Agosto 08, 2020

El boliviano Manq'a está entre los 100 mejores proyectos de una plataforma mundial

“El proyecto en Bolivia es un microcosmos de cómo la comida puede convertirse en un punto de entrada para la sostenibilidad, la salud, la creación de empleo, la protección social y la renovación del orgullo cultural, dice Erik Rasmussen, fundador de Sustainia.


Lunes 13 de Junio de 2016, 7:15pm




La Paz, 13 de junio (Urgentebo).- Manq’a, el proyecto de cafetería y cocinas que se ha lanzado en Bolivia, ha sido incorporado en la clasificación de los 100 mejores proyectos de Sustainia, una plataforma mundial de colaboración para la construcción de un futuro sostenible.

“El proyecto en Bolivia es un microcosmos de cómo la comida puede convertirse en un punto de entrada para la sostenibilidad, la salud, la creación de empleo, la protección social y la renovación del orgullo cultural. Muestra cómo la comida puede ser una alternativa exitosa para hacer frente a una serie de desafíos complejos e interconectados y nos da la receta de los sistemas alimentarios del mañana. Sistemas alimentarios que no sólo sean sostenibles y saludables, sino también el punto de partida para sociedades resilientes” afirmó Erik Rasmussen, fundador de Sustainia.

El proyecto Manq’a, que significa comida en aymara, es un proyecto de Melting Pot Bolivia, creado con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la comunidad alteña dentro de principios de equidad de género, interculturalidad y soberanía alimentaria, es una iniciativa de Melting Pot Bolivia.

Manq’a sigue la filosofía de proyectos como la “Escuela GUSTU”, aplicando métodos y modelos de enseñanza-aprendizaje con un 20% de teoría y 80% prácticos. Cada escuela es a la vez un comedor cuyo objetivo es brindar a los estudiantes herramientas para desarrollarse en una nueva ocupación gastronómica, mejorar la alimentación de los pobladores de la zona a través del uso adecuado de los ingredientes locales y mejorar los hábitos de consumo familiar.

manq'a2.jpg

Alumnos de la escuela Manq'a

Sustainia publica anualmente SUSTAINIA 100 (patrocinado por Realdania), una guía que identifica proyectos, iniciativas y tecnologías a la vanguardia de la innovación sostenible, para presentar las 100 soluciones más innovadoras, escalables y prometedoras a los desafíos y problemas más apremiantes a nivel mundial. Las innovaciones son evaluadas por expertos en sostenibilidad independientes de 20 organizaciones internacionales de investigación, que seleccionan a las 100 mejores de un total de más de 1.200 soluciones identificadas en 188 países de todo el planeta.

“El SUSTAINIA100 nos muestra que las soluciones más atractivas y exitosas hacen frente a múltiples desafíos y objetivos globales de una sola vez" afirma Morten Nielsen, director general de Sustainia.

Desde soluciones de salud que abordan el cambio climático hasta productos energéticos renovables que alivian la desigualdad de género y programas educativos que valorizan el patrimonio alimentario de las naciones, la publicación de este año presenta 100 soluciones que responden a desafíos globales abordados a través de Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre las que se ha incluido a Manq’a, Cafeterías y Escuelas de Cocina que la fundación Melting Pot e ICCO Cooperation implementan en Bolivia:

“El proyecto en Bolivia es un microcosmos de cómo la comida puede convertirse en un punto de entrada para la sostenibilidad, la salud, la creación de empleo, la protección social y la renovación del orgullo cultural. Muestra cómo la comida puede ser una alternativa exitosa para hacer frente a una serie de desafíos complejos e interconectados y nos da la receta de los sistemas alimentarios del mañana. Sistemas alimentarios que no sólo sean sostenibles y saludables, sino también el punto de partida para sociedades resilientes” afirmó Erik Rasmussen, fundador de Sustainia.

Por su parte, Conny Toornstra, Directora Regional de ICCO Cooperación, afirma que “en Bolivia la gastronomía es un motor para el desarrollo de las economías rurales, donde consumidores y productores se conectan a través de las cocinas locales que representan la identidad de la cultura alimentaria y la riqueza de nuestra biodiversidad, constituyendo el Patrimonio Alimentario Regional de nuestro país. Son los cocineros y chefs los portadores de este patrimonio quienes, a través de la transformación de los alimentos, generan procesos de desarrollo donde los productores proveen alimentos saludables y los consumidores reciben un producto de calidad con identidad regional. Por ello, la formación de estos cocineros y chefs en el marco del respeto al producto local y al productor que lo hace posible es fundamental”.