Noviembre 13, 2019

Karen Torrez va al Mundial de natación en Corea del Sur, con la meta de clasificar a Tokio 2020

“Tengo el objetivo de alcanzar los primeros puestos en las competencias y alcanzar las marcas mínimas para participar en las olimpiadas de Tokio 2020”, destacó la deportista.


Miércoles 17 de Julio de 2019, 1:30pm




La nadadora boliviana Karen Torrez se despide de Bolivia para participar en el Mundial de natación en Gwangju, Corea del Sur. Este torneo se realiza en el país asiático y convoca a las figuras más prometedoras de la natación. La competencia comenzó el viernes 12 y concluye el domingo 28 de julio.

Torrez es una de las máximas representantes de esta disciplina deportiva y sus éxitos le han valido el apodo de la sirena boliviana. Como tal, su lucha constante es la de alcanzar cada vez mejores marcas y superar las metas más desafiantes.

“Tengo el objetivo de alcanzar los primeros puestos en las competencias y alcanzar las marcas mínimas para participar en las olimpiadas de Tokio 2020”, destacó la deportista.

En esta ocasión, la joven tiene previsto competir en las pruebas de 50 y 100 metros libres, los días 25 y 27 de julio, respectivamente.

“Nos sentimos muy contentos al acompañar a Karen Torrez, en un paso importante dentro de su carrera. Hace dos años sellamos nuestro compromiso con atletas para acompañarlos, con nuestro Programa Rexona Atletas, de la mejor manera posible durante todo un ciclo olímpico”, destacó la representante del programa Rexona Atletas, Viviana Puente.

Al respecto, la deportista comentó: “Soy parte del proyecto Rexona Atletas y estoy muy agradecida por el apoyo que tengo. Este soporte me permite concentrarme en las actividades deportivas y es muy bueno para mi carrera profesional”.

Desde 2017, el programa Rexona Atletas apoya a varios deportistas bolivianos. Este patrocinio se extiende por un ciclo, hasta llegar a Tokio 2020. “Gracias a esto he podido concentrarme y entrenar”, señaló la campeona nacional.

En miras del Mundial de Corea del Sur, Torrez realiza una intensa preparación física. “Para llegar a este encuentro deportivo en las mejores condiciones trabajo muy duro. Entreno todos los días en dos turnos; entre las 6:00 y 8:30 y entre las 15:00 y las 16:30”.

“Además del entrenamiento —prosiguió— también voy al gimnasio todos los días; ahí intercalo un día de ejercicios de cardio y, al otro día, hago pesas. Participaré en dos pruebas importantes: 50 metros y 100 metros libres; el 25 y 27 de julio, respectivamente”.

El proyecto Rexona Atletas facilita ingresos para que los deportistas vivan dignamente de lo que les apasiona, otorga recursos para desarrollar un entrenamiento acorde con sus objetivos, brinda oportunidades de participar en diferentes competencias internacionales y nacionales y los motiva para que, además de preparase, culminen sus estudios y se preparen para enseñar a nuevas generaciones.

 

///