasado decidieron instalar su microempresa en El Alto. 


El grupo, gracias a tutoriales en internet, aprendió el procedimiento del deshidratado de las frutas. Asimismo, se orientaron sobre las máquinas que necesitarían para la transformación de los alimentos, ya que comprarlos les demandaba  un presupuesto adicional, por ello hicieron un prototipo de horno secador y una máquina deshidratadora.


Además adquirieron un molino y una empaquetadora que ayudan a tener un resultado apropiado del producto para la distribución en el mercado.

Frutas deshidratadas.jpg

Frutas dehidratadas


Variedades

La Torre tiene seis variedades de productos: banano, kiwi, manzana, mango, papaya y piña. La mitad de las frutas son nacionales y la otra mitad provienen Perú y Chile. Por ejemplo, el banano y la papaya son orgánicos y provienen de Alto Beni. La piña es del Chapare, Cochabamba. Sin embargo, la manzana es chilena, el mango peruano y el kiwi proviene de Chile y Perú.


“Lamentablemente no hay manzana nacional, fui hasta Cochabamba, no había. Buscamos en el mercado, lo único que hacemos es comprar frutas chilenas”, dijo José López.


Los clientes piden y quieren probar de todo, pero es la piña, la fruta que mayor demanda tiene.  Además constantemente les sugieren otras variedades de frutas.


“Nos pidieron sandía deshidratada, no sabíamos que se hacía,  pero indagando más lo haremos en un futuro. También  piden frutas raras como el guayamanto o chilto. Vamos probando y haciendo costos”, dijo Amanda Cruz.


Son 150 kilos de frutas deshidratadas que ponen a disposición en el mercado cada mes. Los precios son accesibles, la manzana deshidratada es la más barata, la bolsita de 20 gramos tiene un costo de Bs 2, el Kiwi es el más caro con Bs 4 la bolsita.  
Hay bolsas grandes de 150 gramos, estos llegan a costar desde 25  hasta 40 bolivianos.


La mayoría de los clientes son de la ciudad de La Paz y El Alto, en su mayoría son personas que trabajan en oficinas.
“Nos estamos enfocando en ellos”, dijo López.


Hay poca cultura de consumo de fruta deshidratada y este producto es una alternativa para las personas que no tienen tiempo de ir al mercado y comprar alimentos saludables.


La empresa vio como alternativa de promoción de sus productos a través de las redes sociales, aunque existe un poco de desconfianza, lograron un buen alcance hasta el momento.


///