Noviembre 29, 2020

MAS ve como una opción nacionalizar los autos chutos para salir de la crisis; CC propone austeridad

Gustavo Aliaga, diputado del CC aseguró este martes que se debe bajar el costo de la política, eso quiere decir que debe haber una reducción de gastos. Indicó que él personalmente no necesita de los beneficios que se les otorga a los legisladores como vehículos y viáticos.


Martes 27 de Octubre de 2020, 5:00pm






27 de octubre (Urgente.bo).-  Tras haber recibido las credenciales que los habilita como legítimos senadores y diputados, dos legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) plantearon la nacionalización de los vehículos indocumentados como una salida a la crisis económica que dejó la pandemia. Por su parte, Comunidad Ciudadana (CC) afirma que otras de alternativas es la reducción de impuestos, viáticos, salarios desde los niveles jerárquicos. Una política de austeridad.

Gustavo Aliaga, diputado del CC aseguró este martes que se debe bajar el costo de la política, eso quiere decir que debe haber una reducción de gastos. Indicó que él personalmente no necesita de los beneficios que se les otorga a los legisladores como vehículos y viáticos.

“Hay que bajar el costo de la política, no queda más una severa austeridad. No puede ser que unos ganen más y otros ganen nada. Esa es la tarea que hay que hacerla inmediatamente, yo encantado de reducir el costo, de no usar los autos. Yo no los necesito; hay que reajustar”, declaró el diputado.

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Simona Quispe, es otra que está de acuerdo con la reducción de salarios en el Legislativo y la política de austeridad. Dijo que si esa es la salida para que el país salga de la crisis económica lo hará.

“Si hay que rebajarse (los salarios) lo vamos hacer. Hay gente que está sin trabajo y si es así lo vamos hacer. La mayoría debemos ser conscientes, si Bolivia sufre económicamente  y no hay salarios por qué no hacerlo, todos por igual”, declaró la legisladora al portal Urgente.bo.

En opinión del senador del CC por Tarija, Rodrigo Paz Pereira, otras de las medidas que puede ser la adecuada es la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA). “Que se metan las grandes líneas que se necesita para la economía nacional. Este no es el momento para los partidos políticos, hay que respaldar las buenas decisiones”. Asimismo pidió al presidente Luis Arce desprenderse de su mochila y velar por los bolivianos.

“Hay que ayudar a este gobierno a sacar de la crisis que dejó la pandemia”, acotó el exalcalde de Tarija.

Nacionalización de vehículos indocumentados

La anterior Asamblea Legislativa, no pudo resolver el problema de los vehículos indocumentados que se hallan en el Chapare de Cochabamba y en los Yungas de La Paz. Ante la afectación económica que dejó la crisis del coronavirus, dos legisladores afirman que el nacionalizar los automotores denominados “chutos” ayudaría a captar importantes montos de dinero para el erario nacional.

Felipe Ajpi, senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), considera se debe hacer todo para levantar la economía boliviana y afirmó que una persona no puede ser discriminada  por tener un automóvil indocumentado. Una nacionalización ayudaría a que este sector pueda pagar impuestos y comprar carburantes de manera legal.

“Ayudaría de mucho (la nacionalización), esto por la venta de carburantes e impuestos (…) hay que lograr dinero de cualquier parte, de manera legal y reactivar la economía”, insistió Ajpi.

La propuesta será evaluada en las primeras sesiones del nuevo Legislativo boliviano. Por su parte Cecilia Requena, dijo que se si un estudio serio y técnico demuestra que es necesario una nacionalización de los chutos, entonces podría ser aprobado en ambas cámaras.

“Si los pros son mayores, hay que tomar esas decisiones, pero; en base a un estudio”, recalcó. También Requena reconoció que los vehículos indocumentados cambiaron la calidad de vida a la gente, en especial en el área rural, lo malo es que se incurre en lo ilegal, subrayó.

De acuerdo a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), hace unos años atrás se estimaba que en Bolivia había 33.000 automóviles ilegales y cerca de 10.000 placas clonadas.

En junio del 2011, el gobierno de Evo Morales promulgó la ley 133 de Saneamiento Legal que dice que por “única vez se autoriza un programa de saneamiento legal de vehículos automotores a gasolina, gas natural vehicular y diésel, así como de mercancías consistentes en tractores, maquinaria agrícola, remolques”.