Septiembre 18, 2019

Bolivia irá a la ONU para rechazar la ley antidroga de EEUU

El viceministro de la Coca, Gumercindo Pucho, explicó que las autoridades gubernamentales se reunirán para llevar la queja ante la organización internacional.


Jueves 19 de Mayo de 2016, 1:15pm




La Paz, 19 de mayo (Urgentebo).- El Gobierno boliviano anunció este jueves que acudirá ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) para denunciar la ley transnacional de tráfico de drogas de EEUU porque considera que vulnera la soberanía de los Estados y que abre la posibilidad de penalizar la labor de los productores de coca.

Desde Villazón, el viceministro de la Coca, Gumersindo Pucho, explicó que las autoridades gubernamentales se reunirán para elevar la queja ante la organización internacional.

“Entonces, estamos coordinando para hacer un pronunciamiento a esa instancia, este escenario como es la Organización de Naciones Unidas en rechazo a la normativa promulgada en el país del norte”, declaró Pucho a la red Patria Nueva.

Hoy, el presidente Evo Morales cuestionó la iniciativa estadounidense. Recordó que Bolivia aplica una lucha contra el narcotráfico sin la participación de la DEA  y las bases  norteamericanas instaladas antes de 2006. Desde Sucre, “para invadir  y secuestrar”.

“Yo no entiendo, esos tiempos de colonia han terminado, tiempos de dominación  imperial con su modelo neoliberal no sirven para América Latina y el Caribe. Estamos en tiempos de liberación internacional a la cabeza de los movimientos sociales, de los pueblos en el mundo”, sostuvo  Morales.

La BBC informa que la nueva norma vuelve la "fabricación o distribución" de sustancias controladas de clasificación I y II "con conocimiento o teniendo un motivo razonable para creer" que puedan ser importadas ilegalmente a Estados Unidos. Las hojas de coca son consideradas una sustancia controlada de clasificación II de acuerdo a las leyes estadounidenses.

En 1961, el acullico de coca (masticado) fue vetado por la Convención Antidroga de la Organización de Naciones Unidas y dio un plazo de 25 años de plazo para eliminar esa tradición milenaria. La meta no se logró.

En enero de 2011, Bolivia pidió su readmisión a la Convención Antidrogas de las Naciones Unidas, donde fue aceptada en enero de 2013 con la reserva de despenalizar el acullico en territorio boliviano. Sólo 15 de 183 países objetaron la posición, lo que no alcanzó un tercio para vetar al país.

///