Febrero 21, 2020

Tortura y asesinato de los esposos Andrade que quedó en la impunidad

Las investigaciones señalaron que el teniente murió por un picotazo en la cabeza y que a su esposa le cortaron los senos y la violaron antes de matarla.


Sábado 18 de Enero de 2020, 8:30pm




18 de enero (Medium, Urgente.bo ).- En octubre del 2000 se produjeron fuertes protestas de cocaleros. El teniente de Policía David Andrade, de 26 años, su esposa Graciela Alfaro, de 19, además de los sargentos Gabriel Chambi y Silvano Arroyo, murieron después de haber sido secuestrados por los cultivadores de coca.

Los militares estaban encargados de la erradicación de cultivos y ello generó la reacción de los cocaleros, que luego los torturaron y mataron, según reconocieron los acusados.

Las investigaciones señalaron que el teniente murió por un picotazo en la cabeza y que a su esposa le cortaron los senos y la violaron antes de matarla.

Según información aparecida en el diario Los Tiempos de la época, Nancy Fernández, una supuesta testiga de los hechos, aseguró en 2003 que el entonces dirigente cocalero Evo Morales ordenó la muerte de los esposos Andrade.

La testigo identificó a Evo Morales y a Margarita Terán como autores intelectuales de las muertes. Según el testimonio de Fernández, el entonces diputado instruyó: “Háganlos desaparecer para mi vuelta o hagan lo que quieran. Ahorita soy capaz de matar a estos tipos que están adentro”.

La sobrina de Crisóstomo Rodríguez denunció ante la Fiscalía que su tío, además de Marcelino Vargas, Wilson Ramos, Florián Nina, Guido Vargas, una persona de apellido Almanza y Marcelo, apodado Mokotaki, fueron los responsables del asesinado de los cuatro secuestrados.

Contó que Graciela Alfaro fue violada delante de su esposo, a quien golpearon salvajemente. Luego fue asesinado Andrade y su esposa, según el relato, observó aquello. Finalmente le habrían cortado los senos con un cuchillo mientras ella pedía clemencia; después la asesinaron. Los dos sargentos murieron después.

Nunca se pudo confirmar la veracidad de esas acusaciones y los abogados de los sindicados las rechazaron fehacientemente. Morales denunció que se trataba de una “declaración inventada”, promovida por el Gobierno de ese tiempo para “desacreditar al movimiento cocalero”. El proceso fue cerrado por falta de pruebas.

Por esa acusación, Morales fue expulsado del Parlamento en 2002, pero retornó a sus funciones tras un fallo judicial que declaró que la acción, promovida por el presidente de entonces, Jorge Quiroga, había sido ilegal.

Sandra López, viuda del sargento de Policía Julio Veramendi, y el hermano del teniente David Andrade, Maico Andrade, apuntaron al presidente Evo Morales como responsable del secuestro y asesinato de sus familiares el año 2000.

López contó que su esposo junto a otros policías fueron asesinados con crueldad. “Les pusieron en palo santo, los torturaron, golpearon para luego dispararles”, recordó entre sollozos en el programa Cabildeo. Ella, según dijo, pidió de rodillas a Morales revelar dónde estaba el cuerpo de su esposo y este dijo: “ustedes gritan por cinco cuerpos y ¿qué de los cocaleros?”.

Filemón Escobar en una entrevista cuenta que se decidió matar a los esposos Andrade en un ampliado de emergencia en el Chapare con 200 personas presidido por Evo Morales y Margarita Teran. “Uno de los Andrade estaba en la casita de la Margarita Teran”.

En el Chapare de Cochabamba existe el código del silencio, a todo el que dé incluso una pequeña información será golpeado.

Según declaraciones de los detenidos confesaron que a los secuestrados los maniataron y torturaron y luego los trasladaron de Capihuara donde estuvieron en la casa de un dirigente donde también los torturaron. Luego los llevaron caminando senda adentro durante seis horas donde persistía la tortura para luego matarlos para enterrarlos en una fosa común.

Hasta el día de hoy no se aclaró asesinato de los esposos Andrade-Alfaro y otros policías. La ineficiencia (¿negligencia?) estatal aún no aclaró las circunstancias, autores intelectuales y materiales y cómplices de estas tragedias.

Una nueva justicia y gobierno alumbrara éste oscuro caso de la historia de Bolivia.

///