Septiembre 23, 2019

¿Este es el golpe definitivo? ARM, que diseña chips, rompe tratos con la china

El diseño de chips de ARM es pieza clave para el negocio de Huawei. El gigante asiático las emplea en las estaciones base de la tecnología 5G, en sus teléfonos inteligentes y hasta en sus computadoras portátiles.


Miércoles 22 de Mayo de 2019, 9:30pm




22 de mayo (La República).- Llegó el golpe definitivo para Huawei. De acuerdo a la BBC, la diseñadora de chips ARM suspenderá sus negocios con la firma asiática.  La compañía china ya había anunciado su plan B para hacer frente al bloqueo de Google, el cual le impedía el acceso sus aplicaciones y al software de Android, con el desarrollo de su propio sistema operativo. Sin embargo, la ruptura de los negocios con ARM agrava significativamente la situación de la compañía china.

Esta semana ARM Holdings, una empresa multinacional británica dedicada al diseño de chips con arquitectura ARM, ordenó a sus empleados que suspendan "todos los contratos activos, derechos de soporte y cualquier compromiso pendiente" con Huawei, todo con el fin de acatar el veto impuesto por Estados Unidos.

De acuerdo con la BBC, la compañía europea envió un memorándum donde indicaba que sus diseños contenían “tecnología de origen de los Estados Unidos”. Por lo tanto, considera que debe cumplir con la medida impuesta por el gobierno de Donald Trump.

Además, declaró que "ARM está cumpliendo con las últimas restricciones establecidas por el gobierno de los EE. UU. y mantiene conversaciones en curso con las agencias gubernamentales correspondientes de Estados Unidos, para garantizar que sigamos cumpliendo con los requisitos.”

El analista Geoff Blaber, de CCS Insight, describió esta decisión como un “obstáculo insuperable” para Huawei, debido a que afectaría significativamente su capacidad para desarrollar sus propios chips. ¿Por qué? Los diseños de ARM forman la base de la mayoría de los procesadores de dispositivos móviles en todo el mundo y los fabricantes necesitan adquirir una licencia para su uso.

Esto significa que un procesador Samsung Exynos, un Qualcomm Snapdragon o hasta un Apple A11, involucran la tecnología de ARM en su proceso de fabricación. Por lo tanto, la ruptura con ARM pone en riesgo el desarrollo de futuras generaciones de los procesadores Kirin de Huawei.

El diseño de chips de ARM es pieza clave para el negocio de Huawei. El gigante asiático las emplea en las estaciones base de la tecnología 5G, en sus teléfonos inteligentes y hasta en sus computadoras portátiles.

Por su parte, Huawei emitió una breve declaración donde expresaba que “valoraba las relaciones cercanas con sus socios, pero también reconoce la presión a la que están sometidos algunos de ellos, como resultado de decisiones tomadas con motivos políticos”.

////