Febrero 25, 2021

Evaluación técnica concluye que edificio incendiado debe ser demolido

El viernes por la madrugada, el edificio de cinco pisos ubicado en la calle Incachaca, en la zona 14 de Septiembre, en inmediaciones del mercado Uyustus, fue afectado por un incendio de magnitud. El fuego dejó en ruinas la edificación que funcionaba como un depósito de juguetes y plásticos, emanando una nube de humo tóxica.


Sábado 20 de Agosto de 2016, 3:30pm






Eidifico_Incendiado_Urgentebo.jpg

Así quedó el edificio que servía de depósito de juguetes y juegos pirotécnicos (Foto: Urgentebo)

La Paz, 20 de agosto (Urgentebo).- La Secretaria Municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR) recomendó este sábado, luego de hacer una evaluación técnica, que el edificio de la calle Incachaca que se incendió el viernes debe ser demolido.

Vladimir Toro, titular de esta unidad municipal responsable de reducir riesgos de desastres causados por fenómenos naturales o por la actividad humana, explicó que se identificaron varios factores que provocan la inestabilidad de la infraestructura.

“Hay vigas bandeadas y flexadas y columnas con serios problemas; hemos visto columnas con fierros expuestos y otras que no están cubiertas con hormigón; en otras áreas el hormigón se está disgregando tras haber sido expuesto a altas temperaturas durante 12 horas de fuego. En resumen, se comprobó que los elementos están muy deteriorados y por eso estamos recomendando la demolición del edificio”, informó.

El viernes por la madrugada, el edificio de cinco pisos ubicado en la zona 14 de Septiembre, en inmediaciones del mercado Uyustus, fue afectado por un incendio de magnitud. El fuego dejó en ruinas la edificación que funcionaba como un depósito de juguetes y plásticos, emanando una nube de humo tóxica.

El Secretario Municipal de Gestión Integral de Riesgos acompañado por un equipo de ingenieros expertos en infraestructura y un ingeniero que los propietarios del inmueble contrataron revisaron la mañana de este sábado los daños ocasionados a las columnas estructurales.

Los departamentos del edificio eran utilizados como almacenes de juguetes de plástico y juegos pirotécnicos. El difícil acceso al lugar, debido al asentamiento de comerciantes en la zona y la falta de los hidrantes requeridos para una emergencia de estas magnitudes, convirtió a la zona en un escenario de caos. Durante horas, bomberos, policías y vecinos voluntarios hicieron todo lo posible para apagar el fuego que provocó una humareda en la ciudad.

“Hay mucha sobrecarga, material saturado, hay escombros de todo lo que se ha quemado”, informó Toro.

La Alcaldía desplegó el viernes siete camiones cisternas, 50 obreros ediles y guardias municipales para coadyuvar en las tareas que encaró la Unidad Operativa de Bomberos para combatir el incendio que fue controlado esta mañana tras unas ocho horas de trabajo. Los bomberos lograron controlar la situación aproximadamente a las 10.00 luego de unas ocho horas. El fuego se inició casi a las 02.00.

El subalcalde del Macrodistrito Max Paredes, Gonzalo Ticona, explicó que de acuerdo a una evaluación de la Red de Monitoreo de la Calidad de Aire de la Alcaldía se ha detectado un incremento en el material particulado desde un promedio de 78 microgramos por metro cúbico, a un promedio de 125 microgramo.