Septiembre 27, 2021

Kate del Castillo: Nadie muere en Bolivia

La actriz mexicana y Paola Gosalvez, directora de la producción La Reina del Sur en Bolivia hablan sobre la serie y la experiencia detrás de cámaras.


Miércoles 11 de Agosto de 2021, 4:00pm






La Paz, 11 de agosto (Angela Carrasco- Revista Oxígeno).- El miércoles 9 de junio, el tercer piso del mercado Lanza cerraba sus accesos. Ese día un narcotraficante caía desde el tercer piso y vendedoras del sabroso y suculento chicharrón apreciaban el espectáculo en primera fila. La autora de soltarlo al vacío fue Kate del Castillo (Teresa) y el espectáculo era parte del rodaje de la Reina del Sur, cuya tercera temporada empezó con las primeras grabaciones en Bolivia y continuará por Latinoamérica. Aún cansada por lo que implica repetir cuatro veces las tomas de ese día, acepta atender a la Revista Oxígeno.


“Amo Bolivia, la amo”, fueron las palabras cuando nos identificamos como medio. “Por mí fuera volvería una y otra vez”,  dice mientras toma agua, pues la escena en la que pelea con un narcotraficante la dejó agotada.

¿Alguien muere en Bolivia?,  preguntamos al ver la escena. “No, no, no”, responde con la mayor sencillez. “En Bolivia nadie muere, solo puedo decir eso”, y sonríe, mientras aprovecha para disculparse con el público que se dio cita al lugar y con cada “corte” la llenan de aplausos.
“Me disculpo por no poder estar con la gente, pero les pido que entiendan que es por la pandemia. Ya habrá nuevas oportunidades”, explica mientras deja abierta la posibilidad de un retorno.

Una comerciante le pide una foto, y ella, amablemente, contesta: “vamos, vamos”, captan la imagen y un encargado de seguridad la aleja. “Gracias a la gente de Bolivia”, afirma la diva mexicana antes de que la encargada de la producción en Bolivia, Paola Gosalvez, de Pucara Films, haga un llamado con el megáfono.  “Vamos otra vez, están ya son las últimas escenas”, y se compromete a hablar con Oxígeno una vez termine el rodaje.

Así fue el encuentro con Kate del Castillo que volvió al país luego de 16 años, esta vez para grabar “La reina del sur 3”, ahora con  un elenco integrado por Humberto Zurita (Epifanio Vargas), Isabella Sierra (Sofía), Kika Edgar (Genoveva Alcalá), Alejandro Calva (Batman), Tiago Correa (Jonathan), Eduardo Yáñez (Antonio), Lincoln Palomeque (Faustino), Antonio Gil (Oleg), Emmanuel Orenday (Danilo), Cuca Escribano (Sheila), Sara Vidorreta (Rocío Aljarafe), Ágata Clares (Paloma Aljarafe) y Dmitry Anisimov (Anton).

El rodaje en Bolivia 
La cita con la Directora de Pucara Films, Paola Gosalvez, se concretó una semana después del encuentro con la protagonista, cuando ya todo el elenco y equipo habían salido del país y estaban rumbo a Colombia, pero para entender un poco hay que saber quién es la productora boliviana que se encargó de hacer las escenas en el país.

Pucara Films es una productora independiente que trabaja con la nueva generación de directores bolivianos y en esta oportunidad tuvo a su cargo participar en el rodaje de “La Reina del Sur” en Bolivia. 

La producción y desarrollo de todos los proyectos de Pucara Films están bajo el liderazgo de Paola Gosalvez quien trabaja en la industria cinematográfica desde hace más de 21 años. Ella trabajó con grandes directores internacionales como Steven Soderbergh, Pablo Trapero, Elia Suliman, por nombrar solo algunos. Con esa experiencia, funda Pucara Films en 2003 para dedicarse a producir contenido boliviano original y provocador. Sus proyectos y películas cuentan todos con coproducción internacional y fueron presentados en  múltiples festivales internacionales, además de haber sido vendidos a múltiples territorios del mundo.

La productora nacional fue seleccionada por Telemundo por los trabajos cinematográficos que realizan, pero además fueron recomendados por cineastas que ya trabajaron con ellos. “Ellos (Telemundo) se contactaron en enero, hicieron un proceso de selección entrevistando a empresas y productoras que hagan el servicio entre esas, estaba yo, que tenía recomendación de colegas extranjeros con los que ya había trabajado”, revela. 

Recuerda que si bien estuvo emocionada fue más vértigo lo que le provocó la noticia, ya que los tiempos estaban muy por encima y porque Bolivia sería el primer país donde se iba a grabar la secuela de la Reina del Sur, así que los tiempos eran muy justos.


Spoilers y detrás de cámaras 
Es inevitable no consultar de qué se trata la tercera temporada o por lo menos de las imágenes que se mostrarán en Bolivia 
“La tercera parte trata de aventura, amor y acción, Teresa (Kate) ya está alejada del narcotráfico y es una temporada con acción, romance, en la que la protagonista se pasea por toda Latinoamérica entre ellas Bolivia, Colombia Argentina, Perú y el rodaje será hasta fin de año, se espera que comience a distribuirse en 2022; los personajes de la serie son los mismos con los que terminó la segunda temporada y por lo menos en Bolivia no muere nadie”, dice mientras sonríe.

En su primera entrega lanzada en 2011 “La Reina del Sur” superó los récords de audiencia, mientras que la segunda, estrenada en 2019, fue la serie número 1 en su horario y ganó el premio International Emmy en la categoría como Mejor programa no hablado en inglés de horario estelar en Estados Unidos. Por ello es muy importante que Bolivia esté en el radar de producciones como estas 
“Al ser parte de producciones como estas, Bolivia genera industria, se forma personal porque hay muy pocas escuelas de cine acá y las que tenemos son muy pequeñas, así que es una oportunidad para formar gente porque que no hay mejor escuela que estar en un rodaje uno aprende así, mirando y haciendo”, explica.  

Otro de los beneficios que destaca Gosalvez es que la Reina del Sur III mostrará Bolivia  al mundo. “En el caso de La Reina del Sur son 200.000 espectadores que el próximo año estarán viendo la serie donde aparece Bolivia a eso súmale el público boliviano que no veía la serie, pero ahora lo hará solo por curiosidad del país, así que es una ventana gigantesca al mundo”. 
Y dentro de la industria destaca que es para “demostrar que acá se pueden filmar cosas grandes y los técnicos bolivianos responden a las exigencias”, señaló.

Ella cuenta que se hicieron decenas de tomas que irán apareciendo a lo largo de la serie. “Lo que sé es que no apareceremos como país en un solo capítulo, sino que será a lo largo de la serie, y en los cuales se mostrará no solo lo pintoresco como cholitas luchadoras o cholets,  sino también paisajes, lugares, gastronomía cultura”, señaló.

Si bien a lo largo de su carrera hubo desafíos y limitaciones, quizás el mayor reto lo enfrentó con esta producción debido a la pandemia y la magnitud del proyecto.

“La peor limitación fue la COVID-19, no creí que iba a filmar en medio de la pandemia, y me tocó hacerlo incluso en la tercera ola de contagios, aun así dimos lo mejor del equipo, bajo los estrictos protocolos, cuidando al equipo que estaba conformado por 150 personas y se hacían pruebas cada tres días nos encapsulamos y gracias a Dios en todo el tiempo no se dieron casos positivos”.


 

El talento boliviano en la producción 
El talento boliviano no podía faltar en la serie y es que en esta oportunidad son más de 300 actores bolivianos que participan en la serie que es un éxito en Netflix.

“Entre los actores principales se hizo un casting y se seleccionó a lo mejor del cine boliviano de estos tiempos y que estaban acorde a las necesidades, entre ellos están Cristian Mercado, Pedro Grossman, Ariel Vargas, Carla Ortiz y Claudia Guzmán, Alejandro Marañón, Luis Aduviri”, reveló. 

Y si bien no se puede decir el rol de cada uno, anuncia que participarán también en el rodaje de la serie en otros países de Latinoamérica.
“Cada una de las 300 personas mostraron su profesionalismo y tanto los productores, como los actores destacaron el talento nacional”.
 

Se fueron con lágrimas en los ojos
La impresión que generó Bolivia fue increíble.  O por lo menos así lo revela Gosalvez.
“Probaron de todo, quedaron fascinados con la gastronomía y las salsas, sobre toda la llajua, pero probaron de todo. Hoy (viernes 18 de junio) que fue el último día de rodaje veía actores con lágrimas en los ojos impresionados por el paisaje. Fascinados con la gente a quienes agradecían el cariño, así que se llevan una buena impresión; se van contentos eso es lo más importante”, dice emocionada.

En el caso de Del Castillo confirmó lo que ella decía al principio de la entrevista, que amaba Bolivia, y si ella pudiese volvería porque la similitud de culturas es extraordinaria. “Su personalidad y sencillez hizo que la amaran en todo lado, incluso escuchó y bailó música nacional así que podemos decir que se llevaron al mejor impresión del país”.

“¿Qué significa esta experiencia y cómo deja posicionada a Bolivia?”, enfatiza Oxígeno.
“Con certeza te digo que Bolivia quedo muy bien parada a nivel profesional, a nivel humano creo que dimos lo mejor de nosotros como profesionales, como técnicos y es lo más importante que la gente que llegó se va contenta y amando tu país, es lo más lindo. Dejar el nombre de Bolivia en alto y demostrar que podemos hacer esta y cualquier producción que se nos presente. Fue muy lindo y gratificante ser parte de esta producción y espero con ansias poder verla”, concluyó.


La nota fue publicada en la edición Nº 112 de la Revista Oxígeno