Septiembre 17, 2019

Pilar Guzmán admite que mintió y que no sabe si el niño existe

Gabriela Zapata fue arrestada en la zona Sur de la ciudad de La Paz el viernes 26 de febrero. Al día siguiente, luego de que pasara la noche en celdas judiciales, su tía de cariño, Pilar Guzmán, salió al frente para anunciar a los medios de comunicación que el hijo del mandatario estaba con vida y que no murió el 2007.


Miércoles 18 de Mayo de 2016, 8:45pm




La Paz, 18 de mayo (Urgentebo).- Pilar Guzmán ha confesado. Quien hasta ayer era una de las personas más allegadas a Gabriela Zapata, decidió revelar que no sabe hasta ahora si existe el niño que supuestamente es el hijo del presidente Evo Morales. Admitió que la expareja del Jefe de Estado le pidió mentir.

“Debo manifestar que cuando estábamos en celdas judiciales con Gabriela, ella me pidió que yo saliera a la prensa señalando de que la vi embarazada y que habría cargado al niño, debido a que alguien le había comentado a mi hija en la calle que corría peligro la vida de Gabriela y en eso en la forma en la que me lo pidió Gabriela me dijo que tenía que declarar que yo había conocido al niño, que lo había alzado y había estado embarazada”, declaró Guzmán a la Fiscalía el martes, según la declaración a la que tuvo acceso el periódico digital Urgentebo.

Gabriela Zapata fue arrestada en la zona Sur de la ciudad de La Paz el viernes 26 de febrero. Al día siguiente, luego de que pasara la noche en celdas judiciales, su tía de cariño, Pilar Guzmán, salió al frente para anunciar a los medios de comunicación que el hijo del mandatario estaba con vida y que no murió el 2007.

“El niño vive, yo lo he tenido en mis brazos. El niño tiene ocho o nueve y está acá (en La Paz)”, declaró a la red televisiva PAT aquel entonces.

Ochenta días después un operativo de la policía la detuvo por inmediaciones de la zona Cristo Rey de la ciudad de La Paz y la trasladó hasta dependencias del Ministerio Público, donde declaró todo lo que sabe.

Guzmán no se limitó a contar a la Fiscalía lo que Zapata le pidió en febrero, sino dio a conocer la preocupación de Eduardo León, William Sánchez y Walter Zuleta, abogados de Zapata, quienes comenzaron a dudar de la veracidad de Zapata.

“Cuando ella ofrece presentarlo al niño, el abogado Sánchez me llamó no sé si era ese día o antes, el me presionó para que yo lo presente al niño y yo le dije que no tenía al menor, que yo no estaba a cargo de él y que desconocía qué iban a hacer”, sostiene Pilar Guzmán.

Esa situación generó, de acuerdo a la declaración,  una serie de dudas entre los abogados de Zapata que insistieron en conocer al menor.

“Precisamente por todas esas dudas hemos empezado a hacer unas averiguaciones con el Dr. León, él nos dijo que teníamos que saber dónde está el niño porque algo raro está pasando, porque Gabriela no demuestra nada, dijo que todos estábamos en peligro”, se lee en la declaración.

Guzmán revela que horas antes de su aprehensión se reunió con León a las 11.00 para comenzar con indagaciones y dar con el niño del que Zapata les había hablado tanto.

“Hemos empezado a querer dar con el paradero de ese niño —dijo—, en base a lo que escuchamos, en lo que pone en internet, en el Face, y además que el Dr Zuleta viajó a Cochabamba precisamente para indagar el paradero un día que me dijo Gabriela  que le llame al Dr. Zuleta”.

Pese al intento que hicieron, no lograron resultados positivos: “No sabemos dónde está el niño, pero en eso estábamos hoy (martes)”.