Mayo 28, 2020

La cuerda siempre se rompe por...

Son demasiados los casos de nepotismo y corrupción que en tan poco tiempo este gobierno ha acumulado, demostrando una total ineptitud política y gubernamental. Ya es hora...


Miércoles 20 de Mayo de 2020, 10:15pm




Con este pronunciamiento de la Sra. (casi emperatriz) Añez ante "irregularidades" (por no decir robo descarado), sobre la compra de 170 respiradores, francamente no sé si felicitarla (fingiendo como ella el mismo desconocimiento y cierta candidez), o... simplemente sentir lástima por la caída libre en picada que está viviendo. Como bien lo dijo ella misma citando la famosa "frase de Einstein" que la catapultó a la farándula política (la frase de "todo lo que sube... etc), y que seguramente la inmortalizará para la eternidad.

Hay un conocido y popular dicho que dice: "La cuerda siempre se rompe por lo más delgado". En política, hay una aplicación, similar y también bastante usada. Cuando algo sucede, un accidente, un error, un trabajo no cumplido, etc., y llega la hora de buscar responsabilidades, siempre será culpado el más débil, el que no cuenta con apoyo, el más nuevo o desconocido en un grupo. Este novato o "cándido individuo" viene a ser el fusible, el eslabón más débil de la cadena, la parte más delgada del hilo. Este tipo de cables o fusibles abundan en todas las esferas de poder, hubo casos incluso donde se pactaron silencios y culpas (otro día quizás podamos conversar sobre estos personajes necesarios en las esferas del poder).

Pero vamos al punto, el gobierno "transitorio" de Bolivia (aunque pretende quedarse más tiempo y modificar las estructuras básicas del Estado Plurinacional), ordenó la aprehensión del Jefe de Adquisiciones del Ministerio de Salud por el #CasoRespiradores bajo las sospechas (en realidad en virtud de las evidencias) de sobreprecio por la compra de 170  ventiladores pulmonares.

El gobierno pagó por cada respirador $us 28 080; la empresa GPA Innova señaló que el precio por unidad en España es de 6000 euros, con accesorios 2000 más, total: 8000 euros ($us 8791 dólares). En lo personal confieso abiertamente que los números no son mi fuerte, pero de lejos sospecho con mi modesto conocimiento en sumas, que acá habrá muchos centavos en euros que bailarán en algún bolsillo de los protegidos de la inocente Añez (dándole un poquitín de beneficio de dudas). La experiencia también nos dice que muchas veces aparecen los chivos expiatorios pero nunca los dólares perdidos. Pero sigamos...

Ella, la mamá de estos pilluelos y pilillos, a través de una reciente publicación, rompió un incómodo y largo silencio para ordenar todo el peso de la ley a los “posibles” responsables de esta fraudulenta estafa (perdón, compra). Lo que nos lleva a muchos a preguntarnos: ¿Qué tan dispuesta estará de enviar a la cárcel a su yerno Mostajo, su ahijado Pareja Lozada, y demás asociados y amigos?

Ello me recuerda que hace algunos años atrás un exministro envió a la cárcel a su yerno por similares actos de corrupción. Obviamente las circunstancias no eran tan terribles como las de ahora, pues al lucrar con el dolor y la emergencia de una nación entera no se tiene por qué tener consideración ni piedad ante los ojos de los hombres y de Dios.

Son demasiados los casos de nepotismo y corrupción que en tan poco tiempo este gobierno ha acumulado, demostrando una total ineptitud política y gubernamental. Ya es hora...

  • Carlos Valverde, coronavirus y transgénicos

    Mayo 20 2020 |

    ¿Sabía Ud. que aparte de este problema de salud humana hay otro grave problema de salud? Se trata de la economía boliviana. Vienen días muy difíciles para el país.


  • El Bocaysapo y la noche

    Mayo 17 2020 |

    (Escribí este texto, hace varios años atrás, cuando el Boca  culminó la fiesta. Cayo Salamanca  fue  el camba más kolla y cariñoso que conocí.)


  • ¿Seremos mejores en la nueva normalidad? No, en absoluto

    Mayo 16 2020 |

    a nueva realidad es un oxímoron. Lo nuevo no será nuevo y la normalidad será un volver a lo mismo. Es decir, nunca hubo ni habrá una nueva normalidad. Todo es una falsedad. Un bulo.