Septiembre 23, 2019

La historia detrás de la tragedia de Óscar y su hija Valeria

"Yo le dije que dejara de perseguir el sueño americano, que no era fácil cruzar la frontera por el río", le dijo Rosa María Ramírez, la madre de Óscar


Miércoles 26 de Junio de 2019, 12:45pm




26 de junio (Urgentebo).- La imagen de Oscar Martínez, 25 años, y de su hija Valeria, de apenas dos, está dando la vuelta por el mundo. En ella se ve a dos cuerpos flotando en la orilla del río Bravo. Bocabajo. La historia de esta familia, de la que ha sobrevivido la madre, ha puesto de nuevo en el foco la política antimigratoria de Donald Trump.

Óscar, su esposa Tania y la pequeña Valeria vivían en San Martín, un barrio de la capital salvadoreña. Él trabajaba en una pizzería y decidieron dejar el país en busca del sueño americano.

A principios de abril, de acuerdo al relato de Vanesa a la patrulla fronteriza que fue documentado por el diario mexicano La Jornada, Vanesa y Óscar habían decidido salir de la zona de Altavista, en el sur de San Salvador, con la idea de llegar a Estados Unidos.

Tanto el relato de Rosa, la madre, como el de Vanesa coinciden en que la pareja tenía varios familiares que viven en la ciudad de Dallas, estado de Texas, quienes les habían asegurado que allí conseguirían empleo.

Según el portal digital COPE, los tres estuvieron dos meses en un albergue al sur de México, esperando que se tramitara su condición de refugiado.  Pero los trámites eran lentos y el pasado domingo, Óscar, desesperado, decidió cruzar el río. Se metió en el agua con la pequeña en brazos y la dejó en la otra orilla.

Luego regresó por la madre, pero mientras se alejaba, la niña se arrojó al agua. Él fue por la nena, pero la corriente les arrastró.

"Yo le dije que dejara de perseguir el sueño americano, que no era fácil cruzar la frontera por el río", le dijo Rosa María Ramírez, la madre de Óscar, al diario ElSalvador.com. "Óscar se me murió. Óscar y la niña se me murió", añadió.

El cruce por el río se ha complicado con el endurecimiento de las medidas migratorias por parte del gobierno de Donald Trump. Según el gobierno de EE.UU, en 2018 al menos 283 personas murieron en su intento de cruzar la frontera. De hecho, un día antes del caso de Óscar y su hija, la patrulla fronteriza de EE.UU., había informado sobre el hallazgo de los cuerpos de una mujer y su hija en el valle del Río Grande.

Sin embargo, las cifras del año pasado no alcanzan los registros récord de 463 migrantes muertos que se hallaron en 2012 en suelo estadounidense. "Es muy lamentable que esto suceda. Como por mayor rechazo de Estados Unidos hay gente que pierde la vida, se tiene que aplicar la ley, que haya control de flujo migratorio pero con respeto a los derechos humanos", dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa realizada este martes.

////