Marzo 31, 2020

El Gobierno de Bolivia acuerda con la CIDH una nueva investigación sobre Sacaba y Senkata

“En criterio de la Comisión, estos hechos pueden caracterizarse como masacres dado el número de personas que perdieron la vida en un mismo modo, tiempo y lugar, y a que se cometieron en contra de un grupo específico de personas”, señala en sus observaciones preliminares hechas públicas hace unos días, luego de que un grupo de la CIDH hizo entrevistas en diferentes puntos del país.


Martes 17 de Diciembre de 2019, 8:45am




La Paz, 17 de diciembre (Urgente.bo).- En una reunión realizada este lunes en Washington, la misión boliviana dirigida por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), encabezada por Paulo Abrao, acordaron la apertura de una nueva investigación sobre los hechos acaecidos en la localidad de Sacaba (Cochabamba) y el barrio de Senkata (El Alto) tras la renuncia del expresidente Evo Morales.

“Una comisión más amplia será enviada en enero próximo para hacer un trabajo de campo más exhaustivo. La comisión contará con un equipo técnico en el que habrá peritos balísticos, investigadores científicos y forenses de otras especialidades”, informaron fuentes que fueron parte de la misión boliviana.

El envío de una comitiva, integrada por especialistas forenses en diferentes campos, fue el resultado del encuentro en la sede de la Organización de Estados Americanos (Washington) entre las autoridades bolivianas y las de la CIDH, luego de que un informe preliminar concluyó que hubo “dos masacres cometidas en Sacaba y en Senkata, los días 15 y 19 de noviembre, respectivamente, en las cuales perdieron la vida por lo menos 18 personas” y que el gobierno de la presidenta Jeanine Añez calificó parcializado y sin argumentos objetivos.

“En criterio de la Comisión, estos hechos pueden caracterizarse como masacres dado el número de personas que perdieron la vida en un mismo modo, tiempo y lugar, y a que se cometieron en contra de un grupo específico de personas”, señala en sus observaciones preliminares hechas públicas hace unos días, luego de que un grupo de la CIDH hizo entrevistas en diferentes puntos del país.

El equipo de la CIDH trabajó en Bolivia del 22 al 25 de noviembre, tiempo en el cual visitó las ciudades de La Paz, El Alto, Sacaba y Cochabamba. De acuerdo con los datos obtenidos por este medio, la nueva comisión investigadora dispondrá de mayor tiempo para hacer el trabajo de campo, realizar las entrevistas con las diferentes partes y las investigaciones necesarias, pues la administración de Añez rechaza que se hayan cometido masacres.

Hace unos días, Karen Longaric, canciller del estado plurinacional de Bolivia, calificó de “sesgado” dichas conclusiones preliminares y planteó que se procedan con las investigaciones concurrentes para llegar a la verdad de los hechos.

En ese sentido, la misión boliviana y la CIDH acordaron que la investigación también será prospectiva; es decir, no solo abarcará los hechos ocurridos en los meses de octubre y noviembre, cuando el conflicto electoral llegó su cénit, sino que incluirá al contexto que se originó en septiembre pasado, según las autoridades bolivianas.

“Lo que se hará es un nuevo informe, porque el trabajo del anterior equipo de investigación tenían carácter limitativo; en cambio, la nueva investigación será amplia y tendrá trabajo de campo; contrastará la información”, explicaron las fuentes.

La CIDH enviará al equipo de investigadores en enero próximo y no en los próximos días, porque se acordó que la comisión sea conformada con especialistas de primer nivel, con amplia experiencia. Por su parte, el gobierno boliviano aseguró que ofrecerá la más amplia colaboración para dicho trabajo.

////