Diciembre 12, 2019

Toribio Tapia, el Kollaguaya boliviano más reconocido

En la década de los 60, “era prohibido hablar de medicina natural,  peor de ser naturista. Los metían a la cárcel por ejercicio ilegal de la medicina”. Hoy Toribio Tapia Valencia es uno de los médicos naturistas más respetados de Bolivia. Pide que lo llaman kollaguaya, que es diferente a kallaguaya.


Sábado 5 de Mayo de 2018, 2:00pm




La Paz, 05 de mayo (Soledad Mena, Urgentebo).- Toribio Tapia Valencia fue entrenado desde sus siete años. Hoy, 81 años después, recuerda aún aquellas lecciones que recibió de su familia y de su comunidad. Cómo no mantener viva la memoria, si él es uno de los más reconocidos “kollaguayas” en el mundo. Viajó por el planeta para enseñar el valor de la medicina naturista y en su consultorio de la ciudad de La Paz recibe la visita de extranjeros que llegan para ser atendidos por él.

toribio.tapia_.JPG

El médico naturista Toribio Tapia Valencia (foto: Alejandro Carrasco, Urgentebo)

“Empecé recogiendo yerbas en las pampas y llanos guiado por mi abuelo Cecilio Mamani”, recuerda el naturista.

Cuando cursaba la secundaria en la Unidad Educativa San Simón de Ayacucho se le presentó una beca para estudiar en la carrera Médico Samaritano Naturista en Santiago de Chile. Cuando regresó a Bolivia para ejercer la medicina natural no pudo hacerlo, porque estaba prohibido, allá por en la década 60.

“Era prohibido hablar de medicina natural,  menos podías hablar de medicina tradicional y peor de ser naturista. Los metían a la cárcel por ejercicio ilegal de la medicina”.

Siguió preparándose, salió bachiller. Luego ingresó a la Facultad de Medicina  y después se fue Habana Cuba para estudiar un doctorado, sobre manejo de hierbas medicinales y alimenticias, además de masajes con las máquinas.

Gracias a las atenciones que ofreció, el Dr. Tapia Valencia se hizo conocido a nivel internacional en la medicina “kollaguaya”, en Cuba recibió el título Doctor Honoris Causa. También le invitaron a España, Alemania, Finlandia, países de África, Noruega. Fue a Caracas (Venezuela) para atender a militares e incluso le invitaron a quedarse, pero no aceptó porque prefiere trabajar y vivir en Bolivia. “Me invitaron a Alemania y allá vi que los hospitales son grandes, acá no tenemos así”, dijo.

Ingresó a trabajar en  Radio Televisor Popular (RTP),_ cuando era dirigido por el carismático comunicador Carlos Palenque Avilés_, para atender personas de bajos recursos económicos.

También se metió en la política, fue el primer diputado naturista en el periodo legislativo 1997-2002 bajo el principio del  katarismo. Promovió la ley de la medicina tradicional

“Hemos peleado  para que exista, para que sea oficial la medicina tradicional en Bolivia y en el mundo. Ya hay una ley, pero esa ley no está bien reglamentada. Estoy esperando que entre otro gobierno para sanearla y para crear una Universidad de Medicina Natural”.

Practica la medicina tradicional, desde hace 58 años. Tiene un consultorio en su casa ubicada en Villa Copacabana, donde ofrece atención personalizada a sus pacientes, para que cumplan con todo el proceso  del tratamiento (hidroterapia, masaje, infusiones).

Entre septiembre y octubre recibe pacientes alemanes,  españoles, ingleses y franceses. Tapia asegura que los extranjeros le dan más crédito a la medicina natural. 

Vienen con exceso de peso, problemas en el corazón y los riñones, debido a su vida sedentaria. “He atendido a muchos pacientes extranjeros. Han traído enfermos desde Alemania y ellos cuando vuelven en mejores condiciones lo difunden la gente y otros vienen al país”. 

Entre los bolivianos acuden comerciantes y profesionales que no hallan cura en los hospitales y clínicas.

Prepara infusiones con las plantas que cosecha en su jardín donde tiene plantado el Botón de oro, que sirve para tonificar los músculos, la Rosa té para mejorar la visión, el Cedrón para limpiar el corazón; la Retama contra la bilis, la vesícula e hígado o el Tilo para contrarrestar el insomnio, entre otras hierbas.

toribio.tapia_.2.JPG

El médico naturista Toribio Tapia Valencia (foto: Alejandro Carrasco, Urgentebo)

 Aclaró que él practica la medicina “kollaguaya” y no  kallaguaya  a quienes considera brujos y adivinos. Kollaguaya es la persona que se dedica  la medicina naturista.

Tiene 81 años, pero se lo ve joven, para mantenerse así,  se cuida con una buena alimentación consistente en frutas y verduras. Su objetivo es llegar a cumplir hasta los 100 años de edad aplicando la filosofía de desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como mendigo.