Julio 05, 2020

Seis canciones fundamentales de Bob Dylan

Bob Dylan es el mayor -y para algunos, como la revista especializada Rolling Stone, el mejor- representante de la canción de protesta de todos los tiempos.


Jueves 13 de Octubre de 2016, 5:45pm




Buenos Aires, 13 de octubre (La Nación).- "Al oírle pensé que un alma cogía la antorcha de América", decía el escritor Allen Ginsberg sobre Bob Dylan. Sus canciones son experiencias poéticas, magmas rockeros, de un hombre que parece haber vivido 400 años como dice su colega Leonard Cohen. Difícilmente cinco canciones resuman su itinerario literario poético dentro del rock, pero son un puntapié para avanzar sobre toda su obra. Estas traducciones al castellano no son oficiales, aunque para los más exigentes están al alcance de la mano todos sus textos en inglés y castellano en el imprescindible libro Bob Dylan. Letras 1962-2001.

Blowin' in the Wind (Soplando en el viento). 1963

¿Cuántos caminos tiene que andar un hombre

antes de que le llaméis hombre?

¿Cuántos mares tiene que surcar

la paloma blanca

antes de poder descansar en la arena?

Sí, ¿y cuánto tiempo tienen que volar

las balas de cañón

antes de que sean prohibidas para siempre?

La respuesta, amigo mío,

está soplando en el viento,

la respuesta está soplando en el viento.

Sí, ¿y cuánto tiempo tiene un hombre

que mirar hacia arriba

antes de que pueda ver el cielo?

Sí, ¿y cuántos oídos tiene que tener un hombre

para que pueda oír a la gente gritar?

Sí, ¿y cuántas muertes se aceptarán,

hasta que se sepa

que ya ha muerto demasiada gente?

La respuesta, amigo mío,

está soplando en el viento,

la respuesta está soplando en el viento.

Sí, ¿y cuántos años puede existir una montaña

antes de ser bañada por el mar?

Sí, ¿y cuántos años deben vivir algunos

antes de que se les conceda ser libres?

Sí, ¿y cuantas veces puede un hombre

volver la cabeza

fingiendo no ver lo que ve?

La respuesta, amigo mío,

está soplando en el viento,

la respuesta está soplando en el viento.

 

Masters of War (Señores de la guerra). 1963

Venid señores de la guerra,

vosotros que fabricáis todas las armas,

vosotros que fabricáis mortíferos aviones,

vosotros que fabricáis todas las bombas,

vosotros que os escondéis tras muros,

vosotros que os escondéis tras escritorios,

sólo quiero que sepáis

que veo a través de vuestras máscaras.

Vosotros que no habéis hecho nada

salvo construir para destruir,

vosotros jugáis con mi mundo

como si fuera vuestro juguete,

vosotros ponéis un arma en mi mano

y os quitáis de mi vista,

y os volvéis y corréis lo más lejos

cuando las balas vuelan raudas.

Como el Judas de antaño

mentís y engañáis,

una guerra mundial puede ser ganada

queréis que me crea,

pero veo a través de vuestros ojos

y veo a través de vuestro cerebro

como veo a través del agua

que corre por mi desagüe

Vosotros ajustáis todos los gatillos

para que otros disparen,

luego os apartáis y esperáis

cuando las listas de muertos aumentan,

vosotros os escondéis en vuestra mansión

mientras la sangre de los jóvenes

se escapa de sus cuerpos

y se hunde en el barro.

Vosotros habéis extendido el peor miedo

que jamás pueda ser gritado,

miedo a traer hijos

a este mundo,

por haber amenazado a mi hijo

nonato y sin nombre;

no valéis la sangre

que corre por vuestras venas.

Cuánto sé yo

para hablar así a destiempo,

puede que digáis que soy joven,

puede que digáis que soy ignorante,

pero hay algo que sé,

aunque sea más joven que vosotros,

y es que ni siquiera Jesús jamás

perdonará lo que hacéis.

Permitirme haceros una pregunta,

¿es tan bueno vuestro dinero?

¿comprará vuestro perdón?

¿creéis que lo hará?

Me parece que descubriréis

cuando vuestra muerte cobre su peaje,

que todo el dinero que hicisteis

nunca podrá salvar vuestra alma.

Y espero que muráis,

y que vuestra muerte venga pronto,

seguiré vuestro ataúd

en la pálida tarde,

y esperaré mientras sois bajados

a vuestro lecho de muerte,

y me quedaré sobre vuestra tumba

hasta asegurarme que estáis muertos.

bob.dylan_.jpg

Bob Dylan

Like a Rolling Stone (Como una piedra rodante). 1965

Hubo una vez un tiempo, en que te vestías tan elegante,

tirabas monedas de diez centavos a los vagabundos

en tu juventud, ¿verdad?

La gente te llamaba, diciendo:

"ten cuidado muñeca, te vas a caer"

Tú pensaste que todos estaban bromeando,

solías reírte de todo el mundo

que pasaba el rato.

Ahora, no hablas tan alto,

ahora, no pareces tan orgullosa

de tener que estar gorroneando tu próxima comida.

¿Cómo sienta?

Cómo sienta estar sin un hogar,

como una completa desconocida,

como una piedra rodante

Has ido a la mejor escuela, está bien, Srta. Solitaria,

pero sabes que solo solías emborracharte,

y nadie te ha enseñado nunca cómo vivir en la calle.

Y ahora, te das cuenta

que vas a tener que acostumbrarte a ello.

Dijiste que nunca llegarías a un acuerdo

con el misterioso vagabundo, pero ahora te das cuenta

de que no está vendiendo coartadas,

mientras miras fijamente dentro del vacío de sus ojos,

y le preguntas, ¿quieres hacer un trato?

¿Cómo sienta?

Cómo sienta estar por tu cuenta,

sin un rumbo a casa,

como una completa desconocida,

como una piedra rodante

Nunca te diste la vuelta para ver los ceños fruncidos

de los malabaristas y los payasos,

cuando todos se rebajaban y hacían trucos para ti.

Nunca entendiste que no está bien,

no deberías dejarte en manos de otra gente

para divertirte.

Solías montar en el caballo cromado

con tu diplomático,

que llevaba sobre sus hombros, un gato siamés.

¿No es duro cuando descubres que

él no estaba al nivel

después de que te quitara todo lo que pudo robar?

¿Cómo sienta?

Cómo sienta estar por tu cuenta,

sin un rumbo a casa,

como una completa desconocida,

como una piedra rodante

La princesa en la torre, y toda la gente guapa,

beben, pensando que ya lo tienen hecho,

intercambiando toda clase de regalos y cosas preciosas,

pero mejor que levantes tu anillo de diamantes,

nena, mejor que lo empeñes.

Solías estar tan entretenida

con el Napoleón en harapos y el lenguaje que solía utilizar.

Vete con él ahora, te llama, no puedes negarte,

cuando no tienes nada, no tienes nada que perder,

ahora, eres invisible,

no tienes secretos que esconder.

¿Cómo sienta?

Cómo sienta estar por tu cuenta,

sin un rumbo a casa,

como una completa desconocida,

como una piedra rodante

Visions of Johanna (Visiones de Johana). 1966

¿No es propio de la noche confundirte cuando tratas de evitarlo?

Estamos desamparados, aunque nos esforcemos al máximo por negarlo

Y Louise sostiene un puñado de lluvia, tentándote para que lo desafíes

Las luces parpadean en el apartamento de enfrente

La calefacción tose en esta habitación

La emisora de country suena suave

Pero no hay nada de nada que se pueda apagar

Sólo Louise y su chica entrelazadas

Y estas visiones de Johanna que conquistan mi mente

En el solar donde las damas juegan a la gallinita ciega con el llavero

Y las chicas de la noche susurran sus aventuras en el tren "D"

Podemos oír al sereno encender su linterna,

Preguntarse si es él o son ellas quienes están locas

Louise está bien, tan sólo cerca

Es delicada y se parece al espejo

Pero dejar perfectamente claro

Que Johanna no está aquí

El fantasma de la electricidad aúlla en sus huesos faciales

Donde estas visiones de Johanna han tomado ya mi lugar

Ahora el niño perdido se toma tan en serio

Se jacta de su miseria, le gusta vivir peligrosamente

Y cuando mencionan el nombre de ella

Me quiere dar un beso de despedida

Sabe que tiene mucha cara y que todo es inútil en él

Murmura vaguedades a las paredes

Cuando estoy en el salón

¿Cómo puedo explicarlo?

Oh, es tan difícil seguir

Y estas visiones de Johanna, que me mantuvieron desvelado más allá del amanecer

Dentro de los museos, el Infinito es llamado a juicio

Las voces repiten que esta es la manera de salvarse en cuanto pase un rato

Pero Mona Lisa debe tener en la cabeza un blues de carretera

Se ve por en la manera en que sonríe

Observa cómo se congela un alhelí ancestral

Cuando las mujeres de rostro de gelatina estornudan

Escucha a la chica con bigote decir, "Jesús, no puedo encontrar mis rodillas"

Joyas y prismáticos cuelgan de la cabeza de la mula

Pero estas visiones de Johanna, hacen que todo parezca tan cruel

El vendedor ambulante habla ahora a la condesa

Que finge prestarle atención

Y él dice, "Nombra a alguien que no sea un parásito y me iré y rezaré por él"

Pero como Louise suele decir "No hay mucho que ver, ¿verdad, tío?"

Mientras ella misma se prepara para él

Y Madonna sigue sin aparecer

Vemos que la jaula vacía se oxida

Donde ya no ondea su disfraz de teatro

El violinista se pone en camino

Escribe que todo vuelve a donde pertenece

En la parte trasera del camión de pescado que carga

Mientras mi conciencia estalla

Las armónicas tocan notas esqueléticas

Y la lluvia

Y estas visiones de Johanna son lo único que queda

|||||

Not Dark Yet (Aún no ha oscurecido). 1997

Caen las sombras y llevo aquí todo el día,

Hace demasiado calor para dormir

y el tiempo se escapa,

Siento como si mi alma

se hubiese vuelto de acero,

Aún tengo las cicatrices que el sol no sanó.

Ni siquiera hay habitación suficiente

como para estar en ningún lado.

Aún no ha oscurecido, pero no va a tardar.

Mi sentido de la humanidad

se ha ido por el desagüe,

Detrás de cada belleza

ha habido siempre algún dolor,

Ella me escribió una carta, amablemente

Puso todo lo que se le pasó por la cabeza,

No acabo de ver por qué me habría de molestar.

Aún no ha oscurecido, pero no va a tardar.

He estado en Londres

y también en el alegre Paris,

Seguí el río hasta llegar al mar,

He alcanzado el fondo

de un mundo lleno de mentiras,

No estoy buscando nada en los ojos de nadie,

A veces mi carga es más pesada

de lo que puedo soportar.

Aún no ha oscurecido, pero no va a tardar.

Nací aquí y aquí moriré en contra de mi voluntad,

Ya sé que parece que me marcho,

pero estoy quieto,

Cada nervio de mi cuerpo está ausente

e insensible,

Ni siquiera recuerdo

de qué vine huyendo,

Ni siquiera oigo el murmullo de una oración.

Aún no ha oscurecido, pero no va a tardar.

Love sick (Harto del amor). 1997

Voy caminando por calles que están muertas.

Voy caminando, caminando contigo

en el pensamiento.

Mis pies están cansados, mi mente confusa

Y las nubes están sollozando.

¿Oí a alguien decir una mentira?

¿Oí el grito lejano de alguien?

Hablé como un niño

Y me destruiste con una sonrisa

Mientras dormía.

Estoy harto del amor Pero estoy inmerso en el.

Estoy muy harto de esta clase de amor.

Veo, veo amantes en el prado.

Veo, veo siluetas en la ventana,

Los miro hasta que se marchan

Y me dejan abrazado

A una sombra.

Estoy harto del amor, oigo sonar el reloj.

Estoy harto del amor,de esta clase de amor.

A veces, el silencio puede ser como un trueno.

A veces, quiero echarme a la fuga

¿Podrías ser fiel alguna vez?

Pienso en ti

Y lo dudo.

Estoy harto del amor,

ojalá nunca te hubiera conocido.

Estoy harto del amor,

Estoy tratando de olvidarte.

No sé qué hacer,

Daría cualquier cosa

por estar contigo.