Enero 20, 2021

Hay que calmar los ánimos


Sábado 23 de Noviembre de 2019, 7:30pm






En medio de la negociacion para pacificar el país, hoy vale la pena aclarar que las dudas comprensibles  sobre uno de los proyectos de Ley son infundadas: no existe un solo derecho nuevo en el proyecto de Ley de Reafirmación de Garantías Constitucionales. En ninguna parte se busca dar impunidad o inmunidad; simplemente se reafirman derechos que ya existen y están contemplados en la legislación boliviana.

Hay fueros en los que deben tratarse las acusaciones contra ciertos funcionarios de Estado y eso es lo que se ratifica allí. Quizás el problema es haber presentado las cosas con una redacción no completamente clara y haber colocado nombres de personas específicas. Ahora, mientras ustedes leen esto, los mediadores del diálogo -instalado con mucha voluntad y en un contexto sensible- están facilitando una nueva redacción que aleje esas dudas.

Simplemente recuerden que el Ministerio de la Presidencia ha confirmado varias veces que este proyecto de ley no agrega ni obstruye nada. Démosle tiempo a esta discusión parlamentaria. Todo ha ido saliendo bien hasta ahora. La clave ha sido bajar los ánimos caldeados y dialogar, dialogar, dialogar...

Ocultar
  • Innovación educativa con alta colaboración internacional

    Ene 20 2021 |

    Estamos entrando en una nueva década, del 2020 al 2030, que va a ser de cambios profundos y avances prodigiosos en muchos ámbitos, pero especialmente en educación superior.


  • Los libelos inflamatorios

    Ene 14 2021 |

    Aquellos tiempos de libelos inflamatorios dirigidos al hígado del adversario ¿ han muerto?


  • Pandemia, crisis y lecciones aprendidas

    Ene 14 2021 |

    Pero ahora viene lo mejor: dentro de las Exportaciones No Tradicionales brilla con luz propia, la carne de res por su crecimiento exponencial, rompiendo sus propios récords.


  • La mentira…la maldita mentira

    Ene 14 2021 |

    Siempre existe una excusa para justificar sus actos, sus mentiras, sus postureos políticos. Ellos se muestran como los grandes redentores de sus sociedades frente a las ofensas o abusos, muchas veces inventados o exagerados por ellos y por sus gavillas.