Septiembre 27, 2021

¿Qué pasa en el cuerpo cuando se contrae COVID-19 estando vacunado?


Miércoles 4 de Agosto de 2021, 8:00am






4 de agosto (Urgente.bo).- El último informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU que consideraron que la variante Delta del coronavirus es tan contagiosa como la varisela sumó más preocupación a la población y obligó a los expertos a redoblar esfuerzos para combatir la actual pandemia que ya dejó casi 200 millones de infectados y más de 4,2 millones de muertos en el mundo.

Ocurre que, según el informe dado a conocer la semana pasada, la variante también tiene más posibilidades de superar las protecciones otorgadas por las vacunas, según el informe, y que la marcha atrás de la agencia el martes sobre las recomendaciones de uso de las máscaras o tapabocas para todas las personas, incluso para los estadounidenses completamente vacunados, se basó en este documento.

A pesar de la falsa sensación de que al estar vacunado ya uno está completamente inmunizado contra el COVID-19, los especialistas y desarrolladores de vacunas advierten que estas no previenen en un 100% la posibilidad de infectarse.

Lo que sí hacen es prevenir que la enfermedad se desarrolle en forma grave y la persona termine con asistencia respiratoria mecánica y muchas complicaciones. 

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza hasta cierto grado a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o estos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar. La clave está en la actividad del sistema inmunitario y en la capacidad de proliferación del virus en estas personas. Un sistema inmunitario entrenado elimina el virus antes de que éste pueda causar graves daños en el organismo.

Según datos del sistema Nacional de Vigilancia en Salud y (SNVS) y los datos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado (NomiVac), de Argentina, menos del 0,5% de las personas vacunadas con la primera o segunda dosis tuvieron COVID-19, transcurridos por lo menos 14 días de aplicada la primera dosis. Solo un 0,49% de las personas que recibieron la vacuna Sinopharm se enfermaron con coronavirus dos semanas después de aplicarse la primera dosis, según un informe de porcentaje de contagios en la Argentina posteriores a la inmunización que divulgó el Ministerio de Salud, que ratificó que la inoculación “claramente disminuye la potencial ocurrencia de complicaciones, hospitalizaciones y muerte”.

En tanto, en el caso de la vacuna Sputnik V un 0,27% de los inmunizados contrajeron la enfermedad después de 14 días de la primera dosis. De quienes recibieron la vacuna Covishield (AstraZeneca), solo se enfermó de COVID-19 un 0,46% cumplidas dos semanas de haber sido inoculados.

Según los CDC de Estados Unidos, si una persona que se encuentra totalmente vacunada comienza a experimentar síntomas asociados al COVID-19 debe aislarse durante diez días y hay que realizar un rastreo de contactos estrechos.

Si el PCR da positivo, hay que informar al proveedor de atención médica y en el caso de tener que salir del hogar para ir al médico, se debe hacer llevando mascarilla y con distanciamiento social.

Infobae