Abril 20, 2021

Nuevos liderazgos, el principal desafío del movimiento indígena de tierras bajas

  Durante el encuentro los jóvenes intercambiaron su experiencia en el liderazgo que ejercen en sus territorios y los retos que se presentan para ellas y ellos. 


Domingo 4 de Abril de 2021, 8:45pm






4 de abril (Urgente.bo).- La formación de nuevos líderes en el movimiento indígena es uno de los principales retos de los pueblos de las tierras bajas, así coincidieron los más de 40 hombres y mujeres jóvenes y dirigentes indígenas de la amazonia sur del Beni y de la Chiquitanía de Santa Cruz. 

Las y los participantes de los territorios indígenas Multiétnico – 1 (TIM I), Mojeño Ignaciano (TIMI), Movima (Beni), Monte Verde y Lomerío (Santa Cruz), se reunieron el 30 y 31 de marzo en San Ignacio de Moxos donde analizaron los retos que tienen para una mayor participación en sus instancias orgánicas y otros temas. 

“El reto de los jóvenes es formar parte de las organizaciones en cada comunidad y poder enriquecer todo lo que son sus derechos. Hay jóvenes que se están pronunciando (…) eso antes no era así y ese es nuestro reto: poder formarnos en los cargos en cada comunidad y poder luchar por nuestros derechos como pueblos indígenas de cada territorio”, indicó Milton Matareco Surete, joven indígena habitante del TIMI. 

Yolanda Maza, también del TIMI, indicó que el trabajo que se debe desarrollar en las comunidades es el incentivo a la formación político orgánica de las y los jóvenes, que complemente la formación académica que adquieren en la escuela o la universidad.

Durante el encuentro los jóvenes intercambiaron su experiencia en el liderazgo que ejercen en sus territorios y los retos que se presentan para ellas y ellos. 

Muchos apuntaron a la necesidad de retomar los principios de las luchas indígenas que fueron abandonados o reemplazados en los últimos años; también coincidieron en generar mayores espacios de participación de las y los jóvenes y mujeres en las organizaciones indígenas a nivel comunal, y que estos respondan y se comprometan con sus organizaciones y sus luchas.

Además de ello, otras conclusiones fueron que: las dirigencias indígenas, así como las y los jóvenes líderes actuales deben animar en las comunidades a que la juventud descubra su vocación de liderazgo y se animen a participar de la vida orgánica; se debe velar para que los intereses propios de una persona no se impongan a la voluntad colectiva o a los estatutos y reglamentos orgánicos; y plantearon el reto de la reconstrucción de la unidad del movimiento indígena desde las bases.

El encuentro se desarrolló como parte del proceso de formación de jóvenes indígenas y mujeres que impulsa el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS) en estas regiones.