Diciembre 13, 2019

Chile sufre los efectos de la lucha anticontrabando boliviana


Lunes 24 de Junio de 2019, 11:30am




24 de junio (Urgentebo).- “Estamos ocasionando severos daños a la Zona Franca de Iquique”. Así se expresó el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, quien elogió la política del presidente Evo Morales para combatir el contrabando y, además, pidió que la medida se extienda al resto de la frontera nacional.

Los movimientos comerciales de Chile a Bolivia se redujeron en el 21%, luego de que el Gobierno decidió instalar puestos de avanzada en la línea fronteriza con Chile. Así lo reflejan los datos de la Zona Franca de Iquique (Zofri), que demuestran que las mercancías entre el 2018 y en lo que va del 2019 bajaron de $us 108 millones a $us 81 millones.

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, explicó a este medio que la tarea desde el primer puesto de control en el municipio fronterizo de Charaña y las estrategias de seguridad establecidas en la Ley 140 de Fortalecimiento de Lucha contra el Contrabando, ayudaron en el resultado. Bolivia y Chile comparten unos 6.800 kilómetros de frontera.

“En el mes de diciembre, el segundo mes de trabajo arduo, la Zofri comenzó a bajar la venta de mercadería a Bolivia en un 6% y así el porcentaje fue subiendo en los últimos seis meses. Estamos sobrepasando el 21% de la baja, es un porcentaje desde luego alto”, dijo Rodríguez al semanario El Compadre.

Blacizevic que reclama mayor respaldo a los empresarios industriales, señala que la política contra el contrabando marca tres meses de reducción de ingreso en Zofri. “Los contrabandistas están comprando menos”, apuntó.

Para los chilenos, Bolivia es el principal comprador de los productos que provienen de China, EEUU, Corea del Sur y Japón. Según datos de Zofri, eso representa en un 44%.

Después de Bolivia, está el Paraguay que también redujo la compra de productos a Chile de $us 79 millones a $us 56 millones. El único país al que incrementó sus ventas es a Uruguay, de $us 2 a 3 millones, solo un millón de dólares.

La baja en la venta por rubros es significativa. En el sector automotriz, el descenso es de un 15%; en textiles, un 15%; en artículos para el hogar, 13%; en electrónica, 10% y otros un 47%. “El contrabando cuando no genera ganancias, no es rentable. Si evitamos que ingrese no será rentable”, dijo el viceministro.

Según un boletín de la Zona Franca de Iquique, de enero a febrero de este año las ventas disminuyeron en un 10,7%, es decir, unos 289 millones de dólares.

Las ventas a países de Chile a Uruguay, bajaron en 1%; a Perú, en 16% y a Paraguay, en 31%.

En la región de Colchane, lado chileno, hay unos 500 camiones para ingresar con mercadería legal hacia Bolivia. Ese es otro de los datos proporcionados por el Viceministro de Lucha Contra el Contrabando.

Debilidades en la frontera

Sin bien hay un “punto en alto”, para el Viceministro hay un problema que muestra la debilidad de esta acción, esa es la falta de control en el ingreso a los vehículos indocumentados y la ropa usada que se interna a Bolivia en fardos.

Los dos delitos trasnacionales son complicados de controlar. La autoridad reconoció que los llamados “chuteros” y contrabandistas ingresan los vehículos y la carga ilegal por los salares de Coipasa  y Uyuni.

“Una vez controlemos eso, de seguro va a haber un momento que vamos a controlar toda la frontera. El contrabandista es gente de mucho dinero”, aseguró Rodríguez.

En marzo de esta gestión, el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales aseguró: “Si entra contrabando de Chile es una agresión económica a Bolivia. Es una guerra económica, una batalla económica”. Ahora los efectos cambian.