Enero 19, 2020

Siete datos que pocos conocen de Steve Jobs

La pareja optó por poner al bebé en adopción. El padre adoptivo de Steve, Paul Jobs, era maquinista en la compañía estatal ferroviaria y la madre, Clara Hagopian, ama de casa.


Miércoles 16 de Octubre de 2019, 1:15pm




El 16 de octubre, el mundo rinde homenaje al emblemático empresario y cofundador del gigante tecnológico Apple, Steve Jobs (1955-2011). 

Con motivo de esta fecha, te presentamos algunos de los hechos más curiosos e impresionantes de la biografía de Jobs.

Tenía raíces sirias

Su padre biológico era un estudiante de origen sirio llamado Abdulfattah Jandali, quien creció en Homs y conoció a la madre de Jobs, la estadounidense Joanne Carole Schieble, en la Universidad de Wisconsin. Sin embargo, la pareja optó por poner al bebé en adopción. El padre adoptivo de Steve, Paul Jobs, era maquinista en la compañía estatal ferroviaria y la madre, Clara Hagopian, ama de casa.

En cuanto a su padre biológico, nunca se puso en contacto con su hijo.

"Él tenía su vida y yo la mía y no estábamos en contacto. Si hubiera hablado con él, no sé qué le habría dicho", confesó Jandali en una entrevista con The Wall Street Journal.

Era un pescetariano

El extravagante cofundador de Apple decía no a la carne y solo comía pescado y mariscos. Asimismo, le encantaba comer zanahorias, fruta y nueces.  Cabe señalar que siguió una dieta compuesta exclusivamente de fruta, conocida como la dieta del Jardín del Edén, en ciertos períodos de su vida.

Las mujeres de Steve Jobs

En marzo 1991, el cofundador de Apple se casó con el amor de su vida: Laurene Powell, a quien conoció en la Universidad de Stanford y con quien tuvo tres hijos. "Tengo mucha suerte. No podría haberme ido mejor, porque Laurene no solo es lista y guapa, sino que resultó ser una muy buena persona", contó Jobs a su biógrafo Walter Isaacson.

Además de Powell, también mantuvo relaciones románticas con la pintora y escritora Chrisann Brennan —madre de su hija Lisa—, además de con la actriz Diane Keaton y la cantante Joan Baez.

Era un budista practicante

En 1974, Steve Jobs realizó un viaje de 7 meses por la India en busca de la iluminación espiritual. Fue entonces cuando se convirtió en budista.  "Recordar que uno va a morir es la mejor forma que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay motivo para que no sigas a tu corazón", declaró Jobs en su famoso discurso en la ceremonia de graduación de Stanford, en 2005.

Conoció a su hermana biológica a los 27 años

Jobs conoció a su hermana biológica menor, la popular ensayista y novelista estadounidense Mona Jandali —conocida como Mona Simpson—, cuando ya tenía 27 años, y mantuvo buenas relaciones con ella durante toda la vida.

Según declaró la escritora en la ceremonia en memoria del cofundador de Apple, el amor era "su virtud suprema, su dios de los dioses", y era "como una niña por la cantidad de tiempo que pasaba hablando sobre el amor". Cabe señalar que la novelista hasta dedicó su famoso libro A cualquier otro lugar a su madre, Joanna, y a Steve Jobs.

Tenía un salario anual de tan solo 1 dólar

El cofundador y accionista de una de las empresas informáticas más exitosas de la historia cobró un salario anual simbólico de un dólar desde 1997.  "Gano 50 centavos al año por venir [a la oficina] y otros 50 centavos por mi desempeño", declaró irónicamente.

Las últimas palabras de Jobs

El legendario empresario murió el 5 de octubre de 2011, tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas. A pesar de su diagnóstico, Jobs usó la acupuntura y experimentó con dietas vegetarianas, hierbas medicinales y otros medios de medicina alternativa en vez de someterse a cirugía.

"Steve Jobs sucumbió a la enfermedad más rápidamente por su negativa a usar la medicina convencional. Si el cáncer de Steve Jobs hubiese sido retirado quirúrgicamente poco después de su diagnóstico, él podría haber sobrevivido sin efectos secundarios", declaró más tarde el médico de Harvard Ramzi Amir.

Las últimas palabras de Jobs en su lecho de muerte fueron "¡Oh guau! ¡Oh guau! ¡Oh guau!", reveló la hermana del gurú de la tecnología.

///