Febrero 25, 2021

Hay 12 municipios que sufren sequía en la Chiquitania

La sequía y la ola de incendios, que se inició a fines de julio y continúa hasta el momento, aunque en menor intensidad, dejan consecuencias.  “Han muerto 142 animales. La mortandad no es alta, es normal en esta época de sequía. No hay mortandad por la quema, sino es por la época. No es una evaluación  catastrófica  de muerte animal por incendio”, dijo Javier Suarez, director de nacional del  Senasag.


Miércoles 25 de Septiembre de 2019, 8:00pm






25 de septiembre (Soledad Mena, Urgente.bo).- La etapa postincendio en la Chiquitania, en Santa Cruz.  consiste en la dotación de agua para hacer frente a los efectos severos de la sequía que a la fecha afecta a 12 municipios.

Roboré, San Ignacio de Velasco, San Rafael, San José, San Javier, San Matías, Carmen Rivero Torres, San Antonio de Lomerío (pueblo indígena originario), Puerto Suarez, Puerto Quijarro, San Miguel y Concepción ubicados en las provincias de Chiquitos, Ñuflo de Chávez, Ángel Sandóval, José Miguel de Velasco y German Busch de Santa Cruz.

La actividad económica principal de los pobladores de los municipios afectados por el incendio y la sequía, es la ganadería. Aunque también existen árboles frutales y producción de maíz, pero en poca escala.

En los 12 municipios hay una población de 1.7 millones de bovinos. En los últimos 30 días más de 50 mil animales fueron afectados por el incendio y la sequía en 542 predios ganaderos. El Senasag intervino con la aplicación de reconstituyentes y sueros vitamínicos para el ganado.

La sequía y la ola de incendios, que se inició a fines de julio y continúa hasta el momento, aunque en menor intensidad, dejan consecuencias.  “Han muerto 142 animales. La mortandad no es alta, es normal en esta época de sequía. No hay mortandad por la quema, sino es por la época. No es una evaluación  catastrófica  de muerte animal por incendio”, dijo Javier Suarez, director de nacional del  Senasag. 

La orden del Presidente Evo Morales para esta etapa del incendio y el venidero postincendio, es salvaguardar la vida humana y luego con el Gabinete de Emergencia  aplicar una serie de medidas para mejorar las condiciones de la ganadería, que es la principal actividad de subsistencia para las las comunidades indígenas  y otros.

“Hay sequía y el incendio quema todo, con mayor razón el pasto seco, por lo que se está repartiendo pasto y heno”, apuntó.

Para mitigar las afectaciones se realiza la dotación de agua a través de cisternas  y  está previsto perforar pozos en las distintas comunidades y en los predios ganaderos.  

Se ha definido la entrega de un total de 10.362 rollos de pasto de los cuales ya se entregó más de cinco mil. También se distribuyó 60 toneladas de sal mineral.

La dotación de agua es la principal tarea tras el postincendio. El ministro de Gobierno, Carlos Romero explicó que para ese objetivo se implementarán pastillas potabilizadoras, pozos, atajados y sistemas de traslación de agua, financiados por el Gobierno.

“Se van a despejar un conjunto de acciones para garantizar agua potable a la población de la Chiquitania y agua apta para consumo de los animales y ganado de la Chiquitania”, dijo el ministro que, desde el punto de vista político, tiene a su cargo Santa Cruz.

El Plan postincendio fue elaborado el 16 de septiembre  entre el Gobierno, comunidades indígenas y urbanas, además de asociaciones de ganaderos e interculturales.

Sequía 1.jpg

Sequía en la Chiquitania

///