Febrero 20, 2020

"Parásitos: Algo más que simplemente la ganadora del Óscar

El 'thriller' de Bong Joon-ho es la primera película en lengua no inglesa que gana el premio principal y marca un antes y un después en el proceso de globalización de los galardones


Lunes 10 de Febrero de 2020, 4:45pm




10 de febrero (Urgente.bo).- La película surcoreana Parásitos, cinta dirigida por Bong Joon-ho, ha sido la gran triunfadora en la 92 edición de los Oscar al hacerse con cuatro premios: mejor película internacional, mejor guion original, mejor dirección y mejor película. Un galardón, este último, con el que ha hecho historia al convertirse en la primera película de habla no inglesa que lo consigue.

Parásitos es una comedia de humor negro sobre los aspectos más duros del capitalismo salvaje. Es la historia de una familia surcoreana, los Kim, que vive en un pequeño sótano en condiciones absolutamente precarias, que intenta sobrevivir como puede con trabajos temporales.

La suerte les llega cuando el hijo, Ki-woo, haciéndose pasando por un estudiante universitario, es contratado por una rica familia, los Park, como tutor de inglés de su hija adolescente. A partir de aquí, todos los miembros de la familia Kim acabarán trabajando para los Park, con identidades y profesiones falsas y sin reconocer que son familia. Las historias de los Kim y de los Park acabarán mezclándose en una historia trepitante, con intriga, crímenes y humor.

De acuerdo a los críticos Parásitos es una película que rechaza el puro entretenimiento intrascendente, pero que al mismo tiempo evita la seriedad y la falta de ritmo atribuido generalmente al cine de arte y ensayo.

 

La obra maestra está  protagonizada por Song Kang-ho, Lee Sun-kyun, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-shik y Park So-dam. Ya ha recaudado 150 millones de dólares en todo el mundo, lo que constituía un récord histórico a nivel coreano, pero sin duda, con el Oscar, el taquillaje se multiplicará.

La victoria de Parasitos se produjo en un año en el que muchos criticaron la falta de diversidad en los nominados y la ausencia de cineastas. Pero el triunfo permitió a Hollywood cambiar la costumbre y marcar una trayectoria diferente. Bong y el coguionista Han Jin Won se convirtieron en los primeros escritores asiáticos en llevarse el premio al mejor guión.