Junio 16, 2021

Militar quedó con discapacidad tras ser torturado, después de 15 años, la familia aún pide justicia

“Varias veces hemos tratado de conseguir ayuda en el Ejército, hemos creído en la justicia militar (…) el Ejército en vez de castigar a los torturadores y ayudar a mi hermano para que se reincorpore o le den algún trabajo, han tratado de darlo de baja para limpiarle las manos al comandante, le dieron de baja a mi hermano”, contó Pedro.


Jueves 13 de Mayo de 2021, 5:30pm






13 de mayo (Urgente.bo).- Erick Pedro Plata Fernández denunció que su hermano Ariel Cristóbal fue torturado por parte de policías militares en 2006. Los golpes y el trauma dejaron a Ariel con discapacidad e incluso con esquizofrenia. Su familia pide justicia, las actas de acusación van en contra de dos personas quienes serían los autores.

 

Erick explicó que las actas de denuncias fueron presentadas ante el Ministerio Público de La Paz, pero las investigaciones no avanzaron debido a que no hay un sumario informativo y porque el principal denunciado que sería Mauricio C. no se encuentra destinado en La Paz, y su paradero se desconoce.

Ariel Cristóbal egresó el 2006 del Colegio Militar, no tuvo problemas, pero cuando inició sus funciones, lo acusaron de la desaparición de algunos objetos. A fin de sacarle información la Policía Militar decidió detenerlo.

“Se les pierde algunos enceres del Hospital Militar donde estaba destinado mi hermano. Mi hermano era comandante de los de seguridad, era comandante de los soldados y él queda arrestado, y en eso tratan de sacar información a  mi hermano, como era el más jovencito, lo detiene la Policía militar”, relató su hermano.

En ese entonces Ariel tenía aproximadamente 26 años.

Torturas

Cuando Ariel  se encontraba detenido por un lapso de 40 días, fue visitado por su madre y su hermano, ambos se percataron que su familiar tenía morenotes en el rostro.  

 “Esa época era todavía miembro de las Fuerzas Armadas (FFAA) no se quejaba de nada, pasa el tiempo, un año y empieza a tener esquizofrenia, empieza a hablar solo”, relató Pedro.

Después del hecho, Ariel tuvo que ir al psicólogo. “Lo golpearon tanto que lo dañaron, quedó con secuelas, siguió trabajando un año así, viviendo con secuelas”.

Esquizofrenia

Erick denuncia que su hermano fue sometido a tortura extrema, tanto que esto le llegó a dañar psicológicamente. Según sus exámenes médicos, se supo que la víctima sufría de esquizofrenia y era paranoico.   Con el pasar del tiempo, Ariel ya no pudo trabajar, ya que no tenía noción del tiempo.

“Mi hermano tiene la mentalidad de un niño de seis años, es como un perrito que haya sido amarrado por militares toda su vida, cuando lo sueltan hasta quiere atacar”, dijo Pedro.

Pese a las pruebas que implicaría a los culpables, el caso no avanzó, mientras que Ariel empeora su estado, según su hermano.

“Ya no había paso atrás para recuperarlo, después con arto tratamiento psicológico y eso, se le hace constar a las autoridades militares quién era el torturador, fue el teniente Gutiérrez y Mauricio Cuellar”, relató Pedro.

"Trataron de limpiarse las manos" 

El hermano relató que los presuntos culpables quisieron hacer firmar un papel a Ariel para que él acepte que estaba involucrado en la desaparición de objetos, pero el documento no fue firmado. 

 “Varias veces hemos tratado de  conseguir ayuda en el Ejército, hemos creído en la justicia militar (…) el Ejército en vez de castigar a los torturadores y ayudar a mi hermano para que se reincorpore o le den algún trabajo, han tratado de darlo de baja para limpiarle las manos al comandante, lo dieron de baja a mi hermano”, contó Erick.

Pese a que se pidió que los expedientes sean entregados a  la justicia ordinaria, el caso quedó estancado. Se enviaron varios documentos de denuncia por tortura. En el caso también estuvo involucrado un teniente de apellido Gutiérrez.

Erick cree que los implicados cuentan con algún tipo de privilegio. Pide que se haga la investigación de los hechos y los torturadores sean puestos a disposición de la justicia.

“A parte de eso existen trabas para que mi hermano, que ya es discapacitado y no existe cura para él, se le haga un trámite para una especie de seguro social, pero se le están haciendo mil y unas trabas, lo peor es que no hay ninguna respuesta”, relató Pedro.