Junio 16, 2021

Conozca la dieta que recomiendan para reducir daños en el organismo por la COVID-19


Miércoles 9 de Junio de 2021, 12:15pm






9 de junio (Urgente.bo).- Desde los primeros casos del coronavirus en el mundo, se efectuaron estudios varios acerca de la alimentación y su papel importante en la gravedad de síntomas del COVID-19. Según la revista BMJ Nutrition Prevention & Healtn, una dieta a base de pescado y vegetales es determinante para no padecer un cuadro grave del coronavirus.

La investigación tomó como variables a la edad, el origen étnico, la especialidad médica y el estilo de vida. Los resultados fueron increíbles pues se evidenció que la gente que consumía una dieta basada en plantas, tiene un 73% menos de posibilidad de sufrir una infección moderada o grave. Mientras que los que consumían pescado, tenían el 59% menos de probabilidades de desarrollar cuadros graves.

 Sin embargo, el estudio demuestra que los que tienen una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas, tenían 4 veces más probabilidades de tener una infección grave. Además, el estudio fue de observación y no se establece una causa y efecto, sino una correlación.

Dieta

Según la nutricionista Delfina Fahey, una dieta para no presentar un cuadro grave de COVID-19 se basa en consumir frutas, verduras, frutos secos, legumbres y semillas y consumir en menor proporción los productos de origen animal.

Los investigadores destacaron que las dietas a base de plantas son ricas en nutrientes o fitoquímicos (polifenoles, carotenoides, vitaminas y minerales, que son importantes para un sistema inmune).

El pescado tiene una fuente importante de vitamina D, grasos omega 3, el mismo tiene propiedades antinflamatorias.

Nutrientes para el sistema inmunológico  

Existen seis grupos de nutrientes que ayudan a controlar las agresiones por virus y parásitos están la vitamina A,C, E y D, los minerales zinc, cobre, hierro, magnesio y selenio.

La vitamina E  mejora el sistema de defensa por su poder antioxidante. Se encuentra en aceites de germen de trigo, soja, girasol, maíz y oliva, preferentemente prensados en crudo y sin cocinar.

El selenio puede ser encontrado en pescados y mariscos, carnes rojas y de ave, cereales integrales, ajo, germen de trigo y levadura de cerveza.

Mientras que una alimentación con hortalizas de hoja verde intenso, frutas secas y semillas, cereales integrales, salvado, germen de trigo, legumbres aportan magnesio.

 También se recomienda el consumo de la vitamina D, que se halla en huevos, vísceras, lácteos descremados e incluso una exposición al sol. La vitamina A se halla en hortalizas color amarillo, naranja y rojo, es decir, zanahoria, zapallo, calabaza, tomate, acelga, espinaca, etc.