Agosto 05, 2021

La CBN tiene otro nombre: solidaridad

La clave del impacto de sus acciones solidarias es escuchar a la gente


Jueves 8 de Julio de 2021, 7:00pm






La Paz, 8 de julio (Revista Oxígeno).- La solidaridad está en el ADN de la Cervecería Boliviana Nacional. Su contribución al desa­rrollo del país, queda plasmada en el apoyo que ha brindado siempre que su gente lo ha necesitado. Por ejemplo, durante la Guerra del Chaco, CBN construyó un moderno hospital en Villamontes. Desde entonces la compañía ha combinado el lide­razgo empresarial, con la acción solidaria.

El programa de Responsabilidad Social de CBN trabaja con un enfoque de solidaridad en sus tres pilares: Consumo Inteligente, Medio Ambiente y Co­munidad. Pero más allá de la estructura formal del programa, la empresa ha puesto a trabajar toda su capacidad logística y humana, ha involucrado a todo su personal y a sus áreas alineadas bajo el propósito de brindar apoyo solidario, principalmente a quienes luchan contra el virus en primera línea, pero también extendiendo su ayuda a la comunidad.

¿Cómo se ha conformado el equipo de tra­bajo para que respondan a las nuevas prio­ridades de RSE durante la pandemia?

Una de las cosas más interesantes es que, además del equipo de Responsabilidad Social, todas las áreas de la empresa, cada miembro de esta gran familia, está participando de alguna manera para responder a las necesidades del país durante la pandemia. Esto es posible por el compromiso de la Dirección que no solamente dispone de los recursos necesarios, sino que también compromete el concurso de todo el equipo a nivel nacional, para responder a las deman­das y a las necesidades emergentes de la pandemia.

Cada una de las áreas viene adaptándose a una nueva realidad, se ha modificado la forma de encarar el trabajo, se trabaja por acelerar los proyectos nece­sarios para brindar al país la respuesta que está espe­rando en los momentos de crisis.

CBN tuvo que adaptarse a un nuevo entorno con distanciamiento social, con actividades públicas res­tringidas, fronteras cerradas. Pero ante todo se han priorizado las acciones para responder con solidari­dad a lo que el país y su gente demandan.

CBN ha desarrollado un ambiente en el que cada miembro del equipo lleva en su ADN la solidaridad y la apuesta por el bien común. Es el compromiso insti­tucional para que el país y su gente sigan trabajando y construyendo bienestar colectivo.

¿Cómo ha sido la coordinación con los nive­les del Estado para que las acciones de la CBN tengan mayor impacto y más bene­ficiados?

Como siempre, la coordinación con las autori­dades de los tres niveles del Estado es vital. Para la empresa es una premisa trabajar en coordina­ción y sinergia con las autoridades en ejercicio.

Se lo hace, no solamente como muestra de respeto al Estado de derecho, también porque en momentos de crisis sanitaria, hay que mostrar unidad en torno a una sola estrategia. En estos momentos las acciones aisladas no sirven.

Por ejemplo, para la donación de la planta de oxígeno instalada en el Hospital del Sur, solamen­te la coordinación sinérgica entre el Ministerio de Salud y Deportes, el Gobierno Departamental, la Alcaldía de Cochabamba y el equipo de Ingeniería de la CBN, nos ha permitido poner en funciona­miento este sistema en un tiempo récord.

Esta es una muestra de que cuando se trabaja alineados por un mismo objetivo, es posible opti­mizar los plazos, que en el caso mencionado, re­presentan vidas humanas que se salvan minuto a minuto.

¿Tenemos algún dato sobre el número de beneficiarios de la CBN en esta etapa?

Nuestra ayuda solidaria tiene beneficiarios a nivel nacional. La ayuda ha llegado a cada rincón del país, en coordinación con las autoridades de todos los niveles, las organizaciones no guberna­mentales, centros de acogida. El número de per­sonas alcanzadas por la solidaridad de la empresa sigue creciendo todos los días.

El año pasado, cuando comenzó la pandemia, CBN hizo donaciones por un monto que ascien­de a 5.1 millones de bolivianos consistentes en 336.680 ítems de material de protección perso­nal, dos respiradores de alta gama para terapia intensiva, además de 44 toneladas métricas de alimentos a comunidades vulnerables, entre otro tipo de apoyo.

En la gestión 2021, CBN está haciendo un aporte de 3,7 millones de bolivianos distribuidos entre la donación de 940 conservadores térmicos de vacunas y dos plantas generadoras de oxígeno para el llenado de tubos y la alimentación de sis­temas hospitalarios, con lo que la ayuda total de la empresa asciende a 8,8 millones de bolivianos.

Esas acciones y las que lleva adelante desde hace tiempo han llevado a posicionar a la CBN como la empresa número 1 en RSE. Cuéntanos más sobre esto.

La solidaridad de Cervecería Boliviana Nacional tiene 134 años de vida. Desde su fundación la empre­sa ha respondido a las demandas y las necesidades de la sociedad, sobre todo en los momentos más difí­ciles que el país afrontó.

Por ejemplo, durante la guerra del Chaco, la empresa construyó un hospital de campaña en Villamontes para aten­der a los heridos del conflicto.

Los reconocimientos más recientes son el resultado de un año en el que, fiel a su tradición de priorizar la ayuda en el momento en que se la necesita, CBN ha trabajado para mitigar los efectos de la pandemia.

Una de las claves para lograr el im­pacto de nuestras acciones solidarias es escuchar a la gente, responder a sus necesidades y trabajar coordi­nadamente con los gobiernos de los tres niveles del Estado para dar solución oportuna y eficiente a esas necesidades.

También es importante el compromiso y el apo­yo de nuestros directores, que nos permiten dispo­ner de los recursos económicos, logísticos para hacer de nuestras acciones una política institucional, donde además el compromiso de cada uno de los miembros de la familia de CBN, nos permite alcanzar el éxito en nuestras cruzadas.

Desde el 2020 nuestros camiones, vienen transportando solidaridad: in­sumos médicos para luchar contra la enfermedad y alimentos para que los mercados de las ciudades capitales no estén desabastecidos.

Este trabajo nos ha permitido dar respuesta a problemas estructurales como el de la falta de oxígeno con la instalación de una planta que nos ha permitido salvar muchas vidas en la ciudad de Cochabamba.

Creo que esa cruzada solidaria ha sido muy im­portante para lograr los reconocimientos, con los que varias organizaciones nos han honrado; creemos que estos reconocimientos son el reflejo de la gratitud de la sociedad y es por eso que estamos tan orgullosos de ellos.