Enero 20, 2022

ocultar

Los sueños y el amor de Mariana Guisselle García


Martes 14 de Diciembre de 2021, 1:45pm






.

Mariana Guiselle García Sandoval es uno de los rostros más atractivos de las redes de televisión en Bolivia. Presentadora de noticieros de la Red Uno de La Paz, tiene el objetivo de consolidarse en el periodismo y desarrollar proyectos de impacto social. Ella participó en Miss Bolivia Mundo y fue Señorita del Carnaval de La Paz, el año 2012. “Sé un ser humano de bien”, es un precepto de vida suyo.

Ella es ingeniera comercial de profesión, pero ahora está inmersa en el mundo de las noticias, incluso desde detrás de las cámaras. Con la agenda diaria apretada, ella está muy motivada para empoderar a la mujer, porque, pese a los avances, “aún falta mucho y es porque aún vivimos en una sociedad muy conservadora donde todo el tiempo la mujer es calificada”. Conozcámosla.

¿Cómo nace tu pasión por la televisión?

Yo no estudié comunicación social, soy ingeniera comercial, inicialmente trabajaba en proyectos sociales con el Banco Interamericano de Desarrollo. Me gustaba mi trabajo, pero no me veía en un trabajo de oficina con traje, y llegó un momento cuando me pregunto: ¿Dónde quieres estar? Y no sé si fue el destino que, después de pensar en aquello, me llaman de la casa televisiva para preguntarme si quiero ser parte de su equipo. Acepté. Pese a que seguía trabajando con los proyectos, me daba tiempo para hacer ambas cosas. Pasó un mes en Red Uno, terminó el proyecto y empieza algo nuevo para mí, en la casa televisiva me dan la oportunidad de ser parte del noticiero.

Desde que llegaste a Red Uno, hace poco más de dos años, ¿cuánto has crecido profesionalmente?

Mucho. Antes hacía espectáculos y clima, luego hice temas internacionales y fue Álvaro Ormachea y Yeri Guiteras quienes me dieron la oportunidad de subir a la mesa de noticias y convertirme en la presentadora más joven de la Red Uno en La Paz. Ellos son como mis papás de la tele. Hoy, estoy en el noticiero de fines de semana y feriados, es un desafío. Poco a poco me fui especializando en periodismo político, y ya son tres años que estoy aquí.

¿Te imaginabas en algún momento de tu vida hacer televisión?

Creo que no, nace como un gusto. Antes no me veía en televisión, pero sí me gustaba mucho hablar con la gente; y los certámenes de belleza en los que participé fueron una ventana. Me gustaba trabajar en mi área  donde estuve durante tres años, y antes fui reina del Carnaval de La Paz, entonces siempre estuve ligada  a los medios, pero no me veía en tele porque era muy tímida, retraída.

Ahora, me gusta mucho hacer televisión, pero no solo como presentadora también me gusta mucho hacer prensa, hacer lo que la gente no ve detrás de cámaras. Es algo que me apasiona.

Háblanos de tu niñez, de tu familia.

Por el trabajo de mi papá desde muy niña siempre la pasábamos viajando. Somos cuatro hermanos; uno que siguió los pasos de mi papá, la otra que también trabaja en La Paz y la menor que aún está en segundo de primaria.

Mi familia siempre me ha apoyado. Y ya de grande, pese a que no han estado mucho conmigo por el trabajo de mi papá, me apoyaban en mis decisiones y formación.

Provienes de una familia militar, ¿cómo aportó en tu carácter y tu vida?

Fue muy importante porque el que mi padre sea militar, me inculcó la constancia en mi vida, aprender a luchar por lo que quieres hacer o encontrar la forma de conseguirlo. Soy una persona muy perseverante, entonces cuando ingresé en Miss Bolivia no quedé como nada de finalista; en ese momento tenía otras perspectivas, las cosas se acomodaron y terminé en televisión. Creo que las cosas que vienen con tiempo, con disciplina y constancia, son el aporte de mi familia, de mi papá.  

Has pisado pasarela, ¿qué aporte tuvo en tu vida?

Cada una ha sido muy importante en mi vida. Por ejemplo lo de señorita del Carnaval, en 2012, llegó cuando estaba en la universidad  y me ayudó a ser más extrovertida porque como te comentaba era muy tímida. Así que cumplía con las actividades de Reina sin descuidar mis clases. Fue una faceta muy linda porque puede romper los miedos.

Dices que eras muy tímida entonces, ¿cómo es que decides participar para reina del carnaval?

Me anima a entrar una amiga que estaba en la organización, me dijeron que es una plataforma diferente y como mis papás se fueron a un nuevo destino y yo estaba empezando la universidad, decido ingresar. Le puse ganas al reinado como a la “U” y me catapultó para conocer a mucha gente.

Eres una mujer multifacética, ¿cómo es el día a día de Mariana?

Mi vida se ha vuelto muy “bajo agenda”, tengo todo anotado, porque las actividades rebasan el tiempo. Leo portadas de periódico, hasta el mediodía hago gym, cocinar, peluquería y a partir del mediodía trato de estar libre para pasar clases. El único tiempo libre es en la tarde y luego debo ir al canal para estar en el noticiero y luego en el Que No Me Pierda. El fin de semana debo estar en el noticiero, ahí debo estar más involucrada y actualizada varía. Mi vida varía mucho de lunes a lunes.

¿Te gusta la cocina, la gastronomía?

Me gusta preparar mis alimentos, por la salud, balanceo mis alimentos debido a que en un punto de mi vida, cuando trabajaba en proyectos sociales, tuve una deficiencia alimenticia y me provocaba a ansiedad. Así decidí conocer alimentos, saber prepararlos y saber qué estamos comiendo. Eso te ayuda a estar sana por dentro y por fuera.

¿Hoy el corazón de Mariana tiene dueño?

Sí, Pablo Bustillos. Estamos desde hace poco más de cuatro meses, es una de las personas más correctas y profesionales que conozco. Por mucho tiempo estuve sola y es él una pareja estable con la que he estado y ahora convivo. Nos conocimos en el canal ambos, estábamos en otras facetas de nuestras vidas y nos llevábamos muy bien. Ambos tenemos intereses muy parecidos, es un complemento para mí.

Como es compartir tu vida con una persona que al igual que tú, tiene una vida ajetreada ¿cuánto tiempo le dedican al amor?

Sí, tenemos actividades muy diferentes, por la cobertura de deportes, él está más tiempo en el canal, el único tiempo que compartimos en el trabajo es en el noticiero de la noche, pero desde donde está siempre me apoya, me enseña, me escucha y corrige para ver cómo hablo. En el día a día tenemos espacios que deben respetarse, por ejemplo la hora de almuerzo y los fines de semana cuando vemos deportes que nos apasionan.

¿Hay algún deporte que te guste, quizás hincha de algún equipo? 

El futbol lo veo por Pablo (ríe). No soy hincha de ningún equipo, pero un deporte que me gusta y me apasiona al igual que a Pablo es la Fórmula 1, es una actividad que compartimos.

¿Y tus pasatiempos?

Me encanta mucho viajar y en eso coincidimos con Pablito. También me gusta escribir y a diario escribo mis notas, ahora también estamos con podcasts.

¿Cómo proyectas a Mariana en cinco años?

Me veo una persona consolidada. En la televisión, me veo en un noticiero, especializada en temas políticos y  en los proyectos sociales, más consolidada y con una postura más fuerte.

Entonces tu carrera de Ingeniera comercial ¿está relegada?

Por el momento sí porque he hallado una pasión muy intensa y bonita por el periodismo, quiero especializarme mucho más; talvez en unos años deje la televisión y me especialice en otros temas, pero desde donde estoy busco formas de trabajar en temas sociales. Me encanta mi carrera, pero por el momento estoy enfocada en el periodismo.

Eres empoderada y exitosa, ¿cuál es tu mirada de la mujer boliviana?

Es verdad que estamos empoderando a la mujer, pero aún falta mucho y es porque aún vivimos en una sociedad muy conservadora donde todo el tiempo la mujer es calificada.

Soy una persona de carácter muy fuerte y trato de fomentar eso con mi familia, mis amigas y mi entorno. Las mujeres tenemos que aprender y enseñar a pronunciarnos cuando algo no está bien o son víctima de injusticias. No tenemos por qué normalizar el maltrato, nos inculcan a que siempre tenemos que vivir del qué dirán y nos desvanecemos cuando somos parte de la crítica. Por eso, desde mi postura siempre trato de trabajar en la estabilidad emocional de la mujer, de cómo proyectas tu imagen y cómo quieres proyectarte tú como mujer y cómo te sientes.

No soy feminista porque creo que hay ideas cerradas, mi mirada es central, neutra y, como te digo, mi lucha es por la estabilidad emocional de la mujer.

 

////

ocultar