Septiembre 15, 2019

Ingenios se proponen producir 9 millones de quintales de azúcar, incluso para exportar

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sostiene que es vital que haya libertad irrestricta para la exportación del excedente de azúcar que queda en stock.


Lunes 23 de Mayo de 2016, 3:45pm




Santa Cruz, 23 may (Urgentebo).- Los ingenios azucareros del Norte Integrado, Guabirá, Unagro, San Aurelio y Aguaí apuntan a ampliar la producción de azúcar de 2016 a nueve millones de quintales para abastecer el consumo externo y la exportación.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sostiene que es vital que haya libertad irrestricta para la exportación del excedente de azúcar que queda en stock.

La zafra cañera ha comenzado de forma paulatina desde el 18 de mayo. Unagro y Guabirá fueron los primeros en iniciar el trabajo de la cosecha y molienda y fueron seguidos por San Aurelio y Aguaí.

Guabirá tiene como objetivo el moler 2,3 millones de toneladas de caña de azúcar para producir más de 3 millones de quintales azúcar y 69 millones de litros de alcohol.

Unagro prevé trabajar con más de 3 millones de toneladas y producir 3,3 millones de quintales, San Aurelio 2,5 millones de quintales, y Aguaí 2 millones de quintales.

En el trabajo de molienda participan más de 5.000 zafreros y cañeros según el dato de la Federación de Cañeros de Santa Cruz.

 “El norte integrado se reactiva económicamente durante todo el tiempo de zafra la actividad es constante y más de 5 mil familias se ven beneficiadas con la actividad”, aseguró Rodríguez.

La molienda dura 164 días, lo que incluye la producción de azúcar y alcohol  según, aseveró el presidente del ingenio Guabirá, Carlos Rojas.

STOCK SIN SALIR

De momento se tienen estocados un millón de quintales y el Gobierno ha autorizado la exportación del 25% de ese acumulado, aunque el sector pide que la liberación se amplíe a la totalidad, según explicó el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Julio Roda.

“Eso es un avance, ayuda; pero no resuelve, porque tener esta cantidad de mercadería acopiada por tanto tiempo significa en primer  lugar un costo financiero para los dueños del azúcar, segundo significa iliquidez para el que ha arriesgado y ha invertido, en este caso el  cañero es el que ha tenido que hacer contratación de zafreros, de maquinaria, de transporte, etc”, .

Para los cañeros ese costo financiero es una merma de su utilidad, de su ganancia pero al mismo tiempo la imposibilidad de tener recursos para afrontar compromisos.

Otro perjuicio para el productor es no poder tener un flujo de exportación que sea continuo en el tiempo, “ya sabemos lo difícil que es conseguir clientes en el exterior y peor cuando se lo pierde por una situación como está”, acotó por su parte Rodríguez.

MAYOR PRODUCCIÓN

Los productores piden afirman que incluso están en la disposición de adicionar 4 mil toneladas de azúcar que implica al menos 350 mil quintales más.

Ese adicional servirá para la exportación aprovechando las posibilidades que existen en los mercados de Argentina y Brasil donde la demanda subió por pérdidas debido a desastres naturales y las bajas de precio en el mercado internacional.

/////////