Agosto 06, 2020

Aumentan desechos de barbijos y guantes, ¿cómo evitar contagios?

El uso de material de bioseguridad ha aumentado en la ciudad y en otros puntos del país. Desechos de los hospitales reciben trato especial, pero qué hay con los que salen de casas y empresas. Un ambientalista recomienda aplicar nuevas políticas.


Jueves 2 de Julio de 2020, 12:45pm




2 de julio (Urgente.bo).- Tras el uso constante de barbijos desechables y guantes de látex para evitar el contagio del coronavirus, los desechos de estos productos aumentaron cuatro veces, lo que supone una contaminación al medio ambiente y un riesgo de contagio para aquellos que reciclan botellas de plástico en medio de la basura, explica el ambientalista José Humaca.

“Mucha gente trabaja en la recolección de plásticos y bueno se pudo ver falencias, más allá de que los hospitales están generando más de lo debido, cuatro veces más la población ha empezado a optar esta tendencia”, explicó Humaca. Según el ambientalista, a falta de cultura del reciclaje y conciencia de la población, este tipo de desechos también van a parar en las calles de ciudades como El Alto y La Paz. Esto a su vez desencadena un foco de infección para la gente que lo manipula por descuido o para los trabajadores de limpieza que no cuenten con las medidas necesarias de bioseguridad.

“Yo partiría por recomendar a la población que si van a utilizar este tipo de desechables puedan clasificarlos y puedan separarlos de la demás basura”, indicó.Lamentó que como consecuencia de las necesidades económicas de mucha gente, especialmente por la emergencia sanitaria, hay gente que se ve ogligada a buscar entre la basura para reciclar cartones, botellas, aluminio, etc. Y en esas faenas se someten a un riesgo grande de contagio.

Si bien la población puede reciclar la basura para ayudar al medio ambiente, los barbijos y guantes de látex no pueden ser reutilizados bajo ningún criterio.“Los desechos plásticos que tengan antecedente hospitalario ya sean los desechos del mismo hospital, de una persona que tenga el coronavirus, tienen que ser tratados con mucho cuidado. Eso no se lo puede reutilizar, sin embargo otros plásticos como una botella, sí”, explicó el ambientalista.

Entonces, ¿qué hacer?

El ambientalista mencionó que una manera de disminuir estos desechos en los botaderos municipales y evitar que sean un foco de infección, es usar tapabocas reutilizables.

También recomendó manipular de manera correcta los barbijos y los guantes de látex una vez que sean usados, de lo contrario pueden ocasionar contagios.La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda poner estos desechos de manera separada en una bolsa y en un bote de basura cerrado.

Con el brote de la pandemia se hizo imprescindible el uso de barbijos como de indumentaria para evitar el contagio, pero en su mayoría estos accesorios se usan una sola vez para luego tirarlas. Con este antecedente y mientras dure la emergencia sanitaria, la cantidad de basura crecerá más, alertó Humaca.

En noviembre del 2016, la Dirección de Residuos Sólidos y Gestión Integral del Ministerio de Medio Ambiente y Agua informó que el país producía 5.400 toneladas de basura. Para el 2019 esta cantidad aumentó en un 30%.

En abril del año pasado, un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Agua señaló que el botadero de El Alto no cuenta con el espacio suficiente para seguir operando y las piscinas de almacenamiento ya completaron su capacidad.

“Los plásticos, poliéster tardan de 100 a 200 años en descomponerse (…), por ello se debe tomar en cuenta que a futuro habrá un aumento inevitable de basura en las ciudades, explicó Humaca.

Una vez que estalló la pandemia, el gobierno municipal de La Paz informó que los desechos que se generen en hospitales se van a tratar de manera clasificada para evitar riesgos de infección.

Peticiones y proyectos

Según el ambientalista, las autoridades no adecuaron sistemas de separación de plástico y de basura biodegradable. “Por ahora se requeriría esterilizar la basura, pero no habría quien desee invertir en la tarea”.

“Pedir a las autoridades y mejor si es a nivel Bolivia que puedan dar una solución científica con las medidas adecuadas, con la sugerencias adecuadas (…) lo que estamos haciendo es plantear una estrategia que vaya muy relacionada con la producción de huertos urbanos, huertos traspatio”.

Este proyecto como tal busca generar ingresos a las familias y coadyuvar en una alimentación saludable. Además, de evitar el uso de bolsas plásticas durante la compra de hortalizas. Ya se trabaja en las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Camiri y comunidades indígenas.

También pidió a la población que tenga much cuidado con respecto al manejo de este tipo de materiales.

“Si bien son para protegernos en la calle, cuando llegues a tu casa no lo tires no lo reutilices sin haberla lavado antes, en lo más posible eviten comprar desechables, utilizar más reutilizables para bajar la contaminación”.