Enero 19, 2020

Valentina Fernández, candidata a senadora del CC, plantea la lucha contra el patriarcalismo

La lucha contra la violencia debe  ser impartida desde el hogar y la educación: “Veo que no intervenimos como papás cuando vemos en el hogar que el hermano mayor está pegando a su hermanita, nadie dice nada, solo miramos se debe intervenir y enseñar a los niños que no se debe pegar a las mujeres”, dijo.


Lunes 14 de Octubre de 2019, 4:45pm




14 de octubre (Urgente.bo).- Mulltifacética, así se define Valentina Fernández Marca, tercera candidata al senado de Comunidad Ciudadana (CC) por la ciudad de El Alto. Ella es una mujer de pollera que quiere convertirse en un ejemplo de despatriarcalización, machismo y violencia psicológica.

Valentina Fernández de 55 años, llegó a la ciudad de El Alto hacer 22 años en busca de mejores días después de sufrir junto a su familia  la relocalización minera en el centro de Caracoles. Conoció a su marido en un mundo donde el machismo reinaba lo que ocasionó que su relación sea tóxica. “No dejaba arreglarme ni salir, quería que esté en mi casa cuidando a mis dos hijos”.

Como padre, su exmarido dice que es excelente, pero como pareja fue malo. Hizo de la vida de Valentina un infierno. “Todo es criticado cuando te relacionas en un grupo social machista”, dijo.

La candidata después de años de víctima de violencia y machismo, decidió separarse cuidar sola a sus hijos dedicándose a todo tipo de labores (transporte y comercio) incluso viajó hacia el exterior para cuidar a personas mayores. 

Ahora, se propone romper el patriarcalismo, lo quiere demostrar con ejemplos y desde su hogar: “Tengo un hijo a quien le enseño a ayudar en todo en mi casa: lava, plancha, recoge la cocina, ya no le digo eres machito,  no tienes que hacer nada”, dijo. 

La lucha contra la violencia debe  ser impartida desde el hogar y la educación: “Veo que no intervenimos como papás cuando vemos en el hogar que el hermano mayor está pegando a su hermanita, nadie dice nada, solo miramos se debe intervenir y enseñar a los niños que no se debe pegar a las mujeres”, dijo.

“Las mujeres no cumplimos, ni exigimos que se cumpla nuestros derechos.  A veces, dejamos que nuestros hijos vivan en ese ambiente  de violencia y permitimos que se vuelva a formar un patrón”, apuntó.

En los últimos años, vio cómo los valores y el respeto se fueron perdiendo de parte de los adolescentes hacia las personas mayores y sus papás, por lo que plantea hacer algunos ajustes y cambios en las leyes que les dan muchos derechos a los niños y adolescentes  jovenes de lo que a veces se aprovechan.

“He visto en mi familia una adolescente que quería  salir  con su enamorado y sus mamá no le dejó por temor y su hija le denunció ante la Defensoría. ¿Dónde estamos?, donde quedan la obligaciones”, dijo.

Candidata del CC.jpg

Valentina Fernández, candidata del CC a senadora

Economía

“Dicen que ya no hay pobreza, pero yo veo todos los días,  más que todo en El Alto, que invade las cosas chinas. La gente con poco capital agarra los productos chinos y se sientan en las calles de El Alto para vender. La ciudad de El Alto se ha convertido en un mercado chino”, reprochó la candidata.

Apoyar la industria nacional será la prioridad  para el  CC con la instalación de empresa para generar empleo. El apoyo a los emprendimientos propios  de los jovenes y las mujeres es otra de las preferencias. Dos tareas que impulsará Fernández de ser senadora por la ciudad de El Alto.

“Falta inversión privada y pública, no se ha visto en los 13 años trabajo para los jóvenes alteños. Nuestros hijos están de taxistas, de vendedores de productos chinos”, lamentó.

Fernández no tiene un título profesional, pero la vida le enseñó a aprender todo tipo de actividades. Hubo un tiempo en que se dedicó a la costura, pero la invasión de productos chinos y el doble aguinaldo hizo que cerrara su taller, ahora, se dedica a hacer negocio y ser comerciante.

Viaja por varios departamentos: Tarija, Cochabamba, Santa Cruz, distribuyendo ropa para niños que agarra Uyustus (mercado de  la ciudad de La Paz). A veces, el negocio es rentable; otras, no por la gran competencia  de productos chinos.

Medio ambiente y educación

Tener orgullo de ser alteño es lo que quiere lograr Fernández cambiando  la imagen de la ciudad más joven de Bolivia. Lo quiere lograr cambiando los malos hábitos en las personas interviniendo con políticas de cuidado del medio ambiente desde las familias.

 “El cambio debe empezar desde el hogar diciendo  que no se debe  votar las basura al paso y en las calles”, dijo

La ciudad de El Alto es una urbe conformada por una población campo y ciudad. A los migrantes de la provincia, hay que empezar a educarlos como sociedad.

Por otro lado, ve importante impulsar el uso de las canastas de mercado que antes se usaban las amas de casa para dejar  de lado las bolsas de plásticos que hacen daño al medio ambiente.  “Antes, no pedíamos bolsitas, debe volver ese hábito para no seguir contaminando”, dijo.

///