Marzo 29, 2020

Devaluación y contrabando explican largas filas argentinas para comprar en Bolivia

La devaluación de su moneda, del 17% respecto al dólar, mueve a los argentinos a hacer compras en Bermejo y otros puntos fronterizos.


Jueves 29 de Diciembre de 2016, 1:45pm




filaseldeber.jpg

Argentinos hacen largas filas para comprar en Bolivia. El Deber.

La Paz, 29 de diciembre (Urgentebo) .- Las largas filas que se observan en diversos puntos de la frontera de Bolivia con Argentina, como es Bermejo, responden a la devauación de la moneda argentina y al auge del contrabando, de acuerdo al analista económico Oscar Heredia. 

Heredia explicó a Urgentebo que en Argentina se experimenta actualmente un incremento de los precios de diversos productos, debido a la devaluación de su moneda y al cambio de la política de subvenciones que mantenía el anterior Gobierno; lo cual hace que los precios hayan dejado de ser competitivos. 

Asimismo, dijo que en los puntos fronterizos con Argentina no solo se vende producto nacional, sino también aquellos importados, lo cual explica los bajos precios del lado boliviano. “En Bolivia los productos chinos, peruanos, brasileros y chilenos son más baratos que los nuestros, porque nuestra economía lo permite, segundo, el contrabando entra mucho más fácil a Bolivia que en Argentina”.

Aclaró que no se sabe con exactitud si los argentinos están comprando productos nacionales. Asimismo, cree que esta situación puede favorecer al país, porque los argentinos estarían ingresando con dinero en dólares. “Hay más movimiento económico en esas fronteras, sin embargo habría que ver si la economía en la frontera es formal e informal, si es la primera beneficia al país, pero si es como la segunda solo beneficia a quienes no pagan impuestos y al contrabando”.

El fenómeno de las largas colas de argentinos no solo se presenta en la frontera con Bolivia, sino con Brasil, Chile y Paraguay.

El valor de las monedas de Venezuela, México y Argentina cayó dramáticamente este 2016. La economía argentina se contrajo en un 1,8% este año, los salarios reales cayeron y la inflación alcanzó casi el 40%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). El peso argentino cayó 17% frente al dólar

///