Diciembre 04, 2020

El gigante español Mediapro admite que pagó sobornos a funcionarios de la FIFA

Jaume Roures, socio fundador del grupo Mediapro, admitió en una nota de prensa que tres exdirectivos del grupo audiovisual, quienes fueron apartados de sus cargos en diciembre de 2015, desembolsaron grandes sumas de dinero para hacerse con los derechos televisivos. 


Jueves 19 de Noviembre de 2020, 9:30am






Mediapro, empresa dedicada al mundo audiovisual con sede en Barcelona, España, reconoció que la compañía pagó sobornos a altos cargos de la FIFA para obtener los derechos televisivos de partidos clasificatorios a los Mundiales de 2014, 2018 y 2022.

Jaume Roures, socio fundador del grupo Mediapro, admitió en una nota de prensa que tres exdirectivos del grupo audiovisual, quienes fueron apartados de sus cargos en diciembre de 2015, desembolsaron grandes sumas de dinero para hacerse con los derechos televisivos. 

"Imagina [holding de Mediapro] reconoce su responsabilidad, como persona jurídica, por la conducta delictiva de sus representantes; que dicha conducta delictiva de la que Imagina fue responsable incluyó el pago de sobornos para la compra de los derechos audiovisuales de la fase de clasificación en las regiones de Centroamérica y Caribe (CONCACAF) para los Campeonatos del Mundo de fútbol de 2014, 2018 y 2022 (conjuntamente, los 'Derechos de los Clasificatorios') vulnerando la legislación de Estados Unidos", señala el comunicado.

De acuerdo con la información suministrada por la propia empresa, dos de los directores ya se declararon culpables del pago de numerosos sobornos y el tercero, "un ex codirector general de Imagina, aceptó el pago de un soborno de 1,5 millones de dólares, a fin de adquirir los Derechos de los Clasificatorios y autorizó, dirigió y facilitó el pago de 500.000 dólares de dicha cantidad total".

Este no es el primer escándalo relacionado con sobornos en el que se ve envuelto el grupo audiovisual. Ya en 2018, la empresa fue condenada a pagar una multa de más de 20 millones de euros por el caso conocido como FIFA Gate. En aquella oportunidad, la Justicia de Nueva York le obligó a admitir públicamente la condena.

Vía Sputnik

////