Marzo 31, 2020

El tojori y pastel de quinua, el desayuno más nutritivo

El tojori de quinua y el pastel, son alimentos que despierta interés a  propios y extraños por ser nutritivos. Niños, jóvenes y mayores se acercan al puesto de venta para desayunar  y emprender sus actividades llenos de energía.


Domingo 24 de Noviembre de 2019, 5:00pm




24 de noviembre (Urgentebo).- Casera, ayer me has castigado ¿Qué ha pasado? ¿Por qué no has salido? Me fui al puesto de al lado, no era lo mismo”, le reclamó uno de sus clientes a Tania Gómez, una vendedora del mercado Camacho que inventó y puso a la venta el tojori y el pastel de quinua, una innovación en la gastronomía muy demandada.

Uniformada con un mandil de color naranja, con el pelo recogido y cubierta la boca con un barbijo  blanco, Tania sirve el tojori de quinua a sus clientes que cada mañana van hasta su puesto de venta.

Hace seis años, Tania decidió preparar la quinua de una manera diferente y agradable para el paladar de sus hijos que no apreciaban, hasta ese momento, la quinua, que es el mejor alimento, según la misma NASA. 

“La quinua cuando se puso en auge el 2013 y ahí me di cuenta que a nadie le gustaba, menos a mis hijos.  Sabiendo que es un alimento que no tiene grasa y es la reina de los cereales inventé el tojori de quinua paceño, que no tiene nada que envidiar a los demás jugos que ahora es muy requerido”, dijo con una sonrisa de satisfacción. 

Tania se despierta todos los días a las cinco de la mañana para preparar el tojori de quinua que una noche antes la remoja en agua caliente para que su cocción sea más rápida y para que se extraiga con más facilidad la saponina.

Para lograr un buen tojori de quinua, Tania  hierve por media hora el grano andino acompañado de canela y clavo de olor. Posteriormente incorpora la chancaca para darle un color y sabor especial al jugo. También usa quinua de color negro y rojo, con los que logra un jugo de colores.

La preparación se acompaña con leche, si gusta el cliente.

Por otro lado, Tania comienza a freír los pasteles de quinua con queso. La masa es preparada una noche antes, lleva como ingrediente principal la harina de quinua, se mezcla con azúcar, sal y manteca.

“Los pasteles cuando se fríen en aceite salen más oscuros y eso es por la harina. Mis clientes me preguntan porque tiene ese color y les digo que es de quinua y quieren más”, dijo. 

Tania Gómez, representa a la segunda generación de las vendedoras del mercado Camacho, su mamá es la más antigua de las vendedoras con 50 años de trayectoria en la venta de api morado y blanco. Heredó de ella su habilidad para preparar api.

“Es un desayuno caliente lo que ofrezco. Cuando sale el sol no tengo muchos clientes, pero cuando hace frío todos están acá”, apuntó. 

El tojori de quinua y el pastel, son alimentos que despierta interés a  propios y extraños por ser nutritivos. Niños, jóvenes y mayores se acercan al puesto de venta para desayunar  y emprender sus actividades llenos de energía.

“El ser humano está tomando la decisión de alimentarse y, creo, que ha tomado en serio la alimentación”, sonrió mientras servía un vaso con jugo de quinua.

La vendedora de 45 años de edad es madre soltera. Con su negocio mantiene a sus cuatro hijos desde hace más de seis años. Decidió criar sola a sus hijos  y abandonar a su esposo para no seguir sufriendo violencia física ni psicológica. Por problemas de trabajo no recibe pensiones de parte de su exesposo, pero requiere de recursos económicos para la salud de dos de sus hijos que hoy se encuentran enfermos.

1.jpg

Tania Gómez, vendedora de api en el mercado Camacho

///