Agosto 06, 2020

Ideas para salvaguardar nuestra salud y generar empleo

Se debe adquirir de forma urgente reactivos y contratar a laboratorios privados para realizar pruebas masivas del COVID-19. Este proceso es necesario para detectar a tiempo a portadores del virus, así no presenten los síntomas


Miércoles 1 de Abril de 2020, 9:15pm




La ciudadanía demuestra responsabilidad con la salud, más allá de los problemas que se suscitaron al principio y que se seguirán presentando debido a la cantidad de bolivianos que viven con una economía del día a día, de la informalidad y bajo sus propios rasgos culturales que llevan a tener otra forma de ver la situación. Eso no debería extrañarnos y deberíamos ser más empáticos con nuestros conciudadanos y brindarles mayor información bajo sus propias formas de vida para concientizarlos sobre el problema.

Las cuarentenas no pueden ser demasiado largas, pues desanima a la población, por lo que en los próximos días se tendrá que dar muestras claras de que se está avanzando por proteger la salud de la población para que los bolivianos recuperemos gradualmente nuestra forma de vida. Por ello, pensando en una siguiente etapa, corresponde anticipar las siguientes acciones complementarias por parte del gobierno y del sector privado en beneficio del ciudadano, mejorando entre todos nuestro sistema de salud y al mismo tiempo generar empleo:

  1. Infraestructura de salud. Dedicar un hospital por ciudad a la atención exclusiva de pacientes afectados por el coronavirus. Este hospital debe tener una capacidad instalada conforme a la curva de proyecciones de cada ciudad. Para el efecto se puede utilizar algún hospital existente, adecuar una estructura pública (centros de ferias, coliseos, etc.) o alquilar del sector privado (hospitales u hoteles) poniendo un precio único de referencia por cama. Aquí el sector privado también juega un rol importante para contribuir a la salud de todos los bolivianos, mediante un precio solidario.
  2. Equipamiento e insumos. Dotar de forma urgente todos los equipos e insumos que se necesitan en cada hospital exclusivo. Para ellos se realizarán compras externas e internas, según nuestra capacidad de producción en el país. Incentivar a nuestros productores nacionales, cuyos trabajos están siendo difundidos en las redes sociales, haciendo contratos que aseguren niveles de producción para adquirir camas, barbijos, ropa de trabajo para personal médico, etc. adelantando recursos para que puedan producir.
  3. Personal de salud. Contratar a todo el personal médico disponible en el país por un periodo de 6 meses, incluyendo personal jubilado en los últimos 3 años y estudiantes de últimos cursos, con un salario acorde a la escala del sector público y según su especialidad, destinando a todos los hospitales mencionados en el primer punto, de tal forma que se tenga personal suficiente y haciendo turnos para dar un espacio de descanso a éste personal tan necesario.
  4. Las restricciones sobre los hospitales de primer, segundo y tercer nivel deben ser omitidas en esta situación de emergencia, para evitar otros desenlaces penosos como el que sucedió en la ciudad de La Paz. El equipamiento de UCIs y UTIs pueden ser comprados por el nivel central y otorgados en calidad de préstamos a los hospitales de segundo nivel, para que de esta forma se tenga todo el tratamiento en un solo hospital.
  5. Pruebas masivas. Se debe adquirir de forma urgente reactivos y contratar a laboratorios privados para realizar pruebas masivas del COVID-19. Este proceso es necesario para detectar a tiempo a portadores del virus, así no presenten los síntomas. Los laboratorios privados fijarán un precio uniforme por cada prueba y reportaran sobre los mismos a los SEDES. Cualquier persona podrá realizarse estas pruebas en los laboratorios privados y cancelará por los mismos una parte y el saldo será cancelado por el Estado.
  6. Ambientes públicos y privados con túneles de desinfección. Cada comercio (bancos, supermercados, etc.) debe contar de forma obligatoria con túneles de desinfección en la entrada de sus establecimientos. Estos serán encargados a productores nacionales, según una normativa expresa del Ministerio de Salud, para verificar la calidad y condiciones. Los gobiernos municipales y gobernaciones harán lo propio en los mercados públicos y en las plazas principales de cada ciudad, según la población de sus jurisdicciones.
  7. Producción y distribución de alimentos. Es importante que la cadena de producción y distribución de alimentos se vaya normalizando. Para ello se debe garantizar el transporte de los productores hacia los mercados, sin necesidad de permisos, sólo verificando que estén trasladando productos. De igual forma se puede empezar a autorizar a radiotaxis el transporte de alimentos a los hogares, con la condición de que no se traslade personas, o una sola persona en el vehículo en caso de necesidad. Así se empieza a dinamizar la economía de los hogares de forma gradual y tomando todas las medidas de seguridad.
  8. Las adquisiciones que realice el sector público deben ser por excepción, fijando precios de compra a los cuales se adhieran todos los productores nacionales. Se puede negociar un precio único con las asociaciones de productores y comerciantes.
  9. El presupuesto para las compras públicas debe ser dotado por el nivel central, las gobernaciones y los municipios, con base a las donaciones recibidas de países amigos, así como una modificación del presupuesto, trasladando saldos de otras áreas que en este momento no son prioritarias; la prioridad es la salud de los bolivianos y se debe otorgar un presupuesto acorde a la emergencia. Con base a esto, se debe transparentar la información de los gastos que se realizan, según ítems, para el sector salud.
  10. Para que el sector privado pueda solventar sus gastos, puede acceder a préstamos blandos de la banca privada, a través de un fondo otorgado por el Estado y/o diferir parte del pago de impuestos por un tiempo mayor, de tal forma de no afectar su flujo de caja.

Es comprensible que existan errores en la implementación, ningún gobierno estaba preparado para esta situación, pero lo importante es empezar a tomar medidas e ir ajustando según las necesidades de la población. La ciudadanía espera respuestas del gobierno.

Esperemos que estas recomendaciones sirvan para ir retornando a la normalidad, entendiendo que todos debemos contribuir a preservar nuestra salud, de nuestras familias y de toda la población boliviana.

  • Lo que el viento se llevará…

    Ago 5 2020 |

    El ejecutivo, desde la cabeza a los pies, no saben o no pueden cuidarse ¿Podrán hacerlo con la población boliviana?


  • Bolivia 2020: ¿digna y soberana?

    Ago 5 2020 |

    Es cierto que Bolivia mejoró en el campo socioeconómico entre el 2006 y 2019, pero…¿se podía avanzar más? ¡Muchísimo más si se hacía bien las cosas! Pero no solo eso…¡cuántos volverán a la pobreza porque las dádivas estatales nunca han sido suficientes para forjar la dignidad y soberanía tan ansiadas!


  • Belzu, La Época y el socialismo

    Ago 4 2020 |

    “En verdad, para los tiempos aquellos, —dice, por su parte, el preclaro historiador Rigoberto Paredes (1870-1951)— tal publicación era de mucha importancia y exigía para no fracazar [sic]; que la empresa venciera en sus primeros pasos dificultades sin cuento.


  • Lo bueno, lo malo y lo feo del dióxido de cloro

    Jul 28 2020 |