Enero 25, 2020

El nevado protector está desprotegido

Empresas privadas, cooperativistas y comunarios se apoderaron del nevado patrimonio de los paceños.


Sábado 12 de Octubre de 2019, 9:00am




15 de agosto (Revista Oxígeno- Urgente.bo).- El Illimani está herido. El nevado, el milenario guardián de los paceños, está como una coladera o eso parece por las bocaminas que proliferan en sus faldas y lecho porque en sus entrañas hay oro y otros minerales. “La tierra es para quien la trabaja”, con ese concepto los comunarios de la región han decidido explotar al coloso y en áreas adyacentes. Con cara de “pocos amigos”, apenas dan indicaciones de cómo llegar a la mina más cercana. Para ellos el metal vale más que una vida.

illimani.jpg

Pico Sur del Illimani está la mina Urania

Desde la ciudad, desde donde se observa al majestuoso nevado, uno piensa que el Illimani es un símbolo intocable. Sin embargo, hay quienes afirman que el auge de la minería está en el lugar desde hace más de 50 años, con empresas extranjeras, cooperativas y hoy más que nunca comunarios de lugar, quienes reactivan minas que fueron abandonadas.

Así nos embarcamos al lugar, para realizar un trabajo de investigación, en el marco del Fondo Concursable Spotlight VI de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación que impulsa la Fundación Para el Periodismo con el apoyo del European Journalism Centre.

El nevado Illimani tiene más de un nombre. Los pobladores del municipio de Palca lo llaman de más de una manera, unas veces con términos españoles otras en aymara, como “Jillir Mamani”; también es conocido como “El Resplandeciente”; “Águila Dorada” e “Hijo Mayor”. Forma parte de un gran cordón de nevados de la Cordillera Real. Posee cimas nevadas que se yerguen a 6.438 metros de altitud, constituyéndose en una de las montañas más altas de la cordillera. Su origen se remonta a unos 65 millones de años, es un batolito de 8 kilómetros de longitud que se ve coronado por un glaciar de una belleza extraordinaria considerado por los pueblos andinos un Apu o Achachila protector.

Su imagen es considerada sagrada además de ser considerada como el símbolo y guardián de la ciudad. Cuenta con cinco cumbres de variadas alturas: El pico sur tiene una altura de 6.462 m.s.n.m.; el “Pico del Indio” con 6.130 m.s.n.m.; el pico norte conocido también como “Paris” de 6.402 m.s.n.m., el pico central o “La Paz” tiene 6.280 m.s.n.m. y finalmente el “Laika Khollo” con una altura de 6.159 m.s.n.m.

El 25 de septiembre 2016 se realizó un cabildo abierto en Palca donde las 78 comunidades del lugar se declararon en emergencia ante la presencia de actividad minera en el nevado del Illimani y el Mururata y la presumible entrega de derechos mineros a empresas chinas en esos nevados.

El cabildo dio vida al Comité de Defensa del Illimani y el Mururata con la misión de: Investigar actividades mineras; solicitar información, coordinar inspecciones, gestionar apoyo para conocer a cabalidad la actividad minera e informar a las autoridades sindicales y organizaciones del sector para determinar acciones de defensa del Illimani y Mururata.

“No hay ninguna empresa china en toda esta región. Si algún opositor (afirma eso) que nos diga cuál es la empresa china, nombre y apellido, dónde está, quiero conocer personalmente”. El ministro de Minería, César Navarro, negó que supuestas empresas chinas tengan alguna sociedad o contratos para explotar oro y otros minerales en la zona.

El 26 de febrero, la investigadora del Centro de Documentación e Información (CEDIB) Georgina Jiménez denunció una afectación de 3.200 hectáreas del Illimani por las concesiones de la Compañía Minera Amazonas Bolivia (Comabol). Advirtió que esta es la subsidiaria de Yan Fan SA, filial de Yunnan Chihong Zinc & Germanium Co, miembro de la estatal asiática Yunnan Metallurgical Group Ltd.

Según Jiménez el informe se hizo en base a datos del entonces Servicio Geológico y Técnico de Minas (Sergeotecmin); hasta 2014 esta empresa obtuvo las siguientes concesiones: Las Nieves por 15 cuadrículas, Nieves I por 70, Nieves II por cuatro, Nieves III por dos y Nieves IV por una, haciendo un total de 92. Cada una con la extensión de 25 hectáreas”. Al respecto, el ministro de Minería, César Navarro, afirmó que los datos no eran actuales y que hasta 2016 el 80% de dichas concesiones fueron revertidas. Aseguró que en el 20% restante no hay actividad productiva”.

Han pasado dos años de las denuncias de explotación minera ilegal en el Illimani; no hay información oficial ni actualizada sobre las concesiones autorizadas en el guardián paceño. Autoridades departamentales piden a la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) que proporcione estos datos. Diferentes instancias han realizado inspecciones; sin embargo, los resultados quedaron en el olvido, mientras en el lugar proliferan amenazas.

Emilio Yanahuaya, la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz, en 2016 envió una carta la AJAM solicitando información sobre las empresas mineras que operan en el lugar, además de las concesiones otorgadas.

Sin embargo, dicha instancia respondió, que “de acuerdo a la Ley 535 de Minería y Metalurgia, la información a su cargo no puede ser divulgada de forma pública o a partir de un simple requerimiento de personas individuales o colectivas privadas o públicas”.

Este medio también solicitó un informe y una reunión con el director ejecutivo, Humberto Erik Ariñez Bazan, y pese a seguir los protocolos señalados desde hace dos meses no hubo respuesta al pedido.

La fiebre del oro

Cada vivienda tiene su propia mina en el municipio de Palca. Hasta hace ocho años el río que atraviesa este poblado estaba cristalino y era un atractivo turístico, hoy estas aguas están turbias y elevados promontorios de tierra van frenando su caudal. La actividad es frenética a lo largo del afuente y hasta ha cambiado la fisionomía del pueblo ya que los patios de las viviendas están tapados con toldos, eso se ve desde el camino arenisco, donde no faltan “los guardianes”, un cargo otorgado a los mismos pobladores para que hagan vigilia las 24 horas del día, para evitar que desconocidos se asienten en el lugar.

Es inevitable pasar inadvertido, porque es paso de la ruta para llegar hasta Totoral, la comunidad detrás del Illimani cuyo acceso es por un camino serpenteante, similar al de los Yungas, pero con el clima más seco. Al terreno húmedo se suman piedras que hacen difícil llegar al campamento. Parece una vía inacabable hasta que el vehículo se detiene en una pequeña construcción de ladrillos, y no para hacer un registro sino porque el acceso en vehículos que no sean de la Cooperativa Minera 15 de Agosto está prohibido.

Desde ese punto comienza la caminata de aproximadamente dos horas, rumbo al campamento. Y cuando la escala parece no tener fin, llega el último aliento al ver maquinaria pesada. Allí se construye un puente y detrás está el camino marcado con piedras pintadas de blanco que indican la ruta hacia la comunidad donde descansan las familias cooperativistas, a 3.540 msnm. Entre las señales que abundan en este sector hay una que informa que se ha llegado a la comunidad Bajo Ocobaya, cantón Lambate, municipio de Irupana en la provincia Sud Yungas.

A los costados de la calle principal se mantienen las piedras blancas, parte de los postes de energía eléctrica están pintados de amarillo, mientras que en cada esquina hay un cartel de información básica, como la ubicación de los baños o la pila de agua potable. También existen basureros verdes, amarillos y rojos, de acuerdo con el material de los desechos y un Coliseo donde se aprecia el logo del Ministerio de Obras Públicas.

“Cooperativa 15 de Agosto. Seguridad en todo momento, en todo lugar”, indica el panel que antecede a la tranca. En lo alto, a 4.700 msnm, parecen verse las raíces del Illimani, unas estructuras de piedra enfiladas que dan la impresión de estar cuidando al dios tutelar. Es el lugar donde trabajan 200 personas en la extracción de oro.

¿Entonces? Sí hay minería. Cuando tratamos de ingresar al área, un guardia de seguridad dice que es un espacio restringido y que debemos salir del lugar. Ya luego en La Paz nos informaron que esta cooperativa, llamada 15 de Agosto, realiza trabajo responsable con el medio ambiente, de buenas relaciones con la comunidad y de buena gestión administrativa. Informan que su gestión es resultado de seminarios y charlas impartidas por la empresa Cumbre del Sajama lo que ha permitido que 15 de Agosto haya recibido la certificación de Minería Justa - Fairmined, que permitirá la exportación de oro a la empresa suiza Chopard, que fabrica relojes. Aun así, es evidente el deshielo en la parte trasera del nevado.

Minería inconsciente

A seis horas, retornando a Palca para adentrarse a Cohoni, ubicado a 60 km de la ciudad de La Paz, se encuentra la Mina Urania, ubicada en la comunidad del mismo nombre. Desde las 05.30 camiones se trasladan hasta los campamentos ubicados a los pies del pico sur del Illimani. A diferencia de la cooperativa 15 de agosto, en ésta, las condiciones son precarias, el olor a mercurio es evidente en el agua que por la contaminación tiene un color amarillento y a su paso deja el terreno como si estuviera oxidado.

Esta agua desemboca en el río que abastece a las comunidades Chajja, Mutuhuaya Baja, Zona Zona y Chojahuaya y cuyos comunarios realizaron denuncias sobre la contaminación de la producción agrícola.

Las bocaminas de Urania no pasan de 1.70 metros de altura, sus paredes tienen agua congelada, y respirar en el lugar es casi doloroso. El mal de mina debe pegar mucho más fuerte en el lugar.

“La mina fue del empresario Carlos Aguirre Fuentes, quien en su momento explotó uranio, eso es de conocimiento de la población”, afirmó Nicolás Cussi Poma, vicepresidente del Comité de Defensa del Illimani y oriundo de la zona. En este lugar se extrae wólfram, estaño, hay cerca de 90 comunarios de Urania, que antes eran explotados por el terrateniente, pero, falleció y desde hace 12 años son los comunarios los dueños de la Mina.

Cussi comentó que la empresa está explotando minerales por debajo del Illimani. “Tienen un socavón y llegaron incluso más adentro. Del yacimiento extraen en promedio 30 sacos de mineral una tonelada aproximadamente”.

Complicidad entre los comunarios

 Ya en la parte delantera del Illimani, ingresando por la Comunidad de Pinaya, operan las Cooperativa Minera Aurífera Águila Chica, Cooperativa Minera Aurífera 14 de Septiembre del Illimani Ltda y Cooperativa Minera Aurífera Pinaya Illimani S.R.L., estas últimas solo realizaron “solicitudes” de concesiones, pero aun no fueron otorgadas, según los comunarios.

“Si esta es la realidad, las cooperativas que aún no lograron ninguna concesión minera y menos tienen derechos mineros preconstituidos, tendrían que ser considerados como operaciones ilegales”, sostuvo uno de la región.

 “Empresas de turismo y los lugareños de Pinaya trabajan en complicidad —explica el comunarios de Mutahuaya Baja— Porque en ese sector las minas aparentan estar abandonadas, pero son ellos quienes están reactivándolas, los chinos se adentraron más hacia el norte paceño, pero lo que dejaron está en manos de los ellos”.

 Sin embargo pese a denuncias y cabildos no existe pronunciamiento ni control en el “Achachila” de los paceños, ojalá el desenlace no sea similar a la fábula de la gallina de los huevos de oro, o en una realidad más realista, como la del Cerro Rico de Potosí.

 

Datos reelevantes

  • Faldas del Illimani (Parte delantera del nevado)

Socios de la cooperativa Minera Aurífera 14 de Septiembre del Illimani Ltda y de la  cooperativa Minera Aurífera Pinaya Illimani S.R.L, trabajan con comunarios. Se aprecian socavones improvisados y rústicos, extraen un promedio de 20 toneladas de concentrados de minerales entre los cuales se hallan wólfram, plomo, zinc, oro, antimonio y plata.

  • Fuerte resguardo policial (detrás del Illimani)

Cooperativa 15 de Agosto. Tienen fuerte resguardo policial está ubicada detrás del Illimani y pese a tener certificación internacional son los mismos comunarios quienes denuncian que es donde operan los ciudadanos chinos.

Mina Urania (Pico Sur del Illimani)

La mina Urania y Cerro Negro ubicada en la parte sur y sureste del Illimani respectivamente, contaminan el río de Achojpaya. En el lugar se explota wólfram y estaño, sin cumplir con la respectiva licencia ambiental exigida por las diversas instancias competentes.

 

 

Hay oro debajo de las casas

En el municipio de Palca, la fiebre del oro es el pan de cada día. Con materiales e instrumentos improvisados los comunarios decidieron extraer el preciado mineral como parte de su subsistencia.

Los principales problemas de salud en la región son la desnutrición y las infecciones respiratorias, aunque en los últimos meses han ido en aumento el asma y las lumbalgias, propias de la minería, es la información que dan los comunarios del lugar. Sin embargo, para evitar problemas prefieren mantener su identidad en reserva.

El alcalde René Aruquipa evita hablar del tema ante denuncias de que fue él quien autorizó realizar las excavaciones, salvo debajo de las plazas y centros de salud, e incluso niega que exista minería, pero hay adolescentes que realizan los trabajos de acarreo por Bs 70 por jornada.

 

Contaminación del agua

Las vertientes del lugar desembocan en los principales ríos de las comunidades aledañas al Illimani “En la mina Urania y Cerro Negro se hace la explotación ilegal de minerales. Si bien cuando se dio una concesión a Cerro Negro, se hizo sobre cierta parte del terreno, pero ellos se adueñaron del sector y ahora operan Resguardo de la Tempestad Killman, una empresa extranjera”, dice uno de los comunarios de Mutuhuaya Baja, quien formó parte del Comité de Defensa del Illimani, pero que dejó de hacer reclamos con las autoridades porque lo amenazaron de muerte.

“Dejá de meterte en estos asuntos, porque puede ser peligroso para ti”, recuerda que le dijeron desde Cerro Negro. Hoy sus reclamos van solo para que se cumplan los protocolos ambientales, debido a que en la época de lluvia, el agua que baja del cerro llega contaminada a su comunidad generando pérdidas y contaminando sus alimentos.

El Alcalde de Palca reconoció que este río está siendo contaminado por la cooperativa Cerro Negro, la cual no cuenta con licencia ambiental ni contrato con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), donde se establece, en la décima cláusula, el cumplimiento de las normas de protección del medioambiente.

El pedido de realizar un plan de saneamiento, cristalización y tratamiento de las aguas del río Achojpata a la cooperativa Cerro Negro no fue tomado en cuenta por dicha cooperativa. El secretario de Medio Ambiente de la comunidad de Carapata, informó que acudió a distintas instancias gubernamentales pero no tomó acciones al respecto.

La Universidad de Londres evaluó el Índice de Calidad del Agua (CCA), del 1 al 10 y las de este sector están catalogadas como 8, tiene Zn, Fe, Al, Cd, Mn, Cu, As, Ni, Sb, F, Pb, Co 8 y no es apta para consumo humano, animal o riego.

 

A quien le pertenece el Illimani

La Ley No. 302 de 2012 declaró a la Majestuosa Montaña del Illimani “Patrimonio Natural del Estado Plurinacional”. Las concesiones otorgadas por autoridades del sector a la empresa china para la explotación de minerales y metales en las laderas del emblemático nevado fueron calificadas por el exministro de Minería, Jorge Espinoza, como una “aberración legal”.

Pese a la existencia de la Ley No. 302 promulgada el 26 de octubre de 2012, por la cual se declaró al nevado (Illimani) “Patrimonio Natural del Estado Plurinacional”, se desarrollan actividades mineras debido a que se otorgaron concesiones a empresas para la explotación de minerales y metales en las laderas del emblemático nevado del Departamento de La Paz.

 En 2016, el ministro de Minería César Navarro afirmó que el Gobierno revirtió el 80% de las concesiones mineras que había en las faldas del Illimani. En 2014, la compañía minera Amazona Bolivia SA (Comabol) solicitó la concesión de 70 cuadrículas. La autoridad explicó que algunos bolivianos que son titulares de las concesiones mineras vendieron la propiedad de sus yacimientos o las arrendaban a otras empresas para que realicen los trabajos de explotación.

En ese marco, indicó que se realizarán más de 700 inspecciones en concesiones mineras para verificar el rol productivo. Sin embargo, hasta la fecha no hay información sobre estos informes.

Los socios de las cooperativas del oro afiliadas a la Federación Regional de Cooperativas Auríferas de La Paz (FERRECO) y la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (FECOMAN), y la Federación Nacional de Cooperativas Mineras Auríferas de Bolivia (FECMABOL R.L.), afirmaron que realizan operaciones en el Illimani, así como la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL).

“Existe cooperativa trabajando en el lugar, e incluso se lo hace con las comunidades respectivas, esto para dar además un estilo de vida es estos lugares. Algunas de las minas han pasado a manos de los comunarios por las inspecciones que han realizado”, dijo uno de los socios que prefirió mantener su identidad en reservar Al respecto de los ciudadanos chinos en el lugar, el cooperativista dice que no son solo chinos, también hay alemanes, suizos, pero que operan detrás del Illimani en la Cooperativa 15 de Agosto y Killman en Cerro Negro.

“Desde que se realizaron las investigaciones los ciudadanos extranjeros se adentraron más al Illimani, incluso muchos se fueron hasta el Norte de La Paz”, afirmó.