Julio 14, 2020

Argentina: Un boliviano degolló y enterró a su hija en el patio de su casa

La víctima, conocida como Aru, era mamá de una nena de 5 años y sus allegados promovían su búsqueda en las redes sociales.


Martes 1 de Octubre de 2019, 9:15am




01 de octubre (Urgente.bo).- De Ariana Jesica Palacios (30) nada se sabía desde el 28 de agosto. Una de sus amigas denunció su desaparición y la Policía empezó a buscarla. El caso tuvo un giro horroroso: su padre confesó que la mató y la enterró en el patio de su casa, en Hurlingham, al oeste del Gran Buenos Aires.

La víctima vivía junto a sus padres y tenía una hija de 5 años, en la casa donde fue encontrada asesinada, en la calle Felix Frías 3577 de la mencionada localidad del partido del Hurlingham.

Por el crimen, el padre de la víctima, Willy Palacios (64), de nacionalidad boliviana y quien trabaja en una funeraria porteña, quedó detenido ayer luego de que otro de sus hijos y hermano de la víctima, se presentara ante los investigadores para denunciarlo.

El sospechoso, identificado como Willy Palacios Montaño, tiene 64 años, es de nacionalidad boliviana y quedó detenido.

El joven le dijo a la policía que su padre le confesó que el 28 de agosto, alrededor de las 11, había discutido con Ariana cuando estaban a solas en su casa, que forcejearon, que la asesinó provocándole un corte en el cuello y que luego la enterró en el patio de su vivienda sin decirle nada a nadie.

Policías, bomberos y peritos de Policía Científica fueron convocados ayer a las 11 a esa propiedad para iniciar la búsqueda del cuerpo y tras dos horas de trabajo y luego de que un perro rastreador de cadáveres indicara un sitio, los expertos hallaron el cuerpo, que fue remitido a la morgue para su autopsia.

En la casa donde fue hallado el cadáver vivían Ariana, que había nacido en Argentina; sus padres, ambos inmigrantes de nacionalidad boliviana; y la hija de 6 años que había tenido con una pareja del pasado.

El hombre de 64 años tuvo contradicciones en su declaración ante la policía y ante la presión de los investigadores terminó admitiendo que en medio de una discusión con su hija le clavó un cuchillo en el cuello.

Tras confesar haber enterrado a Ariana en el patio de la casa donde vivían en la localidad bonaerense de Hurlingham, Willy Palacios Montañio quedó detenido acusado por el crimen de su propia hija.

La víctima, conocida como Aru, era mamá de una nena de 5 años y sus allegados promovían su búsqueda en las redes sociales.

Adrián, el novio de la joven, contó el lunes al canal Crónica TV que él quedó sorprendido cuando el ahora imputado, es decir su suegro, le dijo que Ariana había decidido terminar su relación con él y “cambiar de aire, de trabajo” y que “iba a estar bien”.

///