Marzo 28, 2020

Santa Cruz: Un niño de 9 años fue flagelado por su madre y su padrastro por pedir comida

  De acuerdo a la investigación, el 22 de marzo, día en el que inició a regir la cuarentena total a nivel nacional por la emergencia del coronavirus, al promediar las 15:30 horas la tía del menor interpuso una denuncia en contra de los imputados, al evidenciar que con frecuencia el niño sufría severas golpizas, tanto de la madre como de su concubino.


Martes 24 de Marzo de 2020, 12:15pm




24 de marzo (Urgente.bo).- La justicia ordenó enviar a la cárcel de Palmasola a la señora Elfy Consuelo V. C. y a Ariel M. M. L. por flagelar a su hijo de nueve año en la zona de Plan Tres Mil, en Santa Cruz, por sólo pedir comida. Ambos sujetos fueron imputados por el delito de violencia familiar y doméstica.

Ambas personas comparecieron en audiencia de medidas cautelares que se desarrolló en el Juzgado Onceavo de Instrucción en los Penal de la Villa Primero de Mayo, en el departamento cruceño.

De acuerdo a la investigación, el 22 de marzo, día en el que inició a regir la cuarentena total a nivel nacional por la emergencia del coronavirus, al promediar las 15:30 horas la tía del menor interpuso una denuncia en contra de los imputados, al evidenciar que con frecuencia el niño sufría severas golpizas, tanto de la madre como de su concubino.

El mismo día, la tía fue a ver al menor y se encontró con la sorpresa que la familia se había trasladado de vivienda, motivo por el cual solicitó a los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) ubicar a la familia que se encontraban en la zona el Palmar de la ciudad de Santa Cruz, donde también estaba el menor quien tenía huellas de haber sido flagelado por ambos porque la madre le mezquinó la comida.

La fiscal Matilde Vaca manifestó que este caso consternó a la sociedad cruceña, ya que no se justifica que un menor de edad tenga que sufrir este tipo de agresiones por pedir comida.

Según el informe de médico realizado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), determinó siete días de impedimento para la víctima, toda vez que sufrió varios golpes y quemaduras en todo su cuerpo, además se descubrió heridas cicatrizantes en su cuerpo y que se trataría de lesiones antiguas.