Septiembre 17, 2019

Más biocombustibles, más alimentos

¿Estará la FAO en contra de los biocombustibles? ¡En absoluto!


Miércoles 24 de Abril de 2019, 10:45am




Una andanada de reacciones provocó la declaración de un funcionario, que la prensa reflejó así: “FAO califica de fatal la apuesta de Bolivia a los biocombustibles” (16.4.2019).

El aluvión de titulares no se hizo esperar: “Califican de fatal declaraciones del representante de la FAO sobre biocombustibles”; “Sánchez arremete contra el Representante de la FAO por criticar modelo de biocombustibles”; “CEPB dice que el representante de la FAO tiene intereses ajenos a los de Bolivia tras declaraciones sobre biocombustible”; “Gobierno y empresarios critican a FAO y defienden biocombustibles”; “CAO asegura que afirmaciones de la FAO sobre el biocombustible carecen de sustento técnico”; “ANAPO desestima críticas de la FAO”; “IBCE contradice a la FAO: mientras más biocombustible produzca el país habrá más alimento”; “Gobierno y empresarios refutan al representante de la FAO”; “Empresarios afirman que posición de la FAO sobre biocombustibles está alejada de la realidad”; “Declaraciones de Friedrich sobre biocombustibles contradicen principios de la FAO, asegura ministro de Hidrocarburos”; “Biocombustibles: críticas al representante de la FAO”; “Empresarios rechazan la versión de la FAO y ven que producción de biocombustibles es virtuosa”, etc.

Frente al entusiasmo por el ingreso de Bolivia a la Era de los Biocombustibles -produciéndose bioetanol desde 2018 y biodiesel para el 2019- ¡tenía que darse tan triste declaración! El Ministro de Hidrocarburos le recordó que contradecía al Representante Regional Adjunto de la FAO para América Latina y el Caribe y Representante de la FAO en Chile, Alan Bojanic, que había felicitado a Bolivia por producir biocombustibles.

¿Estará la FAO en contra de los biocombustibles? ¡En absoluto!

El documento “Los biocombustibles y la Seguridad Alimentaria” (2013) del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), órgano de gobernanza de la FAO alienta “…a aplicar políticas y realizar inversiones para la producción de biocombustibles y alimentos de conformidad con las estrategias nacionales para el desarrollo y los acuerdos multilaterales aplicables a la seguridad alimentaria” y “…la integración de la producción sostenible de biocombustibles en las políticas agrícolas y forestales, de acuerdo con las particularidades de cada país”.

CAINCO e IBCE demostraron con el libro “Biocombustibles Sostenibles en Bolivia” (2008) que generar biocombustibles respetando el medioambiente y la biodiversidad, produciendo más alimentos con equidad social, es posible.

 

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

Santa Cruz, 24 de abril de 2019