Agosto 03, 2021

La Universidad Privada Boliviana consolida su liderazgo en tiempos difíciles

Después de un año de aprendizaje y adversidades, la universidad está lista para encarar un nuevo ciclo tuitivo, con la experiencia adquirida y con los beneficios de haber realizado inversiones cruciales para el futuro de sus estudiantes.


Sábado 13 de Febrero de 2021, 1:15pm






La Universidad Privada Boliviana (UPB) se prepara para arrancar un nuevo año de estudios tras afianzar su posición como el mejor centro privado de estudios superiores del país. Prueba de ello es su respuesta eficiente y responsable a la pandemia mundial, activando un novedoso modelo académico multimodal y ofreciendo becas de estudio en todo el país para que los estudiantes destacados puedan acceder a su tuición.

Por otra parte, la UPB ha alcanzado una excelente repercusión en rankings especializados, tanto a nivel nacional como internacional. Así también, la fuerte inversión realizada en infraestructura ha demostrado sus frutos. Los tres campus, localizados en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, están equipados con aulas bimodales, diseñadas para brindar clases online a ser combinadas con encuentros presenciales, que podrán ser accedidas desde toda Bolivia.

Si bien el año 2020 implicó un proceso de aprendizaje, la UPB ya contaba con sólidos cimientos en términos de tecnología, de conocimiento y de optimización de su modelo pedagógico. Este año que comienza se presenta como una oportunidad de asentar y de aplicar este acervo partiendo de la constatación básica de que el nuevo modelo multimodal ya no podrá ser desplazado.

Desde luego, esto no podría realizarse sin un plantel docente de primera, preparado para enfrentar esta transición, atendiendo a estos nuevos factores: “El plus que tienen nuestros profesores es que tenemos identificados sus perfiles. Sabemos cuáles son los docentes que hace investigación, sabemos cuáles son los profesores que están dedicados a pensar el proceso educativo aplicado a sus tareas de conocimiento. Y también sabemos cuáles son los profesores que llevan su experiencia profesional a las aulas”, aseguró Alberto Sanjinés, Vicerrector del campus de Cochabamba.

A partir de estos lineamientos, la casa de estudio se ha planteado nuevos retos, que pueden resumirse a partir de tres puntos. Para empezar, la UPB apunta a que sus alumnos tengan una alta motivación para aprender. Así también, optimizará la eficacia docente, que consiste en que los objetivos académicos de cada profesor sean alcanzados hacia el final de la cursada. Por último, se prestará especial atención a la competencia emocional, un factor imprescindible que en tiempos recientes ha cobrado un cariz distinto por la situación de encierro y ansiedad a la que se enfrenta la sociedad actual.

“Los jóvenes nos han demostrado que tienen una capacidad de adaptación infinita. Tanto en los conflicto del 2019 como en la situación del año pasado, han mostrado una gran capacidad de resiliencia y una resistencia a la presión”, afirmó Sanjinés.

Ya están abiertas las inscripciones para este año. Para mayor información, puede visitar las plataformas de redes sociales o la página oficial de la Universidad Privada Boliviana: https://www.upb.edu/

///