Junio 16, 2021

EE.UU. apoya suspender las patentes de las vacunas para aumentar su producción

El pasado octubre, India y Sudáfrica propusieron a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que la comunidad internacional levantara de forma temporal las patentes de las vacunas contra el virus para que la producción no dependiera de las farmacéuticas y se aceleraran las campañas de vacunación, la clave para controlar la pandemia.


Jueves 6 de Mayo de 2021, 9:00am






6 de mayo (Urgente.bo).- El Gobierno de Joe Biden anunció ayer su apoyo a la suspensión temporal de las protecciones de propiedad intelectual -las patentes- de las vacunas contra el Covid-19 para facilitar y acelerar la vacunación en el mundo. Biden y su equipo sufrían presiones crecientes para dar un paso al que EE.UU. se ha opuesto durante meses y que ocurre cuando la desigualdad frente a la pandemia es cada vez más patente en diferentes regiones del mundo.

El pasado octubre, India y Sudáfrica propusieron a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que la comunidad internacional levantara de forma temporal las patentes de las vacunas contra el virus para que la producción no dependiera de las farmacéuticas y se aceleraran las campañas de vacunación, la clave para controlar la pandemia. EE.UU., pieza clave en la decisión, determinante en el desarrollo de vacunas y donde las farmacéuticas tienen buena parte de sus intereses, se opuso.

Hoy, India está asolada por el virus, con su sistema hospitalario desbordado y cientos de miles de nuevos casos cada día. Sudáfrica solo ha conseguido vacunar al 0,6% de su población; a ese ritmo, tardará diez años en inmunizar al 75% de su población. EE.UU., mientras tanto, tiene contratadas cientos de millones de dosis más de las que necesita para vacunar a sus ciudadanos, más del 55% de la población adulta ha recibido al menos una dosis.

«La Administración cree con fuerza en las protecciones para la propiedad intelectual, pero con el objetivo de acabar con la pandemia apoya la exención de esas protecciones para las vacunas de Covid-19», aseguró en un comunicado Katherine Tai, representante comercial de EE.UU. Tai, que se encuentra en Ginebra en una reunión de la OMC, defendió que «esta es una crisis sanitaria global, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 exigen medidas extraordinarias».

A partir de ahora comenzarán las negociaciones sobre cómo implementar ese levantamiento de las patentes que hasta el momento EE.UU. rechazaba. Tai reconoció que «tomará tiempo» definir sus detalles. Eliminar las protecciones de propiedad intelectual es solo un paso dentro del proceso de conseguir fabricar las vacunas en todo el mundo como genéricos. Además de la patente, las farmacéuticas tienen que facilitar la llamada «transferencia tecnológica» los conocimientos sobre cómo poner en marcha el proceso de producción y conservación de las dosis.

Dos de las farmacéuticas con vacunas aprobadas en EE.UU., Pfizer/BioNTech y Moderna, las fabrican con ánimo de lucro. Las proyecciones de ventas de la vacuna para este año son de unos 21.000 millones de dólares para Pfizer/BioNTech y de unos 19.000 millones para Moderna. La vacuna de Johnson & Johnson, también aprobada en EE.UU., y de AstraZeneca, a la espera de su autorización, se venderán sin ánimo de lucro hasta que pase la pandemia.

La industria farmacéutica se ha opuesto con fuerza a la medida. Han defendido que eliminar las patentes creará problemas y ralentizará su propia capacidad de producir vacunas. Podría disparar la competencia global por los componentes y, de cara a los votantes estadounidenses, podría provocar que muchos empleos salieran fuera del país.

Biden ha mantenido hasta hace poco la política de ‘América primero’ de su antecesor, pero la presión creciente hacia la Casa Blanca le han hecho cambiar de postura.

 

(ABC)