Abril 19, 2021

Sharon Stone revela que la engañaron para no usar bragas en el cruce de piernas

Al terminar el visionado de la escena, la actriz le dio una bofetada a Verhoeven y llamó a su abogado para emprender acciones legales por el engaño al que la habían sometido


Domingo 21 de Marzo de 2021, 7:15pm






21 de marzo (ABC.ES).- Kim Basinger, Geena Davis, Melanie Griffith, Demi Moore, Michelle Pfeiffer, Julia Roberts, Meg Ryan, Emma Thompson y Debra Winger rechazaron protagonizar la película 'Instinto básico' por la cantidad de escenas de sexo y desnudos que aparecían en el guión. Fue Sharon Stone quien se atrevió con todo en la cinta dirigida por Paul Verhoeven, a pesar de que Michael Douglas no la quería en la misma.

Casi tres décadas después de su estreno, la actriz ha revelado, en un extracto de sus memorias en 'Vanity Fair', que la engañaron para no usar ropa interior en la famosa escena del cruce de piernas que cambió para siempre su carrera en Hollywood. Según Stone, de 63 años, un miembro del equipo de producción le dijo que sela quitara para una toma, garantizándole que no se vería nada. Al parecer, sus bragas blancas reflejaban la luz e impedían rodar bien la escena.

Sharon Stone vio por primera vez su mítico cruce de piernas en «una habitación llena de agentes y abogado». «Así vi mi vagina en la pantalla por primera vez, después de que me hubieran asegurado: "No veremos nada, solo necesitamos que te quites las bragas porque el color blanco refleja la luz"».

29 años después del rodaje de 'Instinto básico', la actriz no olvida: «Sí, ha habido muchas opiniones sobre este tema, pero como soy yo la de la vagina en cuestión, déjame decirte: los otros puntos de vista no me importan. Son mis partes de lo que estamos hablando».

Al terminar el visionado de la escena, la actriz le dio una bofetada a Verhoeven y llamó a su abogado para emprender acciones legales por el engaño al que la habían sometido. Sin embargo, al final permitió que la escena fuera incluida en la película, impulsando su éxito en la industria. «Le hice saber a Paul las opciones que mi abogado me había presentado. Por supuesto, él negó con vehemencia que tuviera alguna opción de ganar en un juicio. Yo era solo una actriz, solo una mujer; ¿qué posibilidades podía tener?», recuerda Sharon Stone.

«Alguna oportunidad tenía. Pero pensé y pensé y al final permití que la escena formase parte de la película. ¿Por qué? Porque era idónea para la trama y para el personaje; y porque, después de todo, lo hice».

 

////