Octubre 31, 2020

Incendios en Bolivia: Bosques pueden tardar hasta 500 años en recuperarse, o quizá nunca

Según el ambientalista, las principales causas de los incendios en el país son la ampliación de cultivo de soya y ganadería para la exportación, la deforestación a causa de industria maderera y el debilitamiento de políticas ambientales, un paquete de leyes incendiarias que habilitan y dan lugar a estos sucesos.


Jueves 17 de Septiembre de 2020, 4:45pm






17 de septiembre (Urgente.bo).- Los incendios en el país, especialmente en Santa Cruz, ocasionaron grandes pérdidas al ecosistema y los bosques quemados pueden tardar en recuperarse de 200 a 500 años, e inclusive nunca. Son 10 áreas protegidas que están afectadas por las quemas y  cada una tiene una característica singular, son ecosistemas únicos en el mundo.

“De acuerdo al incendio que había el año pasado se ha determinado que puede tardar hasta 500 años o tal vez ya nunca más recuperarse, ya que los incendios matan hasta la microbiología de los bosques”, explicó el ambientalista José Humacata, presidente de Jóvenes Ambientalistas por Bolivia a Urgente.bo.

Según el ambientalista, las principales causas de los incendios en el país son la ampliación de cultivo de soya y ganadería para la exportación; la deforestación a causa de la industria maderera y el debilitamiento de políticas ambientales, un paquete de leyes incendiarias que habilitan y dan lugar a estos sucesos.

Por otro lado, mencionó que existen varias leyes de preservación a los bosques, pero son vulneradas por políticas extractivitas en áreas protegidas del país.  

En cuanto al decreto que abrogó la presidenta, el ambientalista indicó que a la par se tiene que tratar otras 20 normas que están detrás de esta disposición y que son las más fuertes, tratan de la ampliación de la frontera agroindustrial del  azúcar, arroz, algodón transgénico y otros, “todas deberían de ser abrogadas o tratadas”, dijo.

Consecuencias

Humacata aseveró que los incendios  provocan una alteración grande en el ecosistema. “Si no hay humedad en los bosques y si no hay bosques no va a haber ciclos de lluvias, se altera un ciclo de lluvias y empieza a erosionar la tierra”, explicó.

“Si nosotros empezamos a incendiar todos nuestros bosques aparte de dañar el suelo, erradicar la biodiversidad, hacer daño a las fuentes de agua, cambios en los ciclos de lluvia, vamos a generar de que los nevados del Altiplano comiencen a quedar secos y ya haya migración por el tema del agua, es algo pronosticado y que en los últimos años pasó a tomar mucha fuerza”, expresó.

Hasta el momento se perdieron medio millón de hectáreas de bosques. Durante el incendio del año pasado, se habrían consumido alrededor de 47 millones y cada hora que pasaba se consumía al menos 5.000.