Marzo 02, 2021

Incendio abre debate sobre regulación de depósitos y puestos de venta

Las calles estrechas de la zona, la falta de los hidrantes requeridos, los puestos de venta de la zona que impiden el tránsito vehicular retrasaron el ingreso de los camiones cisterna al lugar del incendio y se convirtieron en obstáculos durante la emergencia.


Sábado 20 de Agosto de 2016, 7:30pm






La Paz, 20 de agosto (Urgentebo).- El incendio de magnitud de un edificio que servía de almacén en la calle Incachaca de la ciudad de La Paz provocó el debate sobre los controles y la regulación que deben existir a este tipo de viviendas y a los puestos de venta de calle para evitar más siniestros.

El alcalde Luis Revilla indicó que es necesario elaborar un plan de consenso entre comerciantes, autoridades y propietarios para prevenir emergencias y, cuando así sea necesario,  actuar de manera inmediata para evitar tragedias.

“Con los vendedores, con los vecinos, con todo el mundo, necesitamos hacer un plan para evitar que estos hechos se vuelvan a producir y puedan ser incluso peores si es que tenemos una población muy concentrada en este lugar”, indicó.  

Incendio voraz

La infraestructura del inmueble de cinco pisos ubicado en la zona 14 de Septiembre, en inmediaciones del mercado Uyustus, fue consumida por el intenso fuego que comenzó aproximadamente a las 02.00  del viernes y que duró al menos 12 horas.

Bomberos, policías, funcionarios de Servicios Aeroportuarios de Bolivia (Sabsa) y de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) del aeropuerto de El Alto, comerciantes y vecinos voluntarios tuvieron que sortear varias limitaciones para controlar el incendio voraz.  

Las calles estrechas de la zona, la falta de los hidrantes requeridos, los puestos de venta de la zona que impiden el tránsito vehicular retrasaron el ingreso de los camiones cisterna al lugar del incendio y se convirtieron en obstáculos durante la emergencia.

“Los propios vecinos y los comerciantes tienen que tomar también sus previsiones para garantizar accesos en este tipo de situaciones, para tener extinguidores y para no tener este tipo de depósitos que representan riesgo para la población”, dijo Revilla.

Viviendas como depósitos

Los departamentos del edificio fueron acondicionados para depósitos de juguetes, plásticos y juegos pirotécnicos fue otro punto de observaciones, sobre todo por carencia de sistemas de seguridad.  

Mauricio Claros, uno de los ingenieros que hizo la evaluación de los daños a la infraestructura, planteó la necesidad de discutir la regulación de los depósitos de las zonas comerciales.

“De hecho, hay que trabajar una normativa para los usos que tienen las viviendas. El Gobierno municipal en el uso de la ley de suelos genera áreas comerciales, viviendas de tipo comercial o de tipo habitacional, pero tenemos el problema de que hay muy poco cumplimiento de este tipo de normas”, opinó en entrevista con la red televisiva Uno.

Puestos de venta

El director municipal de Mercados, Kevin Martínez, explicó que en el caso de los comerciantes que optan por poner sus puestos en las aceras y en el medio de las calles es necesaria una campaña de prevención, sobre todo por el tipo de materiales inflamables que se comercializan en el sector.  

“Concienciación y capacitación a todos los sectores que en esta área de la Uyustus, la Eloy Salmón y todo Max Paredes para que permitan justamente estos pasos de carros bomberos según el siniestro que se da”, indicó.  

No es la primera vez que la calle Incachaca es escenario de un incendio. En diciembre de 2014, el tercer y cuarto piso de otra vivienda que servían de depósito de peluches y juguetes de plástico se quemaron. Los bomberos tuvieron dificultades para apagar el fuego debido a los puestos de venta de comerciantes que se incrementaron por las fiestas de fin de año.

A eso se suma otro hecho que se registró la madrugada del 1 de enero de 2016, cuando  a causa de un juego artificial varios puestos que convirtieron en cenizas en la zona comercial Uyustus Alto, cercana a la calle Incachaca. Al igual que en los anteriores casos, las calles tomadas por los puestos de venta impidieron el paso de camiones cisterna de los bomberos. Vecinos de casas aledañas tuvieron que baldear agua desde sus ventanas y terrazas para colaborar en el control de fuego.

Más hidrantes

El teniente de Bomberos, Nelson Alfaro, explicó que para enfrentar este tipo de situaciones es necesaria la instalación de hidrantes en lugares estratégicos de estas zonas comerciales, ya que no todos con los que se cuenta en la ciudad sirven. Dijo que algunos están sellados, otros dañados por construcciones  privadas que no toman en cuenta la utilidad de estas válvulas.

Al respecto, el burgomaestre Luis Revilla dio a conocer la predisposición de la Alcaldía para colaborar en lo necesario para evitar tragedias que puedan ocacionar mayores consecuencias.

“Efectivamente, hay tareas que tenemos que cumplir en coordinación con  Epsas (La Empresa Pública Social del Agua y Saneamiento) vamos a trabajar para colocar hidrantes que es una responsabilidad de ellos, pero podemos colaborar como gobierno municipal”, dijo.

///