Septiembre 18, 2019

Desde hace 5 días, Bomberos enfrentan sin tregua los incendios y con la esperanza de volver a casa

Hace más de 20 días el incendio en el departamento de Santa Cruz consumió aproximadamente 800.000 hectareas de bosques.


Viernes 23 de Agosto de 2019, 5:15pm




La Paz, 23 de agosto (Juan Pérez Munguía, Urgentebo).- El domingo arribó a la ciudad de Santa Cruz un equipo de 48 bomberos de La Paz, expertos en sofocar los incendios forestales, a esta brigada se sumaron cinco de Cochabamba y dos de Santa Cruz. Este escuadrón se dirigió el lunes con destino a los municipios de San José y Taperas, las localidades aledañas, para mitigar el incendio que hasta el momento afectó a aproximadamente 800.000 hectáreas de bosques.

El capitán Jorge Ramírez detalló que un bombero, al momento de ir a misión, siente la angustia de su familia al saber que un miembro de su hogar irá a un trabajo de muy alto riego, este miedo es compartido por el uniformado; pero, en silencio, para no preocupar aún más a sus seres queridos que esperan el pronto retorno sano y salvo.

“Dejar a las familias no es fácil de explicar, aunque se siguen los protocolos y procedimiento de seguridad necesarios, siempre puede haber un pequeño desfase y eso puede implicar algún tipo de riesgo. Pero, siempre nos encomendamos a Dios, con la fe y convicción de que se tiene que volver de la misma manera en que uno está saliendo”, relató.

El grupo de bomberos que partió de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz a San José y Taperas, se despidió de sus familias y con el firme propósito de cumplir con su objetivo, el cual es apagar el voraz incendio que consume parte de los bosques del departamento cruceño.

Debido a que se tratan de áreas selváticas, estos bomberos van a su misión un poco antes de que salgan los primeros rayos. Ingresan al monte a controlar el fuego por más de 10 horas de trabajo continuo, los horarios en esta profesión dependen de la situación y el riesgo que se tiene que contener.

Exhaustos por el arduo trabajo y por soportar temperaturas por encima de los 30 grados, así terminan el día, por lo general, al llegar la noche. Ese momento, es empleado para alimentarse, descansar unas pocas horas para continuar con su labor de sofocar el fuego.

“No siempre se almuerza a las 12 en punto, como generalmente se lo hace, porque muchas veces las 12 estamos en el interior del monte controlando el fuego, entonces lo alimentos se sirven conforme se va saliendo”, relató Ramírez.

Asimismo, el funcionario del cuerpo de Bomberos La Paz comentó que el apoyo de la familia es fundamental en esta profesión. En un momento determinado, el recuerdo de casa se vuelve un aliciente para trabajar, cuidarse, cumplir su misión y retornar con sus seres queridos.

El capitán manifestó con bastante firmeza que el hecho de cumplir con lo que se les encomendó es la gratificación más grade que puede tener un bombero y, más aún, cuando se trata de salvar vidas y especies de animales en peligro, como es el caso particular.

“Lo que se trata es de combatir el fuego para proteger esas vidas, eso hace muy importante a nuestro trabajo, eso es muy importante para nuestra función misma”, complementó el bombero.

Como la brigada integrada por Ramírez, hay otros equipos más de primera respuesta que trabajan en los otros puntos como ser las regiones de Roboré y San Ignacio, donde los incendios no dan tregua.

 

///