Noviembre 24, 2020

El rey Felipe VI de España y Pablo Iglesias llegarán para la envestidura de Arce y Choquehuanca

Esta será la primera vez que el vicepresidente de España y el Rey viajarán juntos.


Viernes 30 de Octubre de 2020, 6:00pm






30 de octubre (El País).-   El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, viajará junto al Rey a Bolivia, los próximos días 7 y 8 de noviembre, para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente del país, Luis Arce. La delegación oficial española la encabezará Felipe VI e incluirá también a la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Podemos mantiene una larga relación con el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, de quien Arce fue ministro de Economía y se considera su heredero político. Casi un año después de que Morales tuviera que dimitir por la presión del Ejército, Arce obtuvo una contundente victoria en las elecciones presidenciales del pasado día 19, con el 55% de los votos.

Esta será la primera vez que Iglesias y el Rey hagan un viaje juntos, cuando todavía no se han apagado los ecos de las críticas que el primero dirigió a Felipe VI por telefonear al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, para excusar su ausencia de la entrega de despachos de la Escuela Judicial en Barcelona, como consecuencia del veto del Gobierno. “Neutralida política”, pidió el vicepresidente segundo al jefe del Estado.

La asistencia del Rey a la toma de posesión de los mandatarios iberoamericanos es un hecho habitual después de que su padre, Juan Carlos I, se apartara definitivamente de la vida pública. La última vez que lo hizo fue en enero de este año, cuando asistió en Montevideo (Uruguay) al estreno del presidente Luis Lacalle.

Sin embargo, este viaje tiene una significación especial debido a la crisis diplomática entre los dos países, que ha llevado a que España no tenga todavía embajador en La Paz. La visita que dos diplomáticos españoles, acompañados por geos, hicieron el pasado 27 de diciembre a la embajadora de México en Bolivia llevó al Gobierno interino de Jeanine Añez a declarar personas non gratas a la encargada de negocios y el cónsul español, a lo que el Gobierno español contestó con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos acreditados en Madrid.

El pasado jueves, la secretaria de Estado de Política Exterior, Cristina Gallach, aseguró que las relaciones con Bolivia están en proceso de normalización y que España ha nombrado ya a un encargado de negocios. “Una vez tome posesión el nuevo Gobierno, cerraremos este proceso y tendremos un embajador en La Paz”, explicó.

///