Abril 23, 2021

Quico acercó a Héctor Uriarte a la gente, sepa por qué y cómo

Tuvo una niñez triste y complicada, luchó por sueños y siguió la pasión que él tenía, el PERIODISMO. El hecho de personificar a Quico en el trayecto de su vida,  le marcó un antes y un después al comunicador Héctor Uriarte, conozca el por qué, en la siguiente nota. 


Viernes 25 de Diciembre de 2020, 6:30pm






25de diciembre (Urgente.bo).-Héctor Miguel Uriarte Ibarra, un joven de 31 años, con una energía única en sus ojos marrones oscuros, de una estatura media alta, con una voz muy agradable y amigable, y como él dice: ¨Soy un rico chango, bien loco, que duerme de día y despierta de noche¨. Él es un periodista y presentador boliviano, conocido como el “Quico” boliviano, trabaja alrededor de once años en el mismo canal televisivo, presenta las noticias, avances informativos y reportajes internacionales, con ganas de crecer más en el ámbito profesional.

Lo que más ama en el mundo es a su familia, conformada por su mamá, su hermano, y sus dos queridas mascotas, Cairo y Choco.

Su niñez fue poco común, ya que pasaba de hospital en hospital, y cumpleaños tras cumpleaños en una camilla, ya que fue diagnosticado a una corta edad con una enfermedad en la vesícula. Fue una etapa muy dura para él, como también para su familia, los doctores de ese entonces no sabían lo que él tenía… porque era una enfermedad muy poco común. Él sufrió bastante, pero afortunadamente fue uno de los primeros niños en ser operado de la vesícula en La Paz. Pudo salir de aquel momento tan complicado.

Héctor salió del colegio Instituto Americano en el 2006, cuando estaba en el colegio trabajaba en la, ¨Televisión Universitaria¨, a pesar de que su mamá le dijera que se dedique a estudiar él seguía. Entró a uno y otro curso, de oratoria de edición de todo.

Cuando se graduó estaba un poco indeciso, estaba entre dos carreras: Derecho o Comunicación Social, pero… ¿A qué se debía la indecisión?  Lo que sucedía era que ambas eran carreras saturadas. Sin embargo, el actual comunicador se guio por sus sentimientos y sus pasiones, escogiendo la profesión de: Comunicación Social, estudió en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Más adelante optó por estudiar, Comunicación Audiovisual en la Universidad Real de la ciudad de La Paz. “La universidad te explica, te enseña, pero de ahí en adelante es tú astucia, es tu forma de llevar adelante las cosas” dijo el comunicador.

En el transcurso de la entrevista el profesional resalta la, EXPERIENCIA, asegurando que este conocimiento es lo que una persona más necesita, “La experiencia te enseña a realizar entrevistas, a conocer algunas mañas de la profesión, sin ella no aprendes de verdad” asegura.

“Fue gracias a Dios” dijo Héctor Uriarte en cuanto a su actual trabajo donde lleva desenvolviéndose once años en el canal de: Bolivisión. Como primer trabajo él estuvo por las pantallas de la Televisión Universitaria.  Tuvo muchas experiencias y frutos en el canal. Uno de los primeros que recuerda fue cuando él apenas llevaba unos seis meses trabajando como presentador con 20 años de edad, tuvo la oportunidad de que hacer un reportaje con la Embajada Americana, sobre chocolates, la piedra bolivianita, el palmito y otros la quinua; logró viajar a los Estados Unidos.

Una de las mejores épocas de su vida fue entre los años 2011-2012, cuando estaba arrancando su carrera como presentador y periodista, en ese entonces la población boliviana no sabía quién era Héctor Uriarte, entonces él logró hacer un clip con las personas, ¿cómo lo logró? al presentador le tocó hacer un homenaje a Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como: “Chespirito” es ahí cuando conoció y vivió cerca de la gente, por lo tanto, también supo más de sus historias eran alegres, tristes fue un momento reconfortante para él.

Fue el momento donde le tocó interpretar al querido personaje de la serie del “Chavo del 8”, Quico. El periodista nos cuenta que no fue algo planeado surgió de un día para el otro, recibió la orden de que debía vestirse e inflar sus cachetes de uno de los niños de la serie mexicana. El Quico boliviano un día le tocó personificarse completamente para ir a alegrar el día a un niño que padecía leucemia la personificación estaba hecha con amor y dedicación a tal punto que el pequeño pensaba que era, Carlos Villagrán, lamentablemente dos días después el niño falleció. Este acto marcó un antes y un después en su vida.

A lo largo de su carrera fue recibiendo premios y logros, pero el logro más importante para Héctor es cuando sale a las calles donde la gente le dice: “El programa estuvo muy divertido y lindo, nos hizo reír bastante... ¨, o darle las gracias por los reportajes que presentó como de igual manera darle las gracias por decirle “Que Dios los bendiga... “.

Sus aspiraciones a futuro, son trabajar en una cadena internacional, otra aspiración que tiene es viajar. “Lo más importante que tener cosas materiales, es conocer, viajar donde sea, porque eso es lo que se queda al final, las experiencias de un lado y otro, es lo que se queda grabado en la retina¨.

Uno de sus rasgos, con el cual se le puede identificar, es la lucha que él hace, ¨Yo peleo mucho por los niños, peleo mucho por las personas de la tercera edad, y lucho por los animales...¨, así lo dijo Héctor.

Él se considera una persona un poco estresante, nerviosa, y enojón cuando no le salen las cosas bien, o como le gusta. Es una persona muy perfeccionista “Soy demasiado perfeccionista tanto así que hasta tengo colgadores todos de un mismo color, todos tienen que colgar hacía adentro, no pueden estar hacía afuera, he dividido la ropa por usos, colores, tamaños... ¨. Uno de sus hobbies es dormir. Le encanta es la playa, la música y lo que lo entristece bastante es el maltrato hacía los niños, le causa impotencia, al ver que hay personas que sufren por pagar cuentas de hospitales, también le causa mucha tristeza el maltrato animal.

Admira bastante a Marielena Salinas, una periodista de Univisión, trabaja más de 30 años en el medio de comunicación, lo que más le marco de ella a Héctor, fue su historia tanto personal como profesional, estuvo en medio de varias cosas, como críticas, hasta aplausos reconocimientos y más. Ella dijo que ¨Los presentadores de ahora ya no son serios, ya no son los que eran antes, el presentador ahora es el que cuando entrevista a un político le habla de otras cosas también, le habla con un tomó amigable y no serio, y eso es lo que necesita la gente, además es que las cosas van cambiando...¨, lo dijo Héctor.

Para finalizar, veremos un poco del día a día de Héctor Uriarte:

  1. Despierta a las 4:30 a 5:00 a.m.
  2. Piensa en el mundo y el universo.
  3. Entra a la ducha a las, 5:10 a.m.
  4. Alista sus cosas para el gimnasio.
  5. Va a el canal televisivo, Bolivisión.
  6. Almuerza y después tiene una siesta hasta las 16:00 p.m.
  7. A las 17:00 p.m. vuelve a su trabajo para dar los adelantos informativos.
  8. Después va a su casa, recoge su comida para cenar y luego se duerme.

Eso fue un poco de Héctor Uriarte.

Texto escrito por Alba Rosse Pacheco Mayta

Estudiante de Periodismo en UNIFRANZ