Septiembre 17, 2019

Maricruz Ribera: 'Yo soy mi primer amor' se financia con el respaldo de empresas grandes y pequeñas

“Las empresas nos apoyan porque ven que el cambio es real. Incluso hay voluntarias de esas empresas, porque ven ese impacto positivo. No manejamos fondos ni despilfarramos. Las empresas entregan material y contribuyen al cambio real”, sostuvo Ribera.


Lunes 10 de Junio de 2019, 5:30pm




10 de junio (Urgentebo).- Maricruz Ribera, impulsora y directora del voluntariado “Yo soy mi primer amor”, rompió el silencio este lunes tras los cuestionamientos que surgieron contra el programa de prevención de violencia contra la mujer desde el Movimiento Al Socialismo, MAS. En una entrevista con el portal Urgentebo, declaró que dichas versiones carecen de fundamento y que el programa se extiende por Bolivia gracias al respaldo de empresas grandes y pequeñas que ven cambios reales a favor de las mujeres.

“Las empresas nos apoyan porque ven que el cambio es real. Incluso hay voluntarias de esas empresas, porque ven ese impacto positivo. No manejamos fondos ni despilfarramos. Las empresas entregan material y contribuyen al cambio real”, sostuvo Ribera.

Hace unos días, diputadas del oficialista MAS denunciaron que funcionarios municipales del gobierno local de La Paz trabajan para el programa “Yo soy mi primer amor” recibiendo salarios de la municipalidad. Luego, dijeron que servidores hicieron cotizaciones para el proyecto de Ribera, pero a nombre del gobierno municipal.

“Somos el movimiento de lucha contra la violencia a la mujer más grande del país. 15 mil mujeres que participan en La Paz, 30 mil en Santa Cruz, 12 mil en Cochabamba, estamos en todo el país. Yo digo lo que no te mata, te hace más fuerte”, afirmó Ribera, que es esposa del alcalde de La Paz, Luis Revilla.

Ribera aseguró que la Alcaldía de La Paz no paga a ninguna persona por trabajar en este proyecto de prevención y empoderamiento, y destacó que entre sus voluntarios, entre mujeres y hombres, hay personas que son parte de instituciones públicas y privadas, entre ellas de la Alcaldía de La Paz, de Santa Cruz o Trinidad.

“Pueden investigar todo lo que quieren investigar. Hemos trabajado con el voluntariado. No quiero meter problemas a nadie, pero tenemos voluntarias hasta del Ministerio de Educación.  Son voluntarias que apuestan por el programa, es gente que ve cambios reales, que las cosas cambian”, dijo Ribera.

¿CÓMO SE FINANCIA EL PROGRAMA YO SOY MI PRIMER AMOR?

“Yo soy mi primer amor” es un programa que ya tiene cuatro años de vida. Ribera recuerda que lo lanzó cuando ella aún estaba trabajando en la red ATB. Es un voluntariado que empezó en la ciudad de La Paz, luego se extiendo al eje troncal y de allí a municipios incluso rurales. Consiste en la capacitación de niñas y adolescentes, también varones y hasta padres de familia para evitar que las mujeres sean víctimas de violencia psicológica, física o sexual.

¿Cómo se financia? Le preguntamos a Maricruz Ribera y ella respondió.

“El programa se financia bajo programas de responsabilidad social de diferentes empresas que nos donan materiales. ¿Por qué trabajamos con la donación de materiales?, porque queremos mantener la transparencia del programa, así como los voluntarios no reciben paga alguna, dijo Ribera.

Durante la entrevista ella mostró diferentes tipos de materiales que se usan en los talleres de capacitación de las personas que se sienten convocadas por el proyecto de prevención.

“Son diferentes empresas, entre grandes y pequeñas, las que se van sumando. Tengo diferentes empresas que poco a poco nos van donando el material, con el que trabajamos con las niñas, adolescentes, varones y padres. No me entregan en efectivo, me entregan desde pasajes, hoteles que nos dan alojamiento, restaurantes que nos dan el catering, las gorras, el material impreso. Hay materiales que vienen con el logo y otros que no”, explicó.

///